Albert Nobbs (Rodrigo García, 2011)

Albert Nobbs, Rodrigo García 2011

Con esta película remarco una y mil veces el inmenso talento de Glenn Close , quien funge como actriz, guionista y productora. En esta ocasión impacta al verse transformada en Albert Nobbs. Muchas veces las prisiones en las que estamos atrapados son imposiciones propias nacidas desde la opresión de la sociedad; Albert Nobbs  trata de eso, vemos el sacrificio de una mujer en trasvestirse en varón para poder ganarse la vida más allá de las condiciones que una mujer común tendría para vivir en un Berlín de Siglo XIX.

La magnifica actuación de Close me ha dejado impactado, sin palabras. Es realmente encomiable la pasión con la que esta actriz gestionó este proyecto y se nota en cada escena en las que luce una impecable factura. Nos compenetramos con Albert Nobbs desde que la actriz es iluminada por las luces de las velas; las motivaciones de personaje se mantienen acorde, sin embargo, es interesa entender la psicología del personaje. Esta película maneja una interesante lectura lésbica, ideal para algunas discusiones en cine debates.

Todos los detalles técnicos están muy bien cuidados. Tengo que reconocer que los puntos débiles de la cinta son Mia Wasikowska y Aaron Johnson, cuya relación es muy ambivalente y no tiene objetivos claros, sobre todo de Johnson, no se profundiza en una personalidad congruente. Algunos otros personajes secundarios tienen relevancia que no deberían de tener, como esa participación de Jonathan Rhys Meyers que no aporta nada a la cinta. Realmente la cinta está construída por Close y el maravilloso personaje de Janet McTeer.

El talón de aquiles de la cinta es su guión y el final, tan abrupto como aniquilante. Un final doloroso, que no deja ni un atisbo de felicidad, algo demasiado inesperado que sucede en el tramo final sin apenas aviso, y la escena final está por demás dudosa de significación; al igual que la homosexualidad de las protagonistas, que no se sabe justificar y comprender. Queda ambiguo e inconcluso. No estoy seguro que Rodrigo García haya sido la elección correcta, y es curioso por que el director maneja muy bien la sexualidad y el psique femenino, pero esta vez, se siente forzado y artificioso.

3.5 / 5

Al final de los sentidos (Perfect Sense, David Mackenzie, 2011)

Imaginemos un mundo en el que perdemos a disfrutar lo que más nos gusta: los sabores, los olores, la sensibilidad; esta es la premisa de esta cinta protagonizada por Ewan McGregor y Eva Green. Magnífica y original forma de presentar un tema que, lejos de parecer ñoño y melodramático, resulta en “Perfect Sense” estremecedor y tan veraz, que el espectador se vuelve capaz de experimentar lo que los personajes están viviendo como si se hallara dentro de la película.

El hombre lo había perdido todo y la forma de darse cuenta ha sido radical. David Mackenzie, con una bien lograda dirección, nos enseña una vital lección, haciéndonos experimentar progresivamente la angustiosa pérdida de toda percepción sensitiva por una misteriosa e inexplicable epidemia, para centrarnos en lo esencial, lo eterno, y olvidemos lo demás, lo banal y prescindible, como ha debido hacer por fuerza cada habitante de ese decadente mundo imaginario en el que la humanidad se desvanece.

Mi sensación al ver la película fue más bien de exploración de la raza humana que, en este caso se presenta con afán de superación, dado un hecho infausto como pueda ser la pérdida paulatina de los sentidos por una epidemia mundial, con un mensaje final dedicado al amor. A lo largo del filme, el espectador logra adentrarse perfectamente, ya no en el Glasgow donde transcurren los hechos, sino en la situación global y en la angustia que se transmite.

Eva Green convierte en oro cada guión que escoge y Ewan McGregor siempre está como mínimo, correcto. También se agradecen las partes de la voz en off con imágenes de la situación en el resto del mundo para no centrarse solo en la ciudad, muy bien conseguida por una buena fotografía.

