“The Girl With the Dragon Tattoo”: Difícil prueba a superar para la versión norteamericana

"The Girl with the Dragon Tattoo" (Niels Arden Oplev, 2009)

Con una producción que está realizada por tres países europeos diferentes, llega la adaptación europea del popular libro de Stieg LarssonThe Girl with the Dragon Tattoo— Título original “Män som hatar kvinnor”. Un thriller perfectamente armado el cual Larsson hizo una trilogía en otras publicaciones. La cinta se basa en una novela negra que se sitúa en un complicado fraude financiero internacional y el pasado mal enterrado de una rica familia industrial sueca a lo largo del siglo XX. A través de su personaje principal, se refiere al clásico ambiente del género de película de suspense y crimen

Un rico industrial llamado Henrik Vanger (Sven-Bertil Taube) contrata a un periodista, Mikael Blomqvist (Michael Nyqvist), para saber qué fue de su sobrina, desaparecida hace nada menos que 40 años. Mikael se junta con una investigadora privada, diferente a las demás, de personalidad dark y presumiblemente bisexual.

Esta es la primera versión que veo de esta obra, en Estados Unidos ya se cocina un proyecto basado en la misma novela de Larsson, liderado por David Fincher (El Curioso Caso de Benjamin Buttom) y esteralizado por Daniel Craig. En este caso el proyecto cae en manos de Niels Arden Oplev quien ha realizado tres largometrajes en Dinamarca, y ahora con esta cinta, alcanza notoriedad internacional. En el cast se encuentran Michael Nyqvist, Noomi Rapace, Sven-Bertil Taube, Peter AnderssonPeter Haber. La actriz Noomi Rapace tuvo una nominación a la Mejor Actriz Principal en los premios a las mejores películas europeas.

"The Girl with the Dragon Tattoo" (Niels Arden Oplev, 2009)

La cinta sueca es un thriller más que decente. Lo dice alguien que no ha leído la novela pero que ha disfrutado de un largometraje que sabe mantener la tensión durante las cerca de dos horas y media que dura. La película te capta y como el buen thriller que es, no te suelta. Se nota la huella de una cinta europea por el realismo que destilan ciertas escenas, que de tratarse de una película americana, se hubieran edulcorado hasta quitarles el dramatismo que requieren.

Por otro lado me ha sorprendido la buena interpretación de un reparto íntegramente sueco. También destacaría la manera en que el film despierta el interés por la dramática historia del personaje femenino principal, de la que se apuntan algunos detalles, pero dejando la miel en los labios y preparando a los espectadores para las secuelas que están por venir.

Habrá que esperar el estreno en latinoamérica de las películas que siguen esta valiente adaptación, que al menos aquí en este lado del mapa, nos preparan ya para la versión que se preparara en USA. Y suponiendo la distribución, llegarán a lo largo del 2011 por lo menos, aquí en México. Bueno ahora tengo una tarea pendiente, leer por mi toda la saga de Larsson y esperar la propuesta estadounidense, espero que tenga por lo menos, la calidad de esta cinta que me mantuvo impaciente al verla. Gran cinta de corte europeo.

****1/2 /5


Texto publicado en Extracine el día 19 de Agosto por Gustavo Barrientos.

 

Anuncios

El Príncipe de Persia

Príncipe de Persia

Príncipe de Persia, Prince of Persia, Dir. Mike Newell, 2010

Ambientada en la Persia medieval, “Prince of Persia” narra la historia de un príncipe aventurero (Jake Gyllenhaal) que une sus fuerzas con una misteriosa princesa rival (Gemma Arterton) con el fin de detener a un cruel dictador que pretende desatar una tormenta de arena que podría acabar con el mundo entero. En este intento, la alianza cometerá un error, desatando las Arenas del Tiempo, que destruyen un reino y transforman a sus habitantes en feroces demonios… Adaptación al largometraje de la saga de videojuegos del mismo nombre.

