Doubt / La duda

Doubt, John Patrick Shanley 2008

Doubt, John Patrick Shanley 2008

¿De qué trata?: Es 1964, parroquia de San Nicolás en el Bronx. Un vibrante y carismático sacerdote, el padre Flynn (Philip Seymour Hoffman) está tratando de cambiar las estrictas normas del colegio, que durante años han sido fieramente salvaguardadas por la hermana Aloysius Beauvier (Meryl Streep), una directora con mano de hierro que cree firmemente en el poder de la disciplina. Vientos de cambio político están barriendo la comunidad, y de hecho el colegio ha aceptado a su primer alumno negro, Donald Miller. Pero cuando la hermana James (Amy Adams), una pobre inocente, le comenta a la hermana Aloysius sus sospechas de que el padre Flynn presta “demasiada atención” a Donald, la superiora comienza una cruzada personal para sacar a la luz la verdad y expulsar a Flynn del colegio por abusar del alumno. Sin una sola prueba aparte de su convicción moral, la hermana Aloysius comienza una batalla con el padre Flynn, que amenaza con desgarrar la comunidad con consecuencias irrevocables. Basada en una obra ganadora del Premio Pulitzter y de un Premio Toni en su adaptación teatral.

Meryl Streep, haciendo una interpretación muy bien lograda

Meryl Streep, haciendo una interpretación muy bien lograda

Un año después del asesinato de JFK, una escuela católica de los EEUU se debate entre el tradicionalismo docente de su directora, interpretada por la veterana Meryl Streep, y el aperturismo humanista del párroco del colegio, personaje a quien da vida Philip Seymour Hoffman. Entre ambos hallamos ejerciendo de unión a la hermana James, una joven monja, profesora del colegio, cuyas dudas a la hora de tomar partido por uno u otro bando serán plenamente compartidas por el espectador.

Galardonada con los premios Pulitzer y Tony, “La duda” se trata de una pieza teatral adaptada a la gran pantalla por su propio autor, John Patrick Shanley, director también de la intrascendente Joe contra el volcán (1990). Shanley no sólo se muestra mucho más serio y profundo que en su debut cinematográfico, sino que, lejos de conducir su nuevo film por los fáciles derroteros del maniqueísmo más primario y visceral, mantiene hasta los créditos finales nuestra incerteza acerca de los verdaderos sentimientos y motivaciones de los dos “contendientes”. ¿Es la hermana Aloysius Beauvier una malintencionada mujer interesada en desacreditar al padre Brendan, o bien es la única que ve las secretas e indecentes intenciones que éste tiene sobre un alumno?. Quizá deliberadamente, esta duda irresoluta acabará eclipsando el debate educacional planteado minutos antes y confundirá las verdaderas intenciones del film, haciendo así honor al título de la película y alejándose de otras que, como Priest o Las hermanas de la Magdalena, únicamente pretendían afrentar a la Iglesia católica.

Meryl Streep le da clases de actuación a Amy Adams en pleno Doubt

Meryl Streep le da clases de actuación a Amy Adams en pleno Doubt

Como no podía ser de otra manera, La duda se mueve por unos parámetros bastante teatralizados. Sus acciones, que transcurren en interiores y escenarios limitados visualmente, encuentran en la dialéctica y en los envites verbales su principal dinamizador. Indudablemente, la severa interpretación de Streep y la apaciguada melancolía que casi siempre desprende Seymour Hoffman dotarán a estos diálogos de mayor profundidad y carga dramática. Sin embargo, no nos encontramos ante un mero ejercicio de teatro filmado. John Patrick Shanley acompaña diálogos e interpretaciones con un buen surtido de imágenes simbólicas que de forma bella y constante subrayarán muchos de los sentimientos de sus personajes, confirmándole de paso como un director conocedor del medio, y no como un prestigioso literato que se sitúa detrás de una cámara para adaptarse a sí mismo.