Calificación: * * * * / 5

Drive (Winding Refn, 2011)

Fue en 2011 cuando Nicolas Winding Refn sorprendió a todos con esta película en Cannes. Adaptada de la novela de James Sallis “Drive ” es el cine independiente en su forma más visceral, dura y temperamental.  Ryan Gosling y Carey Mulligan cautivan, en personajes tan bien definidos y estructurados.

Winding Refn construye una película que con el tiempo tendrá el aprecio suficiente para denominarla culto, pues tiene todos los elementos para todo el cinéfilo exigente. Driver (Ryan Gosling) trabaja en un taller y es stunt de cine, pero, algunas noches de forma esporádica, trabaja como chófer para delincuentes. Shannon (Bryan Cranston), su jefe, que conoce bien su talento al volante, le busca directores de cine y televisión o criminales que necesiten al mejor conductor para sus fugas, llevándose la correspondiente comisión. Pero el mundo de Driver cambia el día en que conoce a Irene (Carey Mulligan), su guapa vecina que tiene un hijo pequeño y a su marido en la cárcel.

Emulando las películas ochenteras en las que el vemos al protagonista atribulado por sus decisiones Winding Refn construye la fábula de un antihéroe, con tus defectos y virtudes, sus logros y fracasos. La estética, edición y fotografía completamente cuidadas y estudiadas para un impacto pleno, visual. La banda sonora de Cliff Martinez lo colocan como un compositor relevante y actual. “Drive” no es únicamente una exquisita cinta de acción, tensión y thriller.

La violencia responde no sólo a una serie de acciones sino a una dependencia, la adrenalina se convierte en un motivante y el personaje representado por Gosling lo ilustra con miradas, pequeñas acciones físicas y una furia contenida, que cuando explota, es completamente apabullante, para sus enemigos como para el público. Con escenas que permanecerán semanas en la mente del público, esta cinta se mueve entre lo hipnótico y lo sorprendente.

Calificación: * * * * */5

Las canciones que más escuché este 2011.

Este es el listado de las canciones que más sonaron en mi iTunes:

10.- “For the Damaged Coda” – Blonde Readhead. Esta canción la descubrí en un montaje y me encantó. Hasta la fecha sigue sonando en mi iPod.

Escucha aquí: “For the damaged coda”

9.- “La Descarada” – Reyli Feat. Tommy Torres. Un cover de una de mis canciones favoritas de Reyli. Esta versión le dió frescura aunque le cambió la personalidad desfachatada que tiene la original.

Escucha aquí: “La Descarada”

8.- “The Edge of Glory” – Lady Gaga. Yo no soy fan de esta mujer, pero esta canción simplemente me ganó.

Escucha aquí: “The Edge Of Glory”

7.- “Fire with Fire” – Scissor Sisters. Desde mi secundaria este grupo me ha impactado constantemente. Esta canción no es la excepción, sobretodo por que marcó una etapa en mi vida.

Escucha aquí: “Fire With Fire”

6. “On the Floor” (Feat. Pitbull) – Jennifer Lopez. El regreso de la Lopez, con una canción pegajosa, se me antojó bailarla en todos lados.

Escucha aquí: “On The Floor”

5. “La niña que llora en tus fiestas” – La Oreja de Van Gogh. Mucho mejor disco que el que antecedió esta nueva etapa, fue el primer sencillo, simplemente espectacular.

Escucha aquí: “La niña que llora en tus fiestas”

4. – “Corre!” – Jesse & Joy – ¿Con quién se queda el perro? marca una ligera evolución, canciones más concretas, letras con mayor soltura, su mejor producción hasta la fecha. Y esta canción me hizo llorar muchas noches.

Escucha aquí: “Corre!”

3. “Más” – Ricky Martin – Una canción poderosa, te pone a bailar, te pone contento. Y verla en vivo fue, increíble.