La película tiene un comienzo muy bueno, cosa que hace que te metas de lleno desde el principio en su desarrollo. A partir de aquí, la historia se vuelve “demasiado típica”, con clichés propios de este tipo de aventuras: chico pobre con suerte consigue lo imposible, encuentra chica guapa y deberá detener el fin de los tiempos contra un archienemigo.
Las escenas de acción están perfectamente recreadas, con un muy buen uso de la cámara lenta.

Prince of Persia

El salto a la gran pantalla de una de las sagas videojueguiles más famosas de todos los tiempos, encontramos el sello Jerry Bruckheimer, maestro pirotécnico por excelencia, y ya sea dicho, una garantía bastante sólida cuando hablamos de blockbusters. Un valor fiable no sólo por la cantidad de capital que puede poner como soporte para sus proyectos, sino también por saber rodearse de gente por lo menos competente. En esas aparece Mike Newell, eterno director de ‘Four Weddings and a Funeral’ (un antecedente en clara discordancia con el encargo que ha llegado a sus manos este año) pero que no obstante con ‘Harry Potter and the Goblet of Fire’ ya probó suerte en el terreno del entretenimiento de alto standing, y para nada salió mal parado de la experiencia.

Ahora con ‘Prince of Persia: Las arenas del tiempo’, se ha echado el guante a una franquicia que todavía no refleja el boom de juegos intelectualmente estimulantes que ha vivido especialmente la actual generación de consolas, pero que por el contrario es una excelente muestra del espíritu de evasión que tradicionalmente ha caracterizado al sector. Un espíritu con el que el séptimo arte ha congeniado de forma asombrosa desde los ancestrales tiempos de Méliès. Huelga decir que este desierto persa se halla lejos, lejísimos de las enseñanzas del ilusionista parisino. La razón obvia la encontramos en lo exageradamente rápido que ha madurado el cine, lo cual ha hecho que donde antes había la fascinación por descubrir nuevos mundos surgidos de una imaginación completamente desbocada, ahora está el más difícil todavía en una búsqueda desesperada del golpe de efecto para impresionar a un consumidor que a estas alturas de la historia, ya cree haberlo visto todo. Donde antes había magia artesana ahora hay ostentosos truquillos digitales.

A la hora de usar estas armas, salta a la vista que Newell se siente como en un banco de arenas movedizas. No se le nota cómodo ni cuando emula al universo espartano de Zack Snyder ni cuando le tocas a la acción. En efecto, los combates, las persecuciones, las batallas… es decir, todas las escenas en las que el espectador debe agarrarse bien a la butaca, parecen pedir gritos ligeros retoques de montaje, o de configuración en los CGI. Donde el realizador británico se desenvuelve mejor es a la hora de imprimir un ritmo endiablado a la cinta, acortándose así las distancias (aunque siempre desde una posición bastante rezagada) con aquellas joyas contemporáneas del cine de aventuras como lo fueron los primeros ‘Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl’ de Gore Verbinski o ‘The Mummy’ de Stephen Sommers.

Prince of Persia

Que no engañen los primeros compases del filme, en los que se hace una referencia incisiva y directa a la guerra de Irak y las inexistentes armas de destrucción que supuestamente la motivaron. El guión firmado por Jordan Mechner (uno de los principales responsables del videojuego original), Carlo Bernard, Doug Miro y Boaz Yakin tiene por único objetivo el de no dar tregua a la audiencia, masacrándola con un encadenado adrenalínico de grandes proporciones.

Al tener claras estas metas tan “bruckheimerianas”, se eliminan todos los obstáculos que podrían entorpecer esta frenética carrera. Olvídense de personajes profundos, de giros argumentales inesperados o de diálogos memorables… este príncipe no tiene tiempo para detenerse con estas tonterías. Tampoco lo tiene el público para bostezar, ya que en medio de tanto ajetreo, se olvida de las pequeñas imperfecciones antes comentadas, así como de la borrachera narrativa del tramo final, en el que ya no sabemos ni donde estamos. La razón de dicha amnesia es obvia: en este imperio persa reconvertido en parque temático, todas sus atracciones chirrían, pero ninguna se permite el lujo de aburrir. Misión cumplida, gracias por jugar.