Amy Adams luce temerosa y frágil ante los monstruos que la acompañan

Amy Adams luce temerosa y frágil ante los monstruos que la acompañan

Curiosamente junto con “Revolutionary Road“, esta “Doubt” forma una pareja de ejemplos recientes de premiados dramas que siendo apreciables y contando con muy buen material detrás no acaban de despuntar al terreno de lo perdurable. Uno lamenta que la tensión no estalle con más fuerza, la que sea necesaria al menos para que los mensajes subyacentes de la película lleguen con más garra y le tatuen a uno el corazón con fuego ardiente. Porque siendo ambas tan dadas a la lucidez interpretativa (nominados al Oscar andan los cuatro actores principales de “Doubt”), tan fenomenalmente teatrales uno no alcanza a entender porqué no traspasan más las lineas, porqué el espectador no se queda noqueado en los créditos finales. Y las razones a las que uno puede aferrarse tal vez radiquen en demasiado academicismo, falta de riesgo tanto en realización como en construcción del guión. Y la verdad es que todo esto da que pensar en que estas películas que son interesantes, recomendables y dignas son criticadas porque sus posibilidades son enormes en cuanto que films más limitaditos que sorprendentemente llegan a ser reseñables son destacados como si fueran descubrimientos de culto. “Doubt” sea como fuere, mantiene el suspense hasta el final, tiene a un señor actor Seymour Hoffman que está inmenso y un desenlace cuando menos medianamente inquietante y reflexivo. Tal vez el problema lo tenga quien esto escribe por esperar más pero lo cierto es que esta película podría haber golpeado más fuerte. Siempre me quedará la duda.

Viola Davis, se luce en Doubt

Viola Davis, se luce en Doubt

El drama se centra en varios frentes, ahondando en el enfrentamiento entre una visión retrógrada y severa de la religión, de la moral y de la conducta, y una perspectiva abierta, sustentada en la comunicación, el diálogo y el fluir espontáneo y recíproco del afecto. Por otro lado, también presenta el eterno problema de la intolerancia, del racismo, de las desigualdades y del maltrato tanto físico como psicológico.
El problema que no dejo de percibir en el desarrollo de la película es que, exceptuando algunos pasajes de gran carga reflexiva, crítica y afectiva, el resto lo veo bastante plano, algo insulso y los temas que aborda no son tratados con la suficiente profundidad ni la dedicación que requieren. Al finalizar, me quedé con la sensación de “¿y esto es todo?”

Al grano: Producto vendido con mucha calidad que al final de cuentas te deja un sentimiento de que le falta algo.

* * * / 5

Slumdog Millionaire

Slumdog Millionaire

Slumdog Millionaire

¿De qué trata?:

Jamal Malik (Dev Patel) es un adolescente pobre de Bombay que un día se apunta para ir a la versión hindú del programa “¿Quiéres ser millonario?”. A partir de su participación en el programa, su vida sufrirá un gran vuelco…

“Slumdog”, término que me resultó muy curioso y que es acuñado para denominar a todos aquellos que viven en el barrio marginal de una gran ciudad, refiriéndonos siempre al país asiático, es el gran epicentro del nuevo trabajo de Danny Boyle, y es que, leyendo el título original, sin conocer el significado del vocablo, uno puede hacerse una idea errónea de lo que verá en “Slumdog Millionaire” que, no, no es sólo un muchacho transformándose en millonario de la noche a la mañana sino, una especie de reflejo sobre lo que puede llegar a implicar ser un “Slumdog” y vivir en un Slum (barrio),  y aquí se logra un amplio reflejo que no será más que un pretexto, sí, pero bien contado, narrado y explicado.

Latika

Latika

Adecuando así, su estilo narrativo para esta última obra, el cineasta británico nos regala un primer tramo de film sorprendente y cautivador, donde lo que parecía ser una historia de amor empalagosa, no se transforma en tal hasta bien llegado el último tercio de film. Entretanto, el inglés nos introduce en situación, y da los primeros pasos construyendo esa historia sobre un concursante detenido por ser sospechoso de realizar trampas como un arma para ofrecernos un (en ocasiones) crudo retrato de su país de origen y, la mayoría del tiempo, un vivaz retrato sobre su protagonista y sobre como consiguió retener todas esas respuestas en su mente durante momentos que le marcaron en su infancia.

Reflexión sobre el poder y la avaricia....

Reflexión sobre el poder y la avaricia....

