Al final de los sentidos (Perfect Sense, David Mackenzie, 2011)

Imaginemos un mundo en el que perdemos a disfrutar lo que más nos gusta: los sabores, los olores, la sensibilidad; esta es la premisa de esta cinta protagonizada por Ewan McGregor y Eva Green. Magnífica y original forma de presentar un tema que, lejos de parecer ñoño y melodramático, resulta en “Perfect Sense” estremecedor y tan veraz, que el espectador se vuelve capaz de experimentar lo que los personajes están viviendo como si se hallara dentro de la película.

El hombre lo había perdido todo y la forma de darse cuenta ha sido radical. David Mackenzie, con una bien lograda dirección, nos enseña una vital lección, haciéndonos experimentar progresivamente la angustiosa pérdida de toda percepción sensitiva por una misteriosa e inexplicable epidemia, para centrarnos en lo esencial, lo eterno, y olvidemos lo demás, lo banal y prescindible, como ha debido hacer por fuerza cada habitante de ese decadente mundo imaginario en el que la humanidad se desvanece.

Mi sensación al ver la película fue más bien de exploración de la raza humana que, en este caso se presenta con afán de superación, dado un hecho infausto como pueda ser la pérdida paulatina de los sentidos por una epidemia mundial, con un mensaje final dedicado al amor. A lo largo del filme, el espectador logra adentrarse perfectamente, ya no en el Glasgow donde transcurren los hechos, sino en la situación global y en la angustia que se transmite.

Eva Green convierte en oro cada guión que escoge y Ewan McGregor siempre está como mínimo, correcto. También se agradecen las partes de la voz en off con imágenes de la situación en el resto del mundo para no centrarse solo en la ciudad, muy bien conseguida por una buena fotografía.

Calificación: * * * * / 5

Anuncios

Enamorándome de mi Ex

its_complicated ¿De qué trata?: Jane (Meryl Streep), madre de tres hijos ya adultos, es la propietaria de un restaurante pastelería de Santa Barbara y, tras una década divorciada, mantiene una amigable relación con su ex-marido, el abogado Jake (Alec Baldwin). Pero cuando Jane y Jake tienen que salir de la ciudad para la graduación universitaria de su hijo, las cosas comienzan a complicarse. Una inocente comida lleva a lo inimaginable: un reencuentro. Con Jake casado de nuevo con una mujer mucho más joven, Agness (Lake Bell), Jane se convierte de pronto en "la otra". Y en medio de todo este embrollo se ve envuelto Adam (Steve Martin), un arquitecto contratado para renovar la casa de Jane.

La autora de la cinta repite la fórmula que no le diera mal resultado hace seis años en "Something’s Gotta Give", acompañando la escritura de su propia mano de un guión agridulce lleno de encanto con una interesante y fresca partitura de Hans Zimmer, una más que correcta fotografía, y una elección de reparto y dirección de actores que se convierten en la llave que hace que todo funcione sobre ruedas.

021
La pareja protagonista está en este caso formada por Meryl Streep, la actriz en activo con seguramente mejor currículum y de la que poco puede comentarse -basta quitarse el sombrero-, y por un Alec Baldwin de aspecto fondón que confirma que cuanto mayor es su deterioro físico como galán más maduras parecen sus cualidades interpretativas. Ambos combinan con perfección expresiva momentos de alocada comedia de enredo con reflejos dramáticos interiorizados sobre el amor, el desamor, la pasión, la duda y las huellas que va dejando el inexorable paso de los años. Mención aparte para la vis cómica -no fácil por un papel de reparto con el riesgo de quedar sobreactuado- de un joven John Krasinski, quien consigue el tono ideal para hacer reír al espectador sin resultar grotesco.