* * * / 5

El Secreto de sus ojos | Sorprendente en todo sentido.

El Secreto De Sus Ojos

El Secreto de sus ojos, Dir. Juan José Campanella, 2009

Entrar en el rigor que demanda el cine y la literatura negra, parece servirle al experimentado narrador de historias cotidianas Juan José Campanella, para controlar sus habituales desbordes sentimentales y minimizarlos a certeros chispazos de humor que alternan momentos de intenso dramatismo con risas como válvula de escape.

Campanella hace un apabullante retrato de lo cotidiano. Invita al espectador a presenciar momentos de la vida de sus personajes, que aunque, como público, sólo conozcamos desde hace unos minutos, nos bastan para sentirnos completamente dentro, cómplices de esos momentos. Nos son conocidos y están retratados de tal manera, que te olvidas de que estás en una película y penetras directamente en la piel de los personajes.

Y es tal la complicidad entre todos los actores, que el realizador consigue que se contagie al espectador, de tal manera que si los personajes se entienden entre ellos sin necesidad de hablarse, el espectador comparte a su vez esa complicidad y también los entiende, sin necesidad de que sus sentimientos se plasmen en un diálogo.

Su última película entrecruza el relato policial con una historia romántica, un funcionario judicial (Benjamín Esposito), quien a punto de jubilarse se empeña en escribir una novela sobre un caso criminal ocurrido en su jurisdicción laboral, veinticinco años atrás: el asesinato impune de una joven inocente. Con enorme solidez narrativa, la historia va y vuelve a través de un cuarto de siglo: la novela que pretende escribir el protagonista conduce a la turbulenta Argentina de mediados de los setenta, con su carga de violencia fuera de control.

Eludiendo los lugares comunes sobre el tema y las limitaciones ideológicas, la trama se mueve entre los dilemas éticos en torno de la justicia y el castigo, al amor y el desgaste del tiempo.

La interpretación de Ricardo Darín y Soledad Villamil está por encima de cualquier calificativo. Esta pareja no actúa, vive y consigue que el espectador viva con ellos. El resto de los actores también lo consiguen, sólo que tienen menos peso y menos metraje.

El Secreto de sus ojosCampanella mezcla en “El secreto de sus ojos” varios géneros — thriller, intriga, drama y sus irrenunciables y gozosos toques de comedia —, perfectamente ensamblados y dosificados para ofrecer una película muy completa y de enorme riqueza visual. Una historia de terror sobre las injusticias de los poderosos, la impunidad de personas mediocres amparadas por el poder ciego y la tiranía burocrática.

Sustentado en un guión excelente, una destacada fotografía, montaje y dirección de arte, “El secreto de sus ojos” conforma una de las mejores películas del cine argentino del último tiempo aunando solidez artística y complacencia de público.

Una historia de amor sobre las ocasiones perdidas, sobre las palabras no dichas en su momento que te remuerden la conciencia durante el resto de tu vida, sobre amargas despedidas en la estación y sobre máquinas de escribir a las que les faltan letras.

Una historia que todos deberían ver porque a todos nos falta alguna letra o tenemos algo de lo que vengarnos.

***** / 5

Crítica escrita por Gustavo Barrientos para EXTRACINE el día 14 de abril del 2010

¿Y dónde están los Morgan?

Morgans

Y dónde están los Morgans?, Did you hear about de Morgans?, Marc Lawrence, 2009

 

¿De qué trata?: Meryl y Paul Morgan (Sarah Jessica Parker y Hugh Grant), son una exitosa pareja de Manhattan cuyas “casi” perfectas vidas tienen un pequeño fracaso pues están divorciándose. Pero la locura de su vida romántica no puede ser comparada con lo que van a vivir; ellos son testigos de un asesinato y se convierten en blancos de un asesino a sueldo. Los Federales, protegiéndolos como testigos, se llevan a los Morgan de su amada Nueva York a un pequeño pueblo en Wyoming.

