Nunca me abandones.

Hablamos de una cinta que te deja al final con el estómago vacío. Así de simple. Tuve el error de menospreciarla y me retracto, que aunque tiene un ritmo parsimonioso su encanto está en el drama interno que rodean a los personajes principales. Carey Mulligan siempre cumplidora, destaca por ser el ápice de un triángulo amoroso. Keira Knightley aprovecha que no es la protagonista del film para lucir en un personaje secundario completamente diferente a todos los personajes que se le han visto, como una chica envidiosa y manipuladora mueve los hilos de este drama; Y entre las dos, Andrew Garfield se mueve con un personaje más tímido y tal vez por eso, opacado ante las dos actrices.

Mark Romanek muestra un drama en el que los personajes no tienen salidas a sus predicamentos, son personajes que fueron creados y que tienen un destino marcado, pero que dentro de ese camino a seguir ellos viven con los dilemas de aceptarse como lo que son, y vivir desarrollando sentimientos. Una fábula distópica en la que se nos narra un pasado alternativo en el que las fronteras de la ciencia no están delimitadas por la ética, sino por la matemática del bien mayor. Si bien básicamente es un drama romántico, un triángulo amoroso que sirve de excusa para hablar sobre la importancia de amar y el tiempo que se nos concede para hacerlo, su fin no es otro que el exponer la auténtica naturaleza de unas criaturas que son tan humanas como cualquier persona “normal”; de la nula diferencia que puede haber entre aquello “artificial” cultivado con un único propósito y nosotros mismos, hombres y mujeres que regimos y decidimos sobre nuestras propias vidas.

Es “Never Let Me Go” una obra que se cocina a fuego lento, concediendo valor a los silencios y a la capacidad de observación. Su sensacional fotografía y una melancólica banda sonora contribuyen a crear una ambientación casi de cuento de hadas. Y como en todas estas historias, nada es lo que parece

* * * 1/2 / 5

El Solista…

the-soloist-movie

             El film narra la historia verídica de Nathaniel Ayers (Jamie Foxx), un prodigioso violinista que en su segundo año de conservatorio desarrolló esquizofrenia y acabó viviendo en la calle, en donde fue descubierto por el periodista de Los Angeles Times Steve López (Robert Downey Jr.) en el año 2005. Impresionado por su talento, López escribió una serie de artículos sobre él que lo sacaron del anonimato y le permitieron tocar en el Disney Concert Hall.

             Después de sorprender con películas de época como Orgullo y Prejuicio (Pride & Prejudice) (2005) y Expiación, deseo y pecado (Atonement)(2007), Joe Wright muestra en su tercera película una historia real. El Solista trata de manera entretenida y a la vez profunda problemas de nuestra sociedad y reflexiona sobre cómo adaptarnos a ella. Se ponen en debate valores arraigados en la sociedad actúal como el esfuerzo y el trabajo como motor para conseguir triunfar en esta sociedad. El personaje de Nathaniel Ayers enloquece al no saber controlarse y equilibrar en su justa medida estos valores y acaba obsesionado con mejorar y mejorar.the-soloist

              Esta cinta es una reflexión sobre la responsabilidad, como el personaje de Lopez que no puede estar seguro de si ayuda a Nathaniel o no, decide tras una dura deliberación adaptarse a la sociedad pero creando sus propios valores tras un periodo de derrumbe y negación de todos sus actos como si no tuvieran valor al no poder afirmar con rotundidad que sus actos son correctos y lógicos. Mención aparte el valor de la humildad derrotado en esta sociedad con predicadores de todos los tipos que se creen poseedores de la verdad.