Untitled Nancy Meyers Proj.
Esta película sin embargo va algo más allá que sus predecesoras. Además de valerse de un solvente conjunto de actores, apuntala un guión cuidadosamente elaborado que aunque tal vez no pase a los anales de la cinematografía debido a cierto convencionalismo olvidable de fondo, se ve reforzado por una puesta en escena con detalles bastante bien resueltos. Entre los cuales, por citar un par de ejemplos, podría recordarse la escena de la cocina en la que Jake observa nostálgico a su familia esperando la mirada de su ex mujer que sólo llega cuando de espaldas ya sin verla él abandona la casa…; o esa otra secuencia que se cierra casi sin palabras en la última toma de Jane y Jake sentados en el banco del jardín para continuar con un salto de plano en el tiempo al mismo lugar vacío arreciando la lluvia.


Como en la complicada vida, con nuestros complicados amores, desamores, dudas y pasiones, Nancy Meyers nos deja un final abierto tras enseñarnos durante este agradable metraje a sonreír al tiempo que pensamos que en nuestras vidas también todo queda abierto si seguimos caminando al son que marca el inexorable paso de los años.

Al grano: Agradable comedia romántica, opacada por la genialidad de Alguien tiene que ceder, pero que, tiene un encanto tan sabroso y disfrutable.

* * * 1/2  / 5

Regresa

Regresa

Regresa, 2010, Dir. Alejandro González Padilla.

¿De qué trata?: Ernesto (Jaime Camil) es un exitoso empresario mexicano casado con María(Blanca Soto), una hermosa ama de casa que emigró de España. Luego de 7 años de matrimonio ella piensa que él tiene una amante. Las amigas de María le sugieren tener una regresión a sus vidas pasadas para entender mejor su relación sentimental. Cuando la terapista termina la sesión, María no regresa como ella misma sino convencida que es una princesa vasca del siglo XV.

Bueno, Regresa es un producto honesto, es una película romántica que hace que reflexionemos sobre el amor cuando dejamos de luchar por él. La película bueno, es tibia, un tanto plástica pero tiene cierta nobleza. Camil evidentemente sale de Camil y la actuación de Blanca Soto es muy superficial.

El elenco secundario se lleva la película sobre todo Daniela Schmidt y Javier Tolosa, geniales sus personajes. Siempre es un gusto ver a Mónica Huarte. La canción de Noel es hermosa.

Y bueno, hay que ver esta película por como es, un cuento, con una producción honesta y no hay que exigirle más, el guión es manipulador y convencional, si, pero al final es una película tan honesta que sales esbozando una sonrisa.

Al grano: Convencional película mexicana bastante limitada pero que en el fondo tiene cierto carisma atractivo.

* * / 5

Julie y Julia!

julie_and_julia_1-506x752¿De qué trata?: Basada en dos historias reales, la última película de Nora Ephron (Sleepless in Seattle 1993, You’ve Got Mail 1998) Julie & Julia 2009 narra la historia de Julie Powell (Amy Adams), una joven que siente que está desperdiciando su vida y que decide dedicar un año a preparar todas las recetas de “Dominando el Arte de la Cocina Francesa” (Mastering the art of french cooking), clásico libro de cocina de la célebre cocinera Julia Child (Meryl Streep) Así, Julie decide aprender a cocinar a su manera con la legendaria cocinera Julia. Durante el año que supone su experiencia como alumna de Child, escribe cada día sus experiencias en un blog que ganará múltiples adeptos.

            Si bien Nora Ephron no es santo de la devoción de casi nadie, puesto que a pesar de alguna película interesante no ha dejado una gran marca en el séptimo arte, no se puede objetar que el atractivo reparto y ese toque de dulce comedia que inspira la película es una poderosa razón para acercarse a ver Julie & Julia. Lo mejor de la película son sin duda sus actrices: Meryl Streep y Amy Adams vuelven a juntarse tras la fuerza que ambas demostraron en ‘La Duda’, haciendo que Julie & Julia tenga dos de las mejores interpretaciones femeninas del año, dándole un punto a favor para no ser otra comedia del montón. En cuanto a la parte cinéfila se refiere, subrayar el realismo en cuanto a localizaciones y temporalidad se refiere.