Para lograrlo, Boyle tira no sólo de una fotografía soberbia que refleja a la perfección la esencia de ese país, sin necesidad de extravagante colorido o rebuscados parajes, sino también realiza un gran trabajo manejando la cámara a la perfección, gracias a encuadres logrados y un dinamismo exquisito, y cuadra como si nada los flashbacks que componen la cinta sin que esta se resienta por un solo minuto.

Jamal y su hermano

Jamal y su hermano

Tras ese retrato, que a muchos remitirá directamente a “Ciudad de Dios“, aunque a mi parecer más vigoroso (siempre y cuando tengamos en cuenta el número de historias desarrolladas allí y la cantidad de peripecias por las que pasan aquí Jamal y su hermano) y menos crudo pero, eso sí, igual de estilizado y con unas pretensiones completamente distintas, se da cita aquello que todos esperábamos, que no es más que la historia amorosa introducida para concluir “Slumdog Millionaire”.

El Romanticismo hace perder la intensidad y realismo a la historia

El Romanticismo hace perder la intensidad y realismo a la historia

En ese romanticismo, se pierde la intensidad anteriormente mantenida, pero se mantiene el interés para llegar a un final satisfactorio, sobre todo teniendo en cuenta lo que prometía el film, y lo que termina regalando, que es mucho más que miel sobre ojuelas, pues tras ella queda un relato inteligente y conciso que atrae y engancha como pocas películas han conseguido esta temporada. Y eso ya son méritos más que suficientes, digo yo.

Al grano: Cinta que  mezcla la factura de una película occidental y una película típicamente de Bolliwood que no defrauda y que deja gratamente sorprendidos por su textura y mensaje.

* * * * 1/2 / 5

De los OSCARS…

Me daría mucha risa si….

  • Gus van Sant se alzara con el Óscar a Mejor director (En años posteriores el que gana mejor pelìcula no gana mejor director)
  • Que Anne Hathaway le arrebate el premio a Mejor Actriz a Kate Winslett.
  • Que gane Brad Pitt!! (Cosa que está a años luz de suceder, pero con Óscar, cualquier cosa es posible).
  • Que Josh Brolin le quite la estatuilla póstuma a Heath Ledger.
  • Que el señor Buttom si se llevara todos los premios a los que está nominado.
  • Que KungFuPanda le aplique una llave extraña a Wall-E en último minuto o más bn, que Bolt se lleve el show…
  • Si Milk gana mejor película, la Academia se quitaría ese velo homofóbico.
  • Que gane Sean Penn me haría sentir avergonzado de no haber creído en él.
  • Que Hugh Jackman diga que lo debieron haber nominado por su Drover.
  • Que la película Israelí no ganara(Waltz With Bashir), se me haría una falta total de respeto por todas las ilusiones que ya le crearon.
  • Que sea Slumdog Millionaire la película que represente la multiculturalidad en estos premios.
  • Que la señora Meryl Streep obtenga otra presea. Hace 27 años que no gana de nuevo.
  • Que sea Viola Davis quien gane actriz de reparto por sus escasos minutos en escena. Si Judi Dench ganó por 8 minutos…
  • Que haya empate en Mejor actor de reparto… (Si hubo una vez en Mejor Actriz, cualquier cosa es posible)

Comentarios….ya saben en donde 😀

La Duquesa

La Duquesa (2008, Saul Dibb)
La Duquesa (2008, Saul Dibb)

¿De qué trata?:

Hermosa, glamurosa y adorada por el pueblo. Georgiana (Keira Knightley) fue la mujer más fascinante de su época, el siglo XVIII. Pero mientras que su belleza y su carisma le forjó un nombre en la historia, el amor siempre se le escapó. Casada muy joven con uno de los hombres más ricos de Inglaterra, el Duque de Devonshire (Ralph Fiennes), fue confidente íntima de ministros y la Casa Real, llegando a ser un icono de la moda, madre adorada e influyente política para el partido liberal. Sin embargo, en el núcleo de su historia está la búsqueda desesperada de afecto y amor. Desde el apasionado pero fatídico romance con Earl Grey (Dominic Cooper) hasta el complicado triángulo amoroso con su marido y su mejor amiga Lady Bless Foster (Hayley Atwell)

