Kick Ass!

ddfd ‘Kick-Ass’ (film no apto para menores) gira en torno a Dave Lizewski (Aaron Johnson), un estudiante de instituto que pasa desapercibido por todos, aficionado a los cómics, de dónde saca un día la idea de convertirse en un superhéroe, aunque no tenga superpoderes, no haya seguido un duro entrenamiento y ni siquiera tenga una significativa razón para ello. Pero la vida de Dave cambiará para siempre cuando se encuentre con un par de locos vigilantes -la explosiva niña de 11 años Hit Girl (Chloë Moretz) y su padre, Big Daddy (Nicolas Cage)- y forje amistad con otro joven luchador contra el crimen, Red Mist (Christopher Mintz-Plasse). Y cuando todos se tengan que enfrentar al jefe de la mafia local, Frank D’Amico (Mark Strong), sus alianzas y sus verdaderas habilidades serán puestas a prueba.

Los trabajos de Matthew Vaughn han seguido un hilo conductor, han sido cintas de personajes que se convierten en héroes a pesar de no tener la madurez necesaria para ser héroes. En “Nada es lo que parece” (Layer Cake, 2004) protagonizada por Daniel Craig, el personaje principal realiza una evolución para defenderse de una organización criminal. “El misterio de la Estrella” (Stardust, 2007) es el madurar de adolescente a hombre en un viaje lleno de magia y personajes increíbles. Con esta cinta, Vaughn le da poder al adolescente de soñar y no sólo eso, si no de dejarte con un grato sabor de un cine adolescente bien logrado con muchos toques de comedia negra y gore.

kickass-film-still-01 Lo más destacado es su originalidad. Una especie de Watchmen y American Splendor mezclado. Porque si en Watchmen se planteaba quien vigilaba a los vigilantes, aquí se plantea que pasaría si la gente que admira los comics, películas y videojuegos de súper héroes intentara emularlos, con todo lo que ello conlleva. No todo es glamour, reconocimiento y problemas personales estúpidos (no señalo a nadie hombre araña), aquí los personajes realmente pagan la osadía de emular a sus héroes. Muerte, destrucción familiar y demás tragedias es lo que tienen que asumir los personajes.

Es una obra que deambula entre el homenaje y la parodia sin alejarse del filo de la navaja en la que se apoya para entretener a los amantes del cómic. Dave encarna al típico personaje Marvel en el que sus poderes lo superan. Inspirado en la primera etapa de Spiderman, la cutredad se convierte en arte: un gran poder cutre conlleva una gran responsabilidad igual de cutre. Por otro lado, el traje heroíco de Cage no deja lugar a dudas sobre su paralelismo con Batman y su cruzada particular ante el crímen, apoyado en este film por su hija pequeña experta en artes marciales (Robin).

photo_13_hires Lo gracioso de todo esto es que por fin Nicolas Cage actúa con un mínimo de decencia en un cartel predestinado de antemano al olvido, consiguiendo forjar un personaje carismático. Un héroe. El ritmo y la información que M. Vaughn traslada al espectador durante las distintas secuencias de su película es un acierto. El humor, también presente, se limita a resaltar las obviedades y carencias de unos personajes elegidos para conmover desde el absurdo de sus acciones y erigiéndose como un elegante actor secundario.

Punto y aparte merecen las escenas de acción, rodadas con un ritmo salvaje y con una musicalidad digna de destacar (si vinieran firmadas por Tarantino a algunos críticos se les caería la baba). No se limita en violencia, sangre y determinación. A pesar de estar protagonizada por adolescentes, eso no hace más que desarrollar la sensación de que todo duele más, es más físico.

0415_kick-ass_390x220 Nicolas Cage está bastante bien dotando a su personaje de madurez y poniendo el balance entre tanto adolescente. Mintz-Plasse sigue siendo un gran descubrimiento por el patetismo que inundan todos sus personajes. Mark Strong sigue fascinándome, desde Sherlock Holmes me ha demostrado que tiene gran potencial. Aaron Johnson asume con sencillez y tablas el protagonismo. El resultado final quizás podría haber sido más original, pero igualmente "Kick-Ass" se trata de una de las propuestas más frescas y estimulantes del momento, un western pop cuya mejor ganancia es su independencia del espíritu franquicia que suele ahogar las producciones Marvel. 16kickassspan-1-articleLarge Y no perderos la aparición de una enorme Chloe Moretz, una cría de once años que pelea como Chuck Norris y habla como Harry el Sucio. Sádica, dulce, asesina, madura, un personaje redondo interpretado brillantemente. Ídola total.