Escucha aquí: “Más”

2. “Epifanía” – La Oreja de Van Gogh – La canción de regalo en la compra del disco en iTunes, cuando la escuché por primera vez me puso chinita la piel. Será de mis canciones favoritas por siempre.

Escucha aquí: “Epifanía”

1. “Para volver a amar” – Kany García. Esta canción me marcó todo el año. Me llenó de mucha alegría, tristeza, fuerza e ilusión. Y hasta la fecha sigue siendo mi himno.

Escucha aquí: “Para Volver a amar”

Las mejores películas mexicanas del 2011!

Estas son las 10 mejores películas mexicanas que se estrenaron este 2011, interesantes propuestas, algunas indispensables a la vista:

10. La nana (Dir. Sebastián Silva, 2009) Cooproducción México – Chilena, La nana es parte de la familia y no quiere perder su sitio, por lo que recurre a tretas crueles e infantiles para echar de “su casa” a cualquier nueva criada que pretenda ocupar su territorio. La protagonista se le presenta al espectador como un ser antipático, amargado y triste. Y así es, pero, no obstante, habrá imágenes y escenas donde se compadecerá de ella, en otras le comprenderá y en otras le resultará incluso entrañable.

9. Así es la suerte (Dir. Juan Carlos de Llaca, 2011) Divertida comedia de enredos sobre la suerte, protagonizada por Mauricio Isaac, Alfonso Herrera e Irene Azuela. De esas comedias que México necesita producir más seguido y evitar los clichés que suele realizar, esta cinta se salva de eso y resulta fresca y original.

8. Victorio (Dirs. Noppel, Croda, 2011) Una cinta que recurrió muchos festivales internacionales, Luis Fernando Peña vuelve a transformarse en mara salvatrucha (Lo hizo antes en la cinta “Sin Nombre”). He aquí un compendio de todas las desgracias y vejaciones que un ser humano podría sufrir. Conocemos el mundo hostil donde se desarrollan este tipo de personas y lo difícil que puede ser, pero de algún modo los personajes que tenemos ene este film son la tragedia pura.

7. Bala Mordida (Dir. Diego Muñoz, 2011) La cara más corrupta, oscura y maloliente de la policía mexicana, llevada a examen en el primer largometraje de Diego Muñoz, que dirige, escribe y produce la película. Con claras intenciones documentales, el disfrute y sensación de interés por lo que se narra es elevado durante toda la duración del metraje, pudiendo asistir a una serie de actos prácticamente inimaginables en muchos países del mundo pero al parecer muy cercanos a la realidad que se vive dentro de los cuerpos policiales de México.

6. Los inadaptados (Dirs. Colinas, Constandse, Ramírez Suárez, Tovar Velarde) Cuatro directores muestran cuatro cortometrajes unidos por una misma temática, seres que no encajan en una sociedad predeterminada por los estereotipos y los prejuicios. Un solitario muchacho no quiere vivir más hasta que conoce a una muchacha que lo hace pasar por un actor estrella con su familia. Un arrogante abogado recibe una lección al quedarse atorado en un elevador con una sirvienta fuera de serie. Un computer-freak no tiene amigos ni novia y hace una cita a ciegas por internet con una desconocida que resulta no serlo tanto. Cinco ancianos deciden acabar con el aburrimiento y planean asaltar un banco. Si lo miras bien todos somos unos inadaptados.

5. La otra familia (Dir. Gustavo Loza, 2011) Desde hace algún tiempo la controversia por la adopción de niños a parejas del mismo sexo ocupa la atención de los mexicanos, y ha acaparado la noticia, el reportaje y este año la ficción, contraponiendo perspectivas entre grupos aludidos en favor de la iniciativa, contra un sector de la población agraviado además de instancias religiosas y en pro de la familia. Esta película muestra un interesante punto de vista, en algunos momentos llena de estereotipos, su punto fuerte es generar una reflexión. Interesante el trabajo de dirección y Naile Norvind realiza un trabajo espectacular.