Keira Knightley interpreta a Goergiana, La Duquesa de Devonshire

Keira Knightley interpreta a Goergiana, La Duquesa de Devonshire

Aceptable, pero poco aprovechada historia de la aristocracia inglesa.
La verdad es que la dirección de Saul Dibb es bastante notable. Sin embargo aún le falta un clímax emotivo para cautivar al espectador con la historia. Jeffrey Hatcher y Anders Thomas Jensen son los responsables del guión basándose en la novela de Amanda Foreman donde cuenta los hechos reales. La historia y, sobretodo el personaje de Georgiana, daban para más. La protagonista sufre cambios marcados por redenciones -contadas con poco esmero- que precipitan al personaje; simplemente, lo descuida. Los demás personajes también quedan demasiado planos, quizá demasiado encasillados en sus respectivos roles sociales -la mujer desengañada de su matrimonio, el marido rico, caprichoso y déspota- salvo en pequeños y aislados esbozos psicológicos, que si se hubieran desarrollado en un sentido más narrativo, habrían aportado un mayor realismo a cada uno de ellos.

Ralph Fiennes contenido, pero bien.

Ralph Fiennes contenido, pero bien.

Ralph Finnes hace un impecable papel -nominado al Globo de Oro al mejor actor de reparto- como el duque de Devonshire dotando el personaje de una intensidad y temperamento austero y rígido que el guión obvia. Keria Knightley desmuestra una vez más que es la mejor actriz actual en papeles de época -pero tiene que huir del género para no ser encasillada- y ofrece a la protagonista un encanto y carisma como tiene su personaje, esa sonrisa que tiene impregna la pantalla. Charlotte Rampling, Hayley Atwell (la musa de Allen en “Cassandra’s dream”) y Dominic Cooper (el chico de “Mamma Mia!”) cierran el elenco principal.

Buena factura inglesa
Buena factura inglesa

La música es lo más destacable de la parte técnica, El score de la compositora, Rachel Portman (“Chocolat“), es un conjunto de partituras bien intencionadas, que procuran llenar las imágenes de intensidad y que huye -pero, a veces cae- en los convencionalismos musicales de cintas de época. 

 Un idea clara de lo que es The Duchess, es recordar a Marie Antoinette sin la distinguida dirección de Sofía Coppola, o incluso recordar al film The Other Boleyn Girl.

Al grano: Película de buena factura técnica que rinde su preciosismo ante un tímido y acartonado guión que no supo proyectar la psicología de los personajes.

* * * / 5

Metas y propósitos…

“Observa, abre bien los ojos, centra un punto, ese es tu objetivo” me dice mi profesora de Técnicas.  Hagas lo que hagas para llegar a ese objetivo es válido si vas con todo tu ser, con toda tu fuerza. No importa absolutamente el tiempo que se lleve en hacerlo, no es cuestión de tiempo es cuestión de forma o como bien diría José Alfredo (Jiménez), “No es cuestión de llegar primero si no de saber llegar”. Metas, esas metas es lo que realmente planteamos y hacemos, corregimos esas fallas, contruimos poco a poco algo que un día nos orgullecera. Sin embargo, no importa que tengamos que sacrificar para llegar a la meta pues olvidamos precisamente que a donde queremos llegar es a eso preciso que dejamos atrás…

Lo que es comer con un premio Nóbel…

Jody Williams
Jody Williams

Hoy aprendí que no es tan importante el haber sido invitado a comer con Jody Williams, Premio Nóbel 1997 si no lo que me aportó haberlo hecho. Más que una mujer alzada por su fama o su intelecto Jody es alguien cercana a los estudiantes. Es curioso que no se tocara en absoluto el por qué ganó su premio, si no en la influencia que tienen las personas y sus deciciones. En la comida asistimos presidentes de varias asociaciones estudiantiles como Elocuencia8080, TANDEM, Helecho, Sostenme entre otras. Platicamos desde el uso de drogas y la influencia de la familia en el desarrollo humano. 

Jody Williams
Jody Williams

Aprendí que debo de apagar los célulares durante una comida importante, que se deben de dejar los cubiertos en el plato después de comer y que mezclar vino blanco con tequila no es muy bueno que digamos. De ahi en fuera conoci a una interesante persona que me dejó en claro que ser una persona que lucha por los derechos sexuales en México

es algo de lo que me debo de sentir orgulloso.