1250024714-julie-julia-movie

            La película además posee una narración curiosa, pues cuenta dos historias paralelas y entremezcladas muy parecidas, las de Julie y Julia. Pero no en el mismo tiempo, pues mientras una trascurre en 1949, la otra sucede en el 2002. Más que una comedia romántica, Julie & Julia es un manual sobre la superación personal y el alcance de metas imprescindibles para nuestra satisfacción. En este sentido, se presenta la historia de Julia (Streep), que en los años 50 y siendo extranjera allá donde iba (países o aprendizajes: mujer americana en Europa), superaba las trabas de los prejuicios con tal de exprimir hasta la última gota de su creatividad y de su vitalidad, lastrada además por su incapacidad de tener hijos a los que alimentar. Y en el Nueva York, post 11 – S, Julie (Adams), una treintañera más, perdida en la insatisfacción de una generación destinada a lo superficial, a lo práctico, a lo acomodaticio, que encuentra en el legado de Julia y en su vivaz espíritu, la brújula para reorientar sus pasiones, sus ambiciones y su ansia de vida.

julie_and_julia          Y aunque hacia la mitad del metraje este se vuelve excesivamente repetitivo y no aprovecha historias ya presentes, Ephron tiene tal pulso emotivo en lo dramático y en lo cómico durante la primera mitad, que todo se perdona, más contando con dos actrices tan extraordinarias como Adams y Streep, que asumen el timing cómico y la sensibilidad de la historia. Tal vez Un poco menos de duración no hubiera estado mal, ya que al película se llega a sentir un tanto cansada, desluciendo grados de ese sabor que la sustenta.

Al grano: Lo mejor es ver esta película con el estómago vacío porque al salir de ella, estarás deseando degustar una buena comida o cena. Y para terminar una pequeña frase repetida por Julia Child: ¡Bon appetit!

* * * 1/2  de 5

Sin reservas…

Sin reservas - en Blu Ray

Sin reservas - en Blu Ray

¿De qué trata?: Kate Armstrong (Catherine Zeta-Jones), reputada chef de un restaurante de moda en Manhattan, vive su vida al igual que dirige su cocina: con una intensidad que cautiva y a la vez intimida a la gente que la rodea. Pero la naturaleza perfeccionista de Kate se pondrá a prueba cuando se tiene que hacer cargo de su sobrina de nueve años Zoe (Abigail Breslin), al mismo tiempo que debe lidiar con un nuevo sub-chef que se une a su personal. Nick Palmer (Aaron Eckhart), alegre y bastante irresponsable, es completamente distinto de Kate, sin embargo la química que se da entre ellos es innegable. La rivalidad se vuelve romance, pero Kate deberá aprender a expresarse más allá que en el campo de su cocina, si quiere conectarse con Zoe y encontrar la verdadera felicidad con Nick… Remake norteamericano de la cinta alemana “Deliciosa Marta” (Mostly Martha, 2001).

Catherine Zeta-Jones no suele gustarme, su actuación me parece bastante plana pero hay papeles que simplemente le vienen como anillo al dedo y éste es el caso; Kate es un personaje muy acorde a ella y lo interpreta muy correctamente. La niña Abigail es un derroche de ternura y talento que realmente te conmueve.

Aaron Eckhart encantador y natural como siempre y Patricia Clarkson a pesar de no aparecer mucho muy bien en su papel y destacando con su elegante presencia en escena

Mención aparte la bellísima ambiantación musical de Philip Glass profundizando los momentos dramáticos y amenizando los momentos alegres de manera siempre sencilla pero que se hace notar por su sensibilidad y su manera de exaltar la trama con sus preciosas melodías sin que apenas lo notes.

Aunque no aporte nada nuevo, sabe reinventarse incorporando una linea dramática que aporta mucha ternura al film. Logrando combina r drama y comedia pero de forma sutil, puede que no te rías a carcajadas pero es de las que fácilmente te dibujan una sonrisa en la cara. Y con tanto plato refinado en la pantalla te entran unas ganas de comer.

Al grano: Interesante película muy bien condimentada que al final quedas bastante satisfecho con los resultados. Sin embargo, hay cierto aspectos que le faltó un poco de cocimiento.

* * * 1/2 / 5