5. Don Gato y su pandilla (Dir. Alberto Mar, 2011) Con encanto “retro” pero incorporando los efectos de la tecnología 3D, el famoso gato callejero de los años sesenta vuelve junto a sus inocuos amigos pandilleros y su enemigo íntimo, el bueno del oficial Matute, sumándose a la tendencia de recobrar dibujitos clásicos de los sesenta. La gente dudaba de su calidad y el resultado fue muy grato, entretuvo, fue fiel a la caricatura y todos quedamos contentos. Un avance en la animación mexicana.

4. Presunto Culpable (Dirs. Hernández, Smith, 2011) Presunto Culpable es un trabajo enfático acerca de los atropellos cometidos en contra de quienes son detenidos, encerrados y juzgados sin oficios que lo avalen. Muestra los rostros de la impunidad y no se detiene ante posibles represalias. Abogados como los que realizan esta defensa, son pocos que buscaron la manera de sacar a su cliente de la cárcel y que con cámara en mano han llegado a los medios masivos para balconear que sucede en los juicios. Los valores éticos continúan en gente que todavía cree en su profesión y que no han sucumbido ante los beneficios de la corrupción.

3. Alamar (Dir. Pedro González-Rubio, 2011) Son pocas las películas que parecen llegarnos como un recuerdo propio; una especie de imagen de nuestra vida interpretada por diferentes personajes. Son pocas porque un film así, no pretende llenar una pantalla con efectos y explosiones o decálogos meta narrativos; un film así tiene una intención mas honesta y clara: emocionar a su espectador y hacerlo parte de su historia. La película transgrede los limites de la ficción y el documental, introduciendo un conflicto inexistente en personajes reales que antes de actuar recrean su propia historia.

2. Viaje Redondo (Dir. Gerardo Tort, 2011) Tort a través de un guión de Beatriz Novaro (Las buenas hierbas, Danzón) nos muestra un road movie de dos mujeres de diferentes clases sociales que se intersectan para complementarse. Las circunstancias las obligan a convivir y pasar dos noches juntas en un paisaje que les es por completo ajeno, confrontando sus realidades, sus deseos y sus sueños; y también permitiendo que aflore aquello que como mujeres las hermana y las acerca. Gran trabajo de Tort, que aparte de sus “Gritos de Amor y libertad” destaca como un cineasta profesional.

1. Miss Bala (Dir. Gerardo Naranjo, 2011)  Sin duda la película más arriesgada, difícil de digerir, pero tan necesaria para la realidad que vivimos. Puede escucharse como todo un cliché en el cine nacional al hablar de narcotráfico, tema recurrente y muy explotado, aún así, nunca he sido escéptico ante un tema que ha sido muy explotado y explorado en un sinfín de películas; siempre he pensado que lo que importa es la forma en que lo cuentas. Naranjo logra su mejor trabajo hasta la fecha. Miss Bala no se va por el camino fácil de mostrar descabezados, violencia y cocaína por todos lados. No, la historia de Laura te lleva a un lugar más íntimo, te muestra la perspectiva de una persona que es arrastrada sin querer a un mundo corrupto, peligroso e inhumano; haciéndote sentir desesperación, frustración, miedo y asco por el mundo en el que vivimos.

TOP 10 a lo mejor del 2011 estrenado en México…

Y como cada año esta es la lista de películas a lo mejor del año, cabe hacer hincapié que son todas las películas estrenadas de enero de 2011 hasta la fecha.

10. Loco y estúpido amor (Crazy, Stupid, Love Dirs Ficarra, Requa, 2011) Con un estupendo guión, un hombre (Steve Carrell) retoma su vida ante su divorcio, coucheado por un hombre rico (Ryan Gosling). Sin embargo las mujeres en la vida de ambos enfrentan a estos caballeros, demostrándoles que su superficialidad es aparente si no tienen una verdadera felicidad. Complementan el cast Julianne Moore, Emma Stone, Kevin Bacon y un divertidísimo personaje de Marisa Tomei. La comedia romántica del año.