Morgans

Hugh Grant y Sarah Jessica Parker

Las tres películas que el señor Marc Lawrence me han aburrido (Two Weeks Notice, Music and Lyrics), su gracia es muy parca, aparte de que en todas contrata al señor Grant, provocando que siempre, en todas, veamos al mismo Sr. Grant.  La película tiene tan mala dirección que Sarah Jesicca Parker está en Carrie de Sex and the City y Hugh, bueno como ya dije, es Hugh. No hay nada. Ahora la historia es tan seca, es simplemente una pareja que pasa una crisis sentimental y la circunstancia los reenamora, no hay carisma, es pesada y en ratos provoca sonrisas, vaya, hasta Regresa tiene más chispa que esto. Además, todos los buenos chistes aparecen en el trailer por lo que en la película ya son tan buenos chistes.

Morgans

Los Morgan

No voy a entrar a hablar de que las comedias-románticas son previsibles ni nada por el estilo, más que nada porque todas lo son y el espectador debería darlo por hecho. No voy a decir que el final nos lo sabemos todos desde los créditos iniciales porque no debería haber otro y, además, si fuera distinto estaríamos hablando de drama romántico no de comedia-romántica. Pues decir que tiene todos los tópicos del género, sí, pero en esta ocasión son retratados sin la más mínima gracia, no hay posibilidad de reírse en condiciones durante todo el metraje. A pesar de la originalidad del argumento y del gran partido que se le podía haber sacado la cinta se convierte desde los primeros 10 minutos en un constante devenir de escenas y situaciones completamente aburridas y carentes de interés.

Al grano: Comedia aburrida y superficial, no hay propuesta, no hay dirección, no hay nada.

* / 5

El vengador (Law Abiding Citizen)

law-abiding-citizen ¿De qué trata?: Historia de un hombre (Gerard Butler) que, habiéndolo perdido todo, es capaz de cualquier cosa. Es la historia de una venganza, la de un padre y esposo que, diez años atrás, perdió a su mujer y su hija, que fueron brutalmente asesinadas. Ahora los criminales están en la calle por culpa del ayudante del fiscal del distrito (Jamie Foxx) que ha pactado con ellos. Tras descubrirlo, el hombre que perdió a su familia comienza a cometer una serie de asesinatos que nadie parece poder detener.

Thriller de acción ideal para evadirse y para no pensarlo detenidamente, dado que es bastante exagerado en sus circunstancias narrativas, y que no admite por ende un visionado crítico basado en la lógica. Estamos en presencia de una cinta donde las licencias literarias están presentes de principio a fin. Ello se realiza con el afán de conseguir una alternativa cinematográfica que sobresalte y llame la atención al público que busca dejarse llevar por productos de evasión donde las variantes sean aparatosas y desmedidas.

law_abiding_citizen_posters A un hombre le asesinan a su esposa y a su pequeña hija. Al sentirse disconforme con el fallo del sistema judicial, elucubrará un sangrienta venganza que buscará hacer justicia por mano propia. Tenemos a Jamie Foxx como el fiscal de distrito que debe tratar de detener al encolerizado Gerard Butler, el hombre al que le arrebataron su familia y que ahora es un ingenioso asesino (tanto que pareciera ser Houdini o Copperfield en su capacidad de realizar prodigios al servicio de la vendetta), el cual busca hacer escarmentar a todos aquellos que estén directa o indirectamente involucrados con su caso.