Inglorious Basterds….

Inglorious Basterds, Bastardos sin gloria, Tarantino, 2009,

Inglorious Basterds, Bastardos sin gloria, Tarantino, 2009,Resúm

Resumen de la crítica enviada a LA VERDAD para el 11 de octubre.

¿De qué trata?: Durante la ocupación alemana de Francia, Shosanna Dreyfus (Mélanie Laurent) presencia la ejecución de su familia a manos del coronel nazi Hans Landa (Christoph Waltz). Shosanna consigue escapar y huye a París, donde se forja una nueva identidad como dueña y directora de un cine. En otro lugar de Europa, el teniente Aldo Raine (Brad Pitt) organiza un grupo de soldados judíos para tomar represalias contra objetivos concretos. Conocidos por el enemigo como “The Basterds”, los hombres de Raine se unen a la actriz alemana Bridget Von Hammersmark (Diane Kruger), una agente secreto que trabaja para los aliados, con el fin de llevar a cabo una misión que hará caer a los líderes del Tercer Reich. El destino quiere que todos se encuentren bajo la marquesina de un cine donde Shosanna espera para vengarse…

Quentin Tarantino tiene un gran poderío cinematográfico que trenza, sobre diferentes tonos y géneros, un historial fílmico cuya personalidad supera el conjunto que ofrece el mosaico de referencias. No se trata de una conexión directa con el género o el filme, sino el talento y estilo propio del cineasta que se impone estableciendo una nueva visión dimensionada del autor. Es así que Bastardos sin gloria es un filme puramente tarantiniano cuyos orígenes quedan borrados y ametrallados por la cinefilia y la genialidad.

Tarantino realiza su narración mediante capítulos, desgranando situaciones y sucesos que, poco a poco, conformarán un todo hasta desembocar en un final muy coherente y bien atado que transgrede la historia reconstruyéndola mediante una pantalla de cine. Todos los capítulos mostrados forman una unidad perfecta, es delicioso ver los diferentes estilos remezclados y que da enorme riqueza al contenido como los muchísimos detalles que contiene y que seguro se valorarán mejor en posteriores revisiones.

Mélanie Laurent, muy buena actuación...

Mélanie Laurent, muy buena actuación...

Los diálogos, las interpretaciones, las referencias cinéfilas y las esporádicas incursiones de la violencia, en brutales estallidos que consumen y aderezan un dramatismo producido sin prisa alguna, constituyen las herramientas de un director que, con Bastardos sin gloria ha creado una de las películas más interesantes y audaces de los últimos años. Tarantino ha vuelto a demostrar que no hay en él nada conformista y que continúa renovándose a sí mismo, evitando resultar plano y predecible.

Bastardos sin Gloria exhibe a uno de los villanos más maquiavélicos de la historia del cine, el coronel Hans Landa, que construye en la comienzo el leitmotiv de toda la cinta: un simple disparo puede cambiar toda una guerra como si de un efecto mariposa se tratase. No sólo es una representación conocida del concepto del azar sino del conocimiento personal y las experiencias. Es significativo el juego de idiomas en el guión y el pasado que arrastran los personajes como los actos que desencadenan.

La recreación de la Segunda Guerra Mundial no es un retrato de las trincheras, ni del campo de batalla sino de pura negociación (las situaciones en todas las secuencias se resuelven siempre así).

Gran actuación de Christoph Waltz

Gran actuación de Christoph Waltz

Al grano: Bastardos sin gloria es un monumento cinematográfico a la historia del cine. Un acto de amor brutal, combativo y suicida donde la ficción se mantiene de la mano de una realidad que ha impactado a la humanidad.

* * * * * / 5

WOLVERINE….

Wolverine, X-Men Origins: Wolverine, Gavin Hood, 2009

Wolverine, X-Men Origins: Wolverine, Gavin Hood, 2009

¿De qué trata?: Precuela de la película X-Men. Situada 17 años antes, narra los inicios del arma X y la forma en la que Wolverine  se convirtió en mutante. Logan (Hugh Jackman), convertido en un mutante que se hace llamar Wolverine, es capaz de sacar unas afiladas garras; además que cuenta con una fuerza y agilidad sobrehumana, prepara su venganza contra Victor Creed (Liev Schreiber), culpable de la muerte de su novia. Mientras tanto, otros mutantes se acogen al programa X para unir sus fuerzas.

