Es hora de “Comer, rezar, amar”

eat-pray-love-movie-poster

Comer, rezar, amar” es la historia de una mujer que decide encontrarse “a sí misma”, tras varios fracasos con el amor y la vida misma, a través de un viaje por Italia, la India, Bali e Indonesia. La cinta basada en las memorias de Elizabeth Gilbert, una mujer que aparentemente tenía todo, pero que dentro de si misma tenía un enorme vacío, el cuál nota cuando su mundo se viene abajo. Recién divorciada y ante la disyuntiva de qué camino tomar, Gilbert sale de su acomodada vida y lo arriesga todo, embarcándose en un viaje alrededor del mundo que se convierte en una búsqueda para encontrarse a ella misma.

La película se inscribe en el tan vigente subgénero “made in Hollywood”, de comedia romántica con marcado protagonismo femenino, pero se diferencia en no poner el acento en la frivolidad, el consumismo y el derroche -al estilo de las banales féminas de “Sex and the city”-, sino (aunque con cierta ingenuidad) en una búsqueda interior que incluye una cuota de solidaridad y de misticismo new age.

65fb037a28a25c00_eat-pray-love

Con un generoso presupuesto de 60 millones de dólares, que permite la presencia de megaestrellas como Julia Roberts y del galán español Javier Bardem, la historia transcurre en bellos exteriores turísticos, registrados por la cámara de Robert Richardson, responsable de la fotografía de filmes relevantes, como “El aviador” y “JFK”.

La dirección está en manos de Ryan Murphy (muy conocido por su serie “Nip/Tuck” y recientemente reconocido como Mejor Director en los Emmy por la serie musical “Glee”), quien aquí combina gastronomía, sentimientos y espiritualidad, en un molde que mixtura comedia romántica y manual de autoayuda. Con un anclaje muy fuerte en la mirada de la protagonista (a Julia Roberts le calza muy bien su personaje de divorciada desconcertada), la película también construye escenas planificadas para el lucimiento de los distintos intérpretes secundarios que van apareciendo en el camino: un gurú incompleto y predictivo, un maduro arquitecto tejano con pasado doloroso, una amiga sueca que descubre el amor en su profesor de italiano y la madura administradora de una desordenada pensión romana, entre otros.

Eat Pray Love Movie Stills-1

3Estrellas-tealstar-thumb  3Estrellas-tealstar-thumb 3Estrellas-tealstar-thumb

El vengador (Law Abiding Citizen)

law-abiding-citizen ¿De qué trata?: Historia de un hombre (Gerard Butler) que, habiéndolo perdido todo, es capaz de cualquier cosa. Es la historia de una venganza, la de un padre y esposo que, diez años atrás, perdió a su mujer y su hija, que fueron brutalmente asesinadas. Ahora los criminales están en la calle por culpa del ayudante del fiscal del distrito (Jamie Foxx) que ha pactado con ellos. Tras descubrirlo, el hombre que perdió a su familia comienza a cometer una serie de asesinatos que nadie parece poder detener.

Thriller de acción ideal para evadirse y para no pensarlo detenidamente, dado que es bastante exagerado en sus circunstancias narrativas, y que no admite por ende un visionado crítico basado en la lógica. Estamos en presencia de una cinta donde las licencias literarias están presentes de principio a fin. Ello se realiza con el afán de conseguir una alternativa cinematográfica que sobresalte y llame la atención al público que busca dejarse llevar por productos de evasión donde las variantes sean aparatosas y desmedidas.

law_abiding_citizen_posters A un hombre le asesinan a su esposa y a su pequeña hija. Al sentirse disconforme con el fallo del sistema judicial, elucubrará un sangrienta venganza que buscará hacer justicia por mano propia. Tenemos a Jamie Foxx como el fiscal de distrito que debe tratar de detener al encolerizado Gerard Butler, el hombre al que le arrebataron su familia y que ahora es un ingenioso asesino (tanto que pareciera ser Houdini o Copperfield en su capacidad de realizar prodigios al servicio de la vendetta), el cual busca hacer escarmentar a todos aquellos que estén directa o indirectamente involucrados con su caso.

Cinemaniablog_law_abiding_citizen Película a la que no hay que analizarla desde el sentido común, pues sus intenciones son las de brindar un pasatiempo donde una exagerada, original y pergeñada revancha se pone en marcha. A principio pareciera ser un filme inteligente y cerebral en la búsqueda de dejar una lúcida crítica hacia el sistema judicial. Pero poco a poco nos damos cuenta de que la cinta va por otro camino, el de querer excitar y brindar un espectáculo furioso y encendido donde el rencor contenido sale a relucir mediante un maquiavélico plan vengativo.

law_abiding_citizen_photo27 Y para ello, nada mejor que ofrecer a la platea una película desarrollada en clave desmesurada y excesiva, que si bien es entretenida, también es menester mencionar que fuerza bastante la credibilidad del espectador y termina siendo impactante, pero desorbitada e inverosímil.
En fin, deben tener en cuenta que este filme no es para aquellos que quieran ver una alternativa sobria y aplomada sobre la fragilidad del sistema judicial. Esta cinta es para quienes no les importe presenciar una película donde el argumento esté hinchado de tantas vicisitudes artificiosas y rebuscadas que buscan impresionar y estremecer la capacidad de asombro.

Por cierto, pequeña pero gran participación de Viola Davis, que con sus pocos minutos en escena, se come a todos en pantalla.

Al grano: Palomera, si. Pretenciosa, si. Predecible, si. Pasarte una hora y media de tu vida pensando como fregados Gerard Butler hace todos esos trucos y verlo tan cabrón, muy disfrutable.

* * 1/2 / 5