Cinemaniablog_law_abiding_citizen Película a la que no hay que analizarla desde el sentido común, pues sus intenciones son las de brindar un pasatiempo donde una exagerada, original y pergeñada revancha se pone en marcha. A principio pareciera ser un filme inteligente y cerebral en la búsqueda de dejar una lúcida crítica hacia el sistema judicial. Pero poco a poco nos damos cuenta de que la cinta va por otro camino, el de querer excitar y brindar un espectáculo furioso y encendido donde el rencor contenido sale a relucir mediante un maquiavélico plan vengativo.

law_abiding_citizen_photo27 Y para ello, nada mejor que ofrecer a la platea una película desarrollada en clave desmesurada y excesiva, que si bien es entretenida, también es menester mencionar que fuerza bastante la credibilidad del espectador y termina siendo impactante, pero desorbitada e inverosímil.
En fin, deben tener en cuenta que este filme no es para aquellos que quieran ver una alternativa sobria y aplomada sobre la fragilidad del sistema judicial. Esta cinta es para quienes no les importe presenciar una película donde el argumento esté hinchado de tantas vicisitudes artificiosas y rebuscadas que buscan impresionar y estremecer la capacidad de asombro.

Por cierto, pequeña pero gran participación de Viola Davis, que con sus pocos minutos en escena, se come a todos en pantalla.

Al grano: Palomera, si. Pretenciosa, si. Predecible, si. Pasarte una hora y media de tu vida pensando como fregados Gerard Butler hace todos esos trucos y verlo tan cabrón, muy disfrutable.

* * 1/2 / 5

Sherlock Holmes

sherlock-holmes Adaptación del cómic de Lionel Wigram, que reinventaba los personajes de Arthur Conan Doyle, convirtiendo a Sherlock Holmes (Robert Downey Jr.) y al Doctor John Watson (Jude Law) en detectives con habilidades para el boxeo y el uso de la espada, respectivamente.

Elemental mi querido cinéfilo, es una película redonda de principio a fin, ambientada a la perfección y que no deja ningún cabo suelto, y nos ofrece 2 horas de un Sherlock que derrocha sabiduría pero también sarcasmo y un Watson que siempre está dispuesto a todo para ayudar a su compañero. Vemos a un Downey Jr. que en verdad viene todo este año con un compañero que también hace muy bien su trabajo, Jude Law, y una, siempre encantadora, Rachel McAdams. Este filme está lleno de acertijos, golpes y unas bromas muy buenas clásico de Guy Ritchie que te mantiene al borde del asiento y con su clásico humor, debo confesar que iba con un poco de miedo al pensar que la combinación de un director post-moderno y un personaje clásico no me convencía, pero lo ha hecho muy bien y el resultado es una película disfrutable al 100% que me ha dejado con muy buen sabor de boca.

jude-law-sherlock-holmes-movie-poster En esta aventura, Sherlock y Watson siguen la pista de Lord Blackwood (Mark Strong), el cual es acusado de matar a jovencitas y formar parte de una secta satánica para así hacerse fuerte. Aquí vemos la clásica lucha de la ciencia por probar los fenómenos “ocultistas”. Después de encarcelar a Lord Blackwood, este es sentenciado a muerte. Sin embargo, regresa de la muerte como parte de su plan de atemorizar a Inglaterra y así poder controlarla. Sherlock y Watson buscan la manera de detener a Blackwood mientras llega a su vida la intempestiva Irene Adler, que mandada por otro enemigo del señor Sherlock, Moriarty (el cual deja línea para una segunda parte y se rumora que sea interpretado por Brad Pitt) busca apoderarse de los planes de Blackwood.

new-sherlock-holmes-photos_290 Lo reconozco totalmente, como "producto" de acción resulta notable, no flaquea en ningún apartado técnico, tampoco desmerecen las actuaciones, aprovecha el actual tirón comercial de Downey Jr, e incorpora a un siempre voluntarioso y eficaz Jud Law, lo malo es que el sello Hollywood pesa demasiado en esta producción, muchos fuegos artificiales para ser esto Sherlock Holmes, sin embargo, hay que verse como lo que es, no es una adaptación literal de la novela original si no del comic antes mencionado, por eso, los personajes pueden parecer diferentes a lo que nos tiene acostumbrado el mismo personaje: Un ser serio, elegante y absolutamente inteligente, en el comic adquiere ciertas capacidades físicas (vistas en el film) que permiten el hecho de que la historia adquiera dinamismo y frescas secuencias de acción.