9. Contagio (Contagion, Dir. Steven Soderbergh, 2011) Una cinta con un ingenio visual y construida con maestría gracias al inigualable talento del director. Sin embargo no es perfecta por algunos baches del guión, es una de esas películas que se tienen que ver y comentar. Provoca una gran reflexión en como la destrucción humana aparece a partir de las crisis. Un cast tan impresionante en el que destacan Matt Damon, Kate Winslet, Laurence Fishburne, Marion Cotillard, Jude Law, Gwyneth Paltrow, Bryan Cranston

8. Nunca me abandones (Never let me go, Dir. Mark Romanek, 2010) Adaptado de un libro de Kazuo Ishiguro era casi imposible que esta cinta no tuviera el poder que el libro maneja. Romanek pule esta historia llena de melancolía y romance. Un internado poco común es el marco de una historia romántica entre Andrew Garfield, Carey Mulligan y Keira Kightley. El arte, la fotografía y el diseño de producción son una proeza.

7. El discurso del rey (The King’s Speech, Dir. Tom Hopper, 2010) La ganadora del Oscar no podía faltar en esta lista, sorprendió a todos y se llevó los máximos premios incluyendo, actor, director y película. La película resultó ser más que un biopic y dotó a Jorge VI de una humanidad casi táctil al darnos un ejemplo de cómo superar un defecto personal y vencer las barreras que nos imponemos. Un ejemplo de cómo hacer una película, score, fotografía, arte, todo embona perfectamente.

6. Más allá de la vida (Hereafter, Dir. Clint Eastwood, 2010) Este año se estrenó esta cinta del maestro Eastwood sobre el poder de la muerte: 3 historias diferentes que en un punto llegan a encontrarse, una periodista francesa que sobrevive al tsunami del 2004, un hombre que tiene la capacidad de comunicarse con los muertos, y un adolescente que sufre tras la muerte de su hermano gemelo. Una cinta poderosa, emotiva, no te deja indiferente. Además con ese ritmo elegante que maneja muy bien el gran Eastwood.

5. Beginners, Así se siente el amor (Begginers, Dir. Mike Mills, 2011) Una cinta demasiado introspectiva, pero con mucho corazón. Mills cuenta una historia personal y lo lleva a la pantalla grande. Puede que para algunos la historia sea simple, pero es un hecho, esa es su fortaleza. Un hombre sobrelleva una depresión después de la muerte de su padre, que a su vez, antes de morir le confesara que era gay. Y además tiene que adaptarse al noviazgo con una actriz francesa. Goza de buena factura.

4. Miss Bala (Dir. Gerardo Naranjo, 2011) La cinta mexicana del año. Goza de una estupenda factura, una gran cinematografía y un ojo crítico bastante bien llevado. A mi gusto, sorprendió, cautivó, y me impactó. No es tan digerible para el público habituado  a lo comercial ya que abusa de cámaras fijas y eso la hace sentir lenta- Pero como alguna vez defendí esta cinta, “en su defecto lleva su gracia”.

3. Medianoche en Paris (Midnight in Paris, Dir. Woody Allen, 2011) Con un gran mosaico de personajes de la literatura, música, arte, Allen expresa sus inquietudes en voz en de un escritos frustrado que vive un romance falso con su prometida, quien al no entender sus pasiones, decide recorrer solo las calles de Paris adentrándose en su magia. Es ahí cuando la ciudad le cambia el destino y le abre los ojos. Una película ideal para los amantes del arte.