Gavin Hood y Ang Lee tienen el mismo problema, no saben hacer blockbusters. Ambos directores con claras tendencias artísticas e independientes aceptaron dirigir estas películas sobre heroes de Marvel, Hood dirigió esta entrega de “Wolverine” y Lee la fallida “Hulk“. Y lo que tienen ambas películas es que en lo que fallaron son los efectos y la edición.

El guión de David Benioff y Skip Woods está muy bien hecho, vaya, cumple, emociona y te lleva a través de la mente de Wolverine, adentrandote en ese sentimiento de no pertenecer a nada y que te arrebaten todo lo que creias tuyo.  Sin embargo visualmente, la película deja mucho que desear. Y no puede haber error más grande en un blockbuster que los efectos y lo que te es contado no te sea creíble visualmente. Salvo por algunas escenas muy contadas (donde figuran Wade y Gambit).

Wolverine me deja un sentimiento de que me quedaron a deber algo y eso es algo muy frustrante. Se nota la total diferencia que hay entre el X-Mende Bryan Singer con esta película.  Donde en una se disfruta los conflictos, para muchos conocidos, de la discriminación de razas o minorías, en esta se siente puro entretenimiento palomero que no te deja ninguna aportación. Las 3 entregas pasadas de X-Men se caracterizaron por ese sabor de lucha contra las minorias y vale la pena darles un análisis mayor al que proyectan.

Al grano: Favor de darle a dirigir blockbusters a quienes saben dirigirlos y checar el uso correcto de los efectos especiales, De paso, chequen la edición. Todo este conjunto daba para muchísimo, muchísimo más..

* * / 5

La cambiadora de páginas… – El review de la semana para PueblaGay…

La cambiadora de páginas, La tourneuse de pages, Denis Dercourt, 2006

La cambiadora de páginas, La tourneuse de pages, Denis Dercourt, 2006

¿De qué trata? : Melanie (Déborah François) deja de tocar piano a los 10 años de edad debido a la actitud de la Presidenta del Jurado del Conservatorio, la Sra Fouchecourt. Diez años más tarde, Melanie llega a ser la nana de los niños de la Sra. Fouchecourt(Catherine Frot) que, impresionada por su sensibilidad por la música, la convierte en su “cambiadora de páginas”….

Exquisita película francesa sobre una venganza largo tiempo premeditada. La finura pianística del film no le resta incomodidad ni perversidad. Conjuga con elegancia sobriedad e intensidad. La interpretación de las actrices protagonistas es impecable. empezando por una Catherine Frot que se sale de su habitual registro cómico y que consigue hacerte temblar por el devenir de su personaje, y siguiendo por una temible Deborah François, una especie de Virginie Ledoyen dura y sin sentimientos que es toda una revelación.

Película absorbente y entretenida que, colateralmente al tema de la venganza, habla de temas como la insana dependencia hacia las personas cuando uno está mal, o el más insano placer de tener poder sobre otra persona aprovechando sus fragilidades.

La película es una sorpresa. Arranca muy despacito y crece con muy buena letra, y se consolida de forma magistral después de la media hora. Acaba bien, aunque estoy de acuerdo en que no era imprescindible contarlo todo y cerrar la trama a cal y canto; un pelín de incertidumbre nunca cae mal, pero sería injusto devaluar la peli por culpa de esos breves minutos finales. Además, por si fuera poco, el director ha tenido la maestría de meter tijera y dejar la cinta en apenas una hora y cuarto. El tempo de la historia es deliberadamente pausado, y abusar de metraje habría sido un error.

Fina y elegante...

Fina y elegante...

Lo dice el refrán, la venganza es un plato que se sirve frío, y esta frialdad en la ejecución es exactamente lo que refleja el film. Para destruir una vida no se necesitan llamadas destructivas, ni cuchillos afilados, sólo una seducción malsana que lleve al borde del abismo psicológico.

Sin necesidad de explicitar nada podemos palpar la creciente tensión sexual y el clima opresivo que se apodera del film, lástima que finalmente se opte por poner todas la cartas sobre la mesa en un final cerrado que este tipo de película no requería. De todas maneras es más que recomendable verla.

Al grano: Pequeña joyita francesa que destaca por su elegancia visual y por el bien redondeado guión que la forma.

* * * * 1/2 / 5