De Roma con Amor (To Rome With Love, Allen, 2012)

Woody Allen se ha dedicado hacer una película por año, y aunque la última (Midnight in Paris (2011))se convirtió en un clásico, esta cinta decae abismalmente. To Rome with Love se mueve en la farsa, tan bien manejada en anteriores trabajos de Allen, sin embargo, aquí se siente ligera, como si la cinta hubiera sido escrita en un día y se grabara así, se siente, al vapor.

La película tiene dos hilos conductores, el primero aparte de ser evidente, Roma, se convierte en un personaje más, observador y participante de las acciones de los personajes. No es sólo un background es un agente que permite que los personajes se muevan como satélites dándole majestuosidad en su goce visual. El otro hilo conductor son las fantasías, todos los personajes viven sus fantasías y sufren en ellas. La farsa es un género que permite que lo irreal suceda en lo real y que nos permita introducirnos en acciones completamente inverosímiles pero vamos, todo puede suceder, y está completamente permitido. Las fantasías cobran vida y dominan a sus personajes.

Yo hubiera esperado que el creador tomara un ligero respiro y que cuidara más los detalles de la cinta: que los personajes tuvieran más redondez, y que algunas situaciones quedaran difusas. Tal vez eso hubiera hecho de esta cinta otro deleite. Ciertamente el creador tiene una aparente constancia, de tres cintas que graba últimamente, una es muy buena, otra es buena y otra es olvidable. Esta a pesar de su disfrute, al poco rato, se desvanece en nuestros recuerdos.

* * * / 5

Anuncios

El Caballero de la noche asciende (The Dark Knight Rises, Nolan 2012)

The Dark Knight RisesHe de confesar que es una gran satisfacción el escribir sobre esta película; en parte por que por fin la tan esperada The Dark Knight Rises viene a cerrar una trilogía compleja y alejada de la caricatura en sí del mismo personaje, por otra parte, es una película que en lo personal cierra una etapa y comienza otra. Un cúmulo de emociones encontradas.

Hablaré de la película y trataré de ser lo más objetivo posible. Se ha dicho mucho sobre sus puntos débiles, que la debilidad de Christopher Nolan es la construcción de sus personajes femeninos y tal vez no esté de acuerdo con eso. Están aquí dos actrices de alto nivel, con una calidad ampliamente demostrada. Marion Cotillard es la damisela de nuestro héroe, que bien puede ser su salvación y destrucción; o bien, Anne Hathaway con una Gatúbela (a la que nunca se le hace referencia de nombrarla así, y no sólo eso, alejada de cualquier ícono gatuno) que destaca por esa actitud voluble, como pieza clave en el desarrollo de los conflictos, algo que me dejó impactado es la capacidad física de la actriz en realizar todas las piruetas de su personaje.

El conflicto principal de esta película va más allá del antagonismo de Bane sobre Batman, tenemos a un héroe que necesita renacer sobre los hechos acontecidos en The Dark Knightun hombre débil e inestable que se ha alejado del mundo. Vemos a un héroe que renace solo, a renuencia de su fiel ayudante Alfred, que por primera vez, se hace a un lado. Toda la película es sobre el renacer, sobre el reconstruirse y superarse. Sobre el volverse a identificar como un signo, como un estandarte unificador. Bane aparece como un villano menospreciado pero es el único capaz de poner en jaque la fisicalidad del murciélago. Y es su mayor punto débil sobre la inteligencia y capacidad de este mercenario.

Bane continúa lo iniciado en Batman Beginspor lo que les recomiendo que la consulten para poder entender la cumbre de esta cinta. “La liga de las sombras” está más viva que nunca y vienen a hacer resurgir a la Ciudad Gótica dentro de una anarquía destructiva. Se dijo muchas cosas sobre lo que podía suceder en la cinta y sería imprudente revelar spoilers por lo que no profundizaré al respecto.