           El desarrollo de esa amistad entre un Lopez buscando aproximarse siempre a Nathaniel y tratando de fabricar un nexo fuerte con él que lo saque de la oscuridad mientras vemos a la vez la maravillosa actuación de Jamie Foxx que se mete en el papel de completo con la apariencia, los gestos, ademanes y las conversaciones a ratos incoherentes y atropelladas de Ayers. Uno parece no estar interesado en el otro al estar sumido en su mundo esquizoide y errático pero envuelto en la belleza de la música que lo trasluce de una manera diferente a como se ve, uno si lo está completamente. Al inicio se tratan de artículos que fluyen y encantan al público, lo que se refleja en un buen trabajo periodístico, tanto que un donante anónimo cede un violincello y un violín a Ayers producto de leer la columna del Times.

            blog-the-soloist7 Sin embargo va progresando el acercamiento entre ambos que se transforma en la esencia de la cinta, ya no se trata de una acuerdo entre una ayuda y una buena nota de redacción, de una buena historia que contar cada cierto tiempo sino de la compasión y simpatía que siente Lopez por Ayers al razonar su fracaso en la vida por circunstancias ajenas a su voluntad, la vida le juega sucio al señor Ayers diríamos frente al hombre que toca en la calle, como un loco suelto en plaza jalando un carrito de compras repleto de “basura” o algo parecido y vestido con ropa estrafalaria, haciendo magia con un viejo violín de la época que tocaba en Cleveland Ohio cuando era visto como un muchacho genio, ahora manifiesta su admirada música clásica con solo 2 de las 4 cuerdas del instrumento y aún así puede producir un sonido que es uno de los mejores que alguien puede interpretar.

Al grano: Excelente paso de películas de época a contemporáneas, Wright demuestra talento en explotar la psicología y la pasión de sus personajes.

* * * * / 5

Vals con Bashir

Vals con Bashir, Vals Im Bashir, Ari Folman, 2008

Vals con Bashir, Vals Im Bashir, Ari Folman, 2008

¿De qué trata?: Documental animado sobre la matanza de refugiados palestinos en Sabra y Chatila (Líbano) en 1982. Una noche, en un bar, un viejo amigo cuenta al director Ari Folman que tiene una pesadilla recurrente en la que le persiguen 26 perros. Cada noche, el mismo número de animales. Los dos hombres llegan a la conclusión de que tiene que ver con una misión que realizaron para el ejército israelí durante la primera guerra con el Líbano a principios de los años ochenta. Ari se sorprende ante el hecho de que no recuerde nada de ese periodo de su vida. Intrigado, decide ver y hablar con viejos amigos y antiguos compañeros dispersados por el mundo entero. Necesita saber la verdad acerca de ese periodo y de sí mismo. Ari escarba cada vez más y sus recuerdos empiezan a reaparecer mediante imágenes surrealistas…

Lo onírico da frescura y virtualidad al realto

Lo onírico da frescura y virtualidad al realto

Vals con Bashir” es un film comprometido, arriesgado, profundamente emocional, que lleva al espectador a su terreno de manera ejemplar. Con un portentoso acabado técnico, se nos educa sobre un hecho histórico que muchos ignorarán, como es la matanza de refugiados en Líbano sucedida en 1982. Mediante un personaje principal, vamos descubriendo su vida, su historia, fundiendo imágenes oníricas con secuencias duras por su intensidad, por su realismo y su veraz forma de mostrar las secuencias. Es un film de animación que trasciende de su “género”: consigue emocionar, es informativo y lo hace de forma neutral, sin intentar modificar la opinión del espectador. No plantea dudas, no las resuelve: sólo muestra las cosas como fueron y es el espectador quien debe decidir.

El complejo de culpa, tema judaico donde los haya, es el punto de partida de una búsqueda del personaje principal, que combatió en la guerra del Líbano allá por el 82. El hombre tiene remordimientos, y trata de comprender por qué, puesto que su memoria parece haber borrado lo acontecido en aquel conflicto. Así, vamos pasando de una dimensión puramente individual de motivaciones y fantasmas del pasado, hacia diversos testimonios de otros ex-combatientes en aquellos mismos acontecimientos. El enemigo musulmán es tratado como una fuerza invisible y amorfa. Disparan, pero apenas esbozamos algún retrato facial del contricante. Son solo una amenaza latente, de la que ignoramos causas o consecuencias.

Otro cartel promocional.

Otro cartel promocional.