2. El cisne negro (Black Swan, Dir. Darren Aronofsky, 2010) Una cinta que nos llegó en febrero, mientras cautivó a USA en diciembre del 2010. Natalie Portman lucha contra la locura de una bailarina que comienza a desarrollar una dualidad entre la realidad y lo irreal, mientras se destaca como la protagonista del nuevo baile de la compañía, el mágico “Lago de los Cisnes”. De una propuesta visual muy sencilla, característica del director, el creador nos transporta en la mente de Nina Syers hasta su gran transformación de ser un cisne blanco a convertirse en un majestuoso Cisne Negro. Con todo lo que ello implica. Simplemente magistral.

1. La Mujer que Canta (Incendies, Dir. Denis Villeneuve, 2010) Adaptada de la impactante obra de teatro “Incendios” del dramaturgo Wajdi Mouawad, considero que esta película canadiense es lo mejor que se nos ofreció en cartelera este año. Una historia alejada de su material original, sin embargo, si se aprecia visualmente, es impactante, soberbia y espectacular. Devastadora historia que retrata una crisis familiar como sólo una gran tragedia moderna puede ser. Dos gemelos tienen que viajar de Canadá a Líbano para descubrir los orígenes de su madre, donde está su hermano y padre, los cuales desconocían su existencia. Al final ellos van hilando todos los enigmas del pasado y se enfrentan a su presente. Actuada con enorme pericia, una propuesta indispensable.

 

Los Agentes del Destino

Matt Damon (Más allá de la vida , El mito de Bourne ) y Emily Blunt (El diablo viste a la moda, La reina Victoria) estelarizan la ópera prima del escritor George Nolfi quien ha escrito cintas como “Ocean’s Twelve” y “El ultimátum de Bourne”.  Ahora Nolfi se pone por primera vez ante las cámaras y con su amigo Damon, realizan una película de ciencia ficción que viene a cuestionar, un término muy socorrido, cambiar el destino.  A nivel técnico está bien realizada. Su fotografía está especialmente bien cuidada y tiene una banda sonora muy adecuada. Los actores hacen un buen trabajo, Damon y Blunt están correctos y aunque los secundarios tienen unos roles muy claros y lineales, sus intervenciones en algunos de los casos son poderosas. La dirección por lo tanto es aceptable.

Para comenzar hablaré del argumento, David Norris (Matt Damon), un carismático congresista americano destinado a triunfar dentro de la política nacional, conoce a una guapa bailarina de ballet llamada Elise Sellas (Emily Blunt), que alterará completamente su vida. Sin embargo, cuando empieza a sospechar que ciertas fuerzas sobrenaturales intentan separarlos, tratará de descubrir las causas.

Las novelas de Philip K. Dick han dado mucho juego al cine, en algunos casos con excelentes adaptaciones, aunque hay que destacar que las que lo son, casi siempre funcionaron por la pericia de sus directores. La magia de esta cinta está en las cuestiones tales como sí somos quienes creemos ser o hasta qué punto controlamos nuestras decisiones, siempre en clave de thriller de suspense o sicológico de ciencia ficción. La combinación de ambas tramas en principio funciona bien, siempre y cuando el espectador sepa mantener su mente abierta a un relato de tal índole y no sea demasiado exigente desde un punto de vista científico o racional, la clave está en dejarse llevar por lo bonito de la historia de amor entre los dos protagonistas y por lo asombroso de la realidad alternativa al mundo que conocemos que se nos plantea.

Con el punto comercial, “Los agentes del destino” se convierte en una obra que seguramente atraerá a cantidad de público a las grandes salas de cine, su reparto y su hilo argumental la hacen apetecible y seguro que cumplirá con la premisa de gustar en general, aunque su tinte amoroso a muchos les cause insatisfacción. Pero hará que las mentes más inquietas extrapolen la esencia del guión a su propia vida.

Sin embargo, a la hora de ponerme técnico creo que la cinta funciona únicamente como una película romántica ya que la ciencia de la ficción queda colgando y al final, un resultado muy condescendiente no es tan climático como la película exige. A mí me dejó un gusto agradable en el estómago sin quererle buscar la exigencia que uno les pide a las cintas de ciencia ficción y muy linda para un romance común y corriente.

*** de 5