Christopher Nolan construye una obra épica, redonda y dotada de una magnificidad técnica y productiva. Hablo como un fan que  vivió una experiencia dotada de emoción, melancolía, rabia y alegría; como alguien que se emocionó con cada ascenso del héroe hacia la posteridad. Ese ascenso a la trascendencia y a la verdadera inmortalidad. Es una cinta compleja que viene a demostrarnos que los héroes nacen no sólo por las acciones que realizan sino de la fuerza que nos reta a ser seres humanos, de afrontar nuestras limitaciones, miedos, errores. Cada caída nos brinda la necesidad de levantarnos. Eso es lo que me deja esta cinta, el buscar ascender como el director lo realiza como un verdadero creador cinematográfico.

* * * * * / 5

El sorprendente Hombre Araña (The Amazing Spider-Man, Dir. Webb, 2012)

10 años han pasado desde el estreno de la cinta que Sam Raimi presentó sobre el arácnido, la que por cierto, cautivó una gran parte de la población cinéfila. La primera parte tenía chispa y encanto, seguida de una secuela sorprendente y una tercera parte ambiociosa y fallida. Ahora es el turno de renovar la franquicia, de comenzar de 0, de un nuevo porvenir.  Marc Webb tuvo la oportunidad de ofrecernos esta nueva cinta, y aunque haya dividido a muchos fans, en lo personal, es una cinta bastante bien lograda.

Primeron que nada el director tenía la dificultad de superar o igualar lo conseguido por Raimi, si bien hay cosas que salen perféctamente avantes hay otras que queda debiendo. Hay secuencias muy bien logradas gracias al apoyo de las nuevas tecnologías, presenta algunas coreógrafías bien conseguidas. La dirección de Marc Webb es brillante, dudaba de su capacidad ante un blockbuster y me sorprendió, está perfectamente capacitado para grandes proyectos. Logró capturar la escencia de Spider-Man tanto de su faceta enmascarada como su faceta humana.

Gran parte del éxito de este filme es de sus protagonistas: Andrew Garfield es un actor cuyo talento está más que demostrado (The Social Network (2010), Never Let Me Go (2010)), le otorga al personaje esa tribulación, ingenuidad e inmadurez; da pie a la evolución del personaje afrontando sus nuevos retos, y yo diría que le otorga una escencia diferente a la del Peter Parker de Tobey Maguire. De Emma Stone casi nunca me he quejado, pero creo que ya es tiempo de aceptarlo: Stone tiene una presencia fresca y radiante, aunque, su talón de Aquiles, actoralmente hablando, es ser TAN ella, no puedo evitar pensarla en sus diversos personajes que siempre tienden a los mismos esquemas. Y bueno Rhys Ifans está en un momento actoralmente maduro, me encantaría verlo en un buen drama, en esta cuenta cambia su simpatía por darle un dramatismo y una perturbación a el Lagarto y hacer consecuente su evolución de hombre a monstruo ¿O es que sólo necesitaba ese paso? Me recordó mucho a la dualidad que manejaba Alfred Molina con el Dr. Octopus. Además, la relación antagonista – protagonista le da un plus a la historia, cercanía y conflicto, no sólo físico sino también moral.Mención aparte a la maravillosa participación de Sally Field y de Martin Sheen.

Ahora bien, la parte que duele es que los momentos en los que la cinta pudo haber brillado son demasiado gratuitos y esporádicos, la mordida de la araña pasó a ser puro pretexto. Hay momentos de enaltación dónde no sucede nada, en parte, por lo falso de algunas situaciones. La escena final post-créditos sobra, por que la prescencia de Osborne está en toda la película y no tenían que remarcarla; es más que evidente que la secuela está por venir. Otro apartado que desmerece el asunto, la digitlización del villano, la encuentro sin forma y sin chiste, a lo mejor esperaba un lagarto más estilizado, algunos momentos el CGI se me hacen mal logrados, como el movimiento de los reptiles, creo que, no renderearon bien la cinta. En otros aspectos creo que por fin James Horner realiza una partitura “original” a sus anteriores trabajos, aunque similar, al que realizara Danny Elfman para el anterior arácnido.

No todo es malo, la cinta me entretuvo, me causó gracia y me dió ánimos para ver la secuela. Corran a verla.

Además, “The Amazing Spider-Man” tiene el cameo más creativo que han realizado con Stan Lee!!

* * * 1/2 / 5