Y todas estas experiencias individuales que el protagonista va recolectando, se convierten en una tragedia colectiva, la de los masacrados palestinos tras el asesinato de Bashir. Y en todo esto, los israelíes son simplemente testigos que no toman parte. Si esto es éticamente reprobable, puesto que aparecen como unos pobres desgraciados que solo cumplen con su cometido mientras que en la realidad son el demiurgo de toda la espiral de violencia acontecida en la zona desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Si esto, como digo, es peligrosamente partidista, lo verdaderamente malo del film es comprobar que toda esa visión individual se va diluyendo en un magma colectivo que ni resuelve, ni aclara, ni cicatriza traumas, ni nada de nada.

Los recuerdos cohibidos, por muy escondidos que estén, siempre nos estarán alimentando, siempre seguirán rondando en nuestra vida, y basta un pequeño incidente, un inoportuno trampolín, para que salten de nuevo a escena y nos llenen el cuerpo de cicatrices. Y esto es lo que Ari Forman nos ha contado. De una manera conmovedora, en una de las interesantes animaciones del 2008.

Al grano: Interesante propuesta, sin embargo su talón de Aquiles es mostrarte sólo una capa de un hecho tan complejo. Sin embargo, es recomendable.

* * * 1/2   / 5

Star Trek

Star Trek, J. J. Abrahams, 2009
Star Trek, J. J. Abrahams, 2009

¿De qué trata?: Todo está preparado para el viaje inaugural de la nave más moderna que jamás se haya creado: la USS Enterprise. Su joven tripulación tiene una importante misión: encontrar una manera de detener al malvado Nero (Eric Bana), que movido por la venganza amenaza a toda la humanidad. Pero el destino de la galaxia está en manos de dos jóvenes rivales que nacieron en mundos diferentes. Uno de ellos, Tiberio James Kirk (Chris Pine), joven de una granja de Iowa que busca emociones, es un líder nato a la búsqueda de una causa. El otro, Spock (Zachary Quinto), que creció en el planeta Vulcano, es un paria debido a su parte medio humana, lo que lo hace susceptible a la inestabilidad de las emociones de los Vulcanos. Pero Spock es también un brillante y decidido estudiante. La tripulación de la USS está liderada por el Capitán Christopher Pike (Bruce Greenwood). También están el Oficial Médico, Leonard “Bones” McCoy (Karl Urban); el hombre que pasará a ser el ingeniero jefe del buque, Montgomery “Scotty” Scott (Simon Pegg); el oficial de comunicaciones Uhura (Zoe Saldana); el experimentado Timonel Sulu (John Cho) y el joven de 17 Chekov (Anton Yelchin). Todos se enfrentan a un angustioso primer ensayo.

Comparativo de los actores de la serie de 1966 con los del 2009

Comparativo de los actores de la serie de 1966 con los del 2009

En 1966, una serie creada por Gene Roddenberry batía con todos los records de audiencia, marcando un hito en la historia de la pantalla chica, “Star Trek”. Casi 45 años después, después de absolutos fracasos en el cine como Star Trek Némesis, llega este film de J.J. Abrams (el creador de “Lost”) dirige esta nueva película de la saga, que se podría considerar la mejor de todas. Es muy fiel a la obra original, y da como un nuevo espacio hacia otras películas futuras de la saga. Lo que hace J.J aquí con la franquicia es similar a lo que hizo Christopher Nolan en el 2005 con Batman Begins, ya que las dos son magnificas películas.

Yo nunca he sido fan de Star Trek.  Yo francamente crecí con los episodio IV, V y VI de Star Wars, pero hay algo que me llamó mucho de esta cinta, y fué el hecho de no ser una continuación a algo tan ajeno al público común sino traernos los orígenes de una saga que a la par de Star Wars es considerado un clásico dentro de la ciencia ficción.  Esta película cumple con todos los elementos de una película de ciencia ficción. Y aquí en este caso, se nota el trabajo que tiene J.J. Abrams en la dirección de blockbusters (a pesar que su nombre esté vendido en Cloverfield). La pericia que tiene en reconstruir este universo es bastante notable. Además le da un caracter fresco y ameno. Sin embargo, platicando con muchos Treekies, noté un poco de desencanto en ellos al decir que la película está muy bien hecha y realizada pero que no capta todo el concepto de lo que es Star Trek argumentando que antes la serie tenia un transfondo científico, idealista y hasta en filosofía y que ahora se muestra una simpática y estruendosa cinta hecha méramente para entretener.