sherlockholmes_3 Visualmente es una ricura esta película, la fotografía y el arte están absolutamente cuidados. Es un hecho que el productor buscaba dar un producto totalmente cuidado. Guy Ritchie ha demostrado tener una pericia narrativa interesante (Vista anteriormente en Snatch: Cerdos y Diamantes) y que cuando dirigió a su famosa exesposa en Barridos por la marea, muchos, pusimos en duda sus capacidades bajo la cámara, sin embargo, con esta película reconozco que el señor Guy Ritchie tiene una gran capacidad para contarnos historias y mantenernos enganchados a la misma.

Al grano: Disfrutar esta película como entretenimiento es lo mejor que se puede hacer. Buscar al Sherlock clásico en las novelas es lo ideal. Este es la reinvención del personaje, ágil, ameno y fresco.

* * * 1/2 / 5

Identidad Sustituta

Identidad Sustituta, Surrogates, Jonathan Mostow, 2009

Identidad Sustituta, Surrogates, Jonathan Mostow, 2009

¿De qué trata?: Ambientada en un mundo futurista donde los humanos viven aislados en interacción con robots, un policía (Bruce Willis) se verá forzado a abandonar su hogar por primera vez en años para una investigación. Todo comienza cuando dos agentes del FBI (Willis y Radha Mitchell) son asignados para investigar el misterioso asesinato de un estudiante universitario relacionado con el hombre que participó en la creación del fenómeno high-tech de los sustitutos, que permiten a la gente comprar versiones perfectas de sí mismos -en buena forma, guapos, y controlados por control remoto-. Estas máquinas perfectas acaban asumiendo sus roles vitales, de modo que la gente puede experimentar la vida a través de otro cómodamente sentados en el sofá de su casa. El asesinato pone de manifiesto una cuestión: en un mundo de máscaras ¿quién es real y en quién se puede confiar?

Se ha comentado en múltiples ocasiones en referencia a este género que aquellas obras que, presentando una paradoja o una anomalía física o biológica (ciencia), situada en un lugar y un tiempo determinado para narrar una historia en función de unos personajes (ficción), alcancen la reflexión, generalmente sobre la condición humana (filosofía).La tendencia pesimista (con cierre optimista, claro) del cine de este milenio referente al ser humano, no escapa a Identidad Sustituta, que si bien no muestra el Apocalipsis de nuestra especie como especie viva, sí lo hace como especie humana: la máquina vence al hombre, porque el hombre quiere ser máquina.

 El apoyo que ofrecen unos buenos efectos especiales al argumento científico (que resulta convincente cuanto mayor sea el equilibrio entre la imaginación y la verosimilitud), no es suficiente para salvar los papeles a esta producción, que no consigue que sus buenos detalles sean algo más que meras anécdotas en el guión.Toda la perfección humana ¿Qué es lo que puede salir mal? El gancho de ficción viene gracias a un Willis ensangrentado y atormentado que tiene que salvar la vida a un numeroso grupo de seres humanos, no sólo a unos cuantos si no a toda la raza humana. El umbral, o mejor dicho, el hueco que se forma entre nuestro conocimiento limitado y los hechos que acontecen ante nuestros ojos, abre las puertas a la divagación, la exposición de teorías, la formulación de incógnitas. Es la parte más jugosa para el guionista y el escritor. Por desgracia, Jonathan Mostow reduce este jugo a unas lágrimas en un par de personajes y unas cuantas críticas sin dirección a la sociedad de plástico y videojuego. Ni siquiera consigue conmover en su oda a la belleza de la imperfección.

Así que al final la película es una paradoja en sí misma: una crítica a la falta de inquietudes del ser humano, a la mecanización de la sociedad, a la imagen como referente social, realizada con un cine estético, robotizado y mecánico como el que más, al que le faltan todas esas inquietudes que nos parece recriminar.
Al grano: Intento reflexivo que queda en mero entretenimiento palomero.
* * * / 5