El Enterprise

El Enterprise

De alguna manera esto es injusto, medir esta película con los mismos cánones originales no es correcto, pues estamos hablando de épocas totalmente diferentes. Esta versión se me hizo muy acorde a la época, renovando esta franquicia a un público joven y dinámico. El espectador se ve inmerso en las 2 horas que dura la película, todo está perfectamente calculado. Lo mejor que se puede decir de este film, es que no solo contenta a los seguidores de la saga sino aquellos espectadores que ni hayan oido hablar de Vulcano, ni de los phasers, ni del teletransporte. El guión, brillante, enlazando con toda la mitología de la serie y las películas. Épica, entretenida, emocionante y espectacular en todos los sentidos. Se nota que la película es bastante respetuosa con los fanáticos y con la saga original, ¿por qué no pueden ser otros estudios así de profesionales y responsables?

Al grano: La música del maestro Michael Giacchino, las imperdibles secuencias de acción, un guión estructurado y emocionante, y la labor de J.J. Abrahams consagran ya la primera película del verano que me ha dejado muy contento de haberla visto.

* * * * / 5

La nueva generación Star Trek

La nueva generación Star Trek

Siete almas… (Seven Pounds)

Seven Pounds, Muccino, 2008

Seven Pounds, Muccino, 2008

¿De qué trata?: Un hombre (Will Smith) con un inquietante secreto que decide, para redimirse, cambiar drásticamente la vida de siete completos desconocidos. Una vez que el plan está en marcha, nada puede alterarlo.

Ben y Emily

Ben y Emily

Todo comienza con una lista de siete nombres: Holly Apelgren, Connie Tepos, George Ristuccia, Sarah Jenson, Nicholas Adams, Ezra Turner y Emily Posa. Lo único que todos tienen en común es que cada uno de ellos han llegado a un punto en sus vidas en que necesitan ayuda desesperadamente, financiera, espiritual o médica y que sin saberlo, han sido elegidos cuidadosamente por Ben Thomas (Will Smith) para formar parte de su plan de redención. Pero es Emily Posa (Rosario Dawson), una vital paciente cardiaca, que tira por tierra todos sus planes, y hace lo que Ben creyó imposible, se acerca a él y pone del revés su visión del mundo y de lo que es posible.

La película plantea cuestiones acerca de la vida y la muerte, la culpa y el perdón, los extraños y la amistad, el amor y la redención, y busca la conexión entre esos lazos que unen el destino de la gente de una manera sorprendente.

Ben reflexionando...

Ben reflexionando...

Después de sorprender con “En búsqueda de la felicidad“, Gabriele Muccino y Will Smith vuelven a reunirse en Seven Pounds para crear una cinta mucho menos cuidada, interesante por su planteamiento pero no tanto en la forma de llevarlo a cabo, siendo bastante tramposo en algunos momentos y presentando secuencias que fallan en su intento de llegar a ser emotivas. Con un reparto bastante sólido, con secundarios como Woody Harrelson, o Rosario Dawson para darle réplica a Smith (sin duda, la que más empeño le pone).

Lo que empieza como una tarea casi divina poco a poco se descubre como algo más, se van desvelando las motivaciones del protagonista, las razones por las cuales actúa así, en un tramo final bastante mejor llevado -intercalando flashbacks y escenas del presente-, pero que pese a todo no logra levantar el vuelo de lo que, hasta ese momento, sólo había sido un drama rutinario que se seguía con interés, pero no con emoción. Una propuesta interesante, que tiene como mayor valor el no hacerse nunca pesada y, como ya digo, una potente parte final que, pese a no ser del todo creíble, al menos aporta algo de grandeza a un material tratado de forma simple y vanal.

Al grano: Película lacrimogénica y convencional donde Will Smith deja en claro que puede hacer buenos papeles dramáticos y redimirse de bodrios como “Hancock“.

*  *  *   1/2   /  5