El sorprendente Hombre Araña (The Amazing Spider-Man, Dir. Webb, 2012)

10 años han pasado desde el estreno de la cinta que Sam Raimi presentó sobre el arácnido, la que por cierto, cautivó una gran parte de la población cinéfila. La primera parte tenía chispa y encanto, seguida de una secuela sorprendente y una tercera parte ambiociosa y fallida. Ahora es el turno de renovar la franquicia, de comenzar de 0, de un nuevo porvenir.  Marc Webb tuvo la oportunidad de ofrecernos esta nueva cinta, y aunque haya dividido a muchos fans, en lo personal, es una cinta bastante bien lograda.

Primeron que nada el director tenía la dificultad de superar o igualar lo conseguido por Raimi, si bien hay cosas que salen perféctamente avantes hay otras que queda debiendo. Hay secuencias muy bien logradas gracias al apoyo de las nuevas tecnologías, presenta algunas coreógrafías bien conseguidas. La dirección de Marc Webb es brillante, dudaba de su capacidad ante un blockbuster y me sorprendió, está perfectamente capacitado para grandes proyectos. Logró capturar la escencia de Spider-Man tanto de su faceta enmascarada como su faceta humana.

Gran parte del éxito de este filme es de sus protagonistas: Andrew Garfield es un actor cuyo talento está más que demostrado (The Social Network (2010), Never Let Me Go (2010)), le otorga al personaje esa tribulación, ingenuidad e inmadurez; da pie a la evolución del personaje afrontando sus nuevos retos, y yo diría que le otorga una escencia diferente a la del Peter Parker de Tobey Maguire. De Emma Stone casi nunca me he quejado, pero creo que ya es tiempo de aceptarlo: Stone tiene una presencia fresca y radiante, aunque, su talón de Aquiles, actoralmente hablando, es ser TAN ella, no puedo evitar pensarla en sus diversos personajes que siempre tienden a los mismos esquemas. Y bueno Rhys Ifans está en un momento actoralmente maduro, me encantaría verlo en un buen drama, en esta cuenta cambia su simpatía por darle un dramatismo y una perturbación a el Lagarto y hacer consecuente su evolución de hombre a monstruo ¿O es que sólo necesitaba ese paso? Me recordó mucho a la dualidad que manejaba Alfred Molina con el Dr. Octopus. Además, la relación antagonista – protagonista le da un plus a la historia, cercanía y conflicto, no sólo físico sino también moral.Mención aparte a la maravillosa participación de Sally Field y de Martin Sheen.

Ahora bien, la parte que duele es que los momentos en los que la cinta pudo haber brillado son demasiado gratuitos y esporádicos, la mordida de la araña pasó a ser puro pretexto. Hay momentos de enaltación dónde no sucede nada, en parte, por lo falso de algunas situaciones. La escena final post-créditos sobra, por que la prescencia de Osborne está en toda la película y no tenían que remarcarla; es más que evidente que la secuela está por venir. Otro apartado que desmerece el asunto, la digitlización del villano, la encuentro sin forma y sin chiste, a lo mejor esperaba un lagarto más estilizado, algunos momentos el CGI se me hacen mal logrados, como el movimiento de los reptiles, creo que, no renderearon bien la cinta. En otros aspectos creo que por fin James Horner realiza una partitura “original” a sus anteriores trabajos, aunque similar, al que realizara Danny Elfman para el anterior arácnido.

No todo es malo, la cinta me entretuvo, me causó gracia y me dió ánimos para ver la secuela. Corran a verla.

Además, “The Amazing Spider-Man” tiene el cameo más creativo que han realizado con Stan Lee!!

* * * 1/2 / 5

Mi nombre es John Lennon (Nowhere Boy)

nowhere-boy-posterMi nombre es John Lennon es una cinta dirigida por Sam Taylor-Wood –El cuál significa su primer trabajo como director de un largometraje– recorre los primeros años de la vida del músico John Lennon hasta la formación de los Beatles, parándose en su infancia y adolescencia. Escrita por Matt Greenhalgh, guionista del film "Control" que narraba la vida de Ian Curtis líder de la banda Joy Division.

La vida de John Lennon ya ha dado varias películas para el cine y televisión. “Mi nombre es John Lennon” intenta retratar la infancia de este legendario personaje, centrándose principalmente en la relación que tuvo John con su tía Mimi y con su madre Julia, quienes a pesar de ser hermanas, poseían personalidades muy distintas. La película esta bien en algunos aspectos como: buen vestuario, buena dirección artística que fue importante para recrear los años 50, interesante banda sonora, y me gustaron las actuaciones de las actrices que interpretaron a la tía Mimi y a Julia, que son Kristin Scott Thomas y Anne-Marie Duff respectivamente.

nowhere-boy-1-499x331

Basada en las memorias de Julia Baird, la hermanastra del de Liverpool, con el que supo compartir tantas noches en el refugio familiar que Julia daba a su conflictuado hijo. Realmente no puedo ser muy imparcial con esta película, mi admiración por Los Beatles puede que me traicione. No me convencía esta película antes de verla. No sé por qué, pensaba que sería un biopic de esos facilones y oportunista, que por contarte cuatro cosas de la vida del protagonista (en este caso John Lennon) aprovechaba para colarte una buena ristra de canciones de Beatles y guiños a los fans y a los menos entendidos. Pero no es así, la sombra Beatle no aparece en ningún momento (ni siquiera se nombra al grupo) salvo aquellos que dominen del tema y sepan identificar canciones, banjos, guitarras y harmónicas.

La película no plantea un largo periodo en la vida de Lennon, ni en la de los Beatles. En esta edad la música forma parte de su vida, igual que el colegio, las chicas o la familia; pero no ES su vida. Se ve la importancia de las dos mujeres que marcarían su infancia y adolescencia, su madre (ausente y permisiva) y su tía (severa y educadora). Gran detalle la inclusión de McCartney y Harrison. Cuando acaba la película, tienes ganas de que hagan una secuela para seguir la historia de los Beatles.

nowhere__lennon

3Estrellas-tealstar-thumb 3Estrellas-tealstar-thumb 3Estrellas-tealstar-thumb 3Estrellas-tealstar-thumb

La cruda verdad…

La cruda verdad, The Ugly Truth

La cruda verdad, The Ugly Truth

¿De qué trata?: Abby Richter (Katherine Heigl)es una productora de televisión que tiene problemas para encontrar el amor. La mujer contará con la insospechada ayuda de su desagradable presentador (Gerard Butler), que la asesorará en sus citas, haciéndola pasar por una serie de sonrojantes pruebas para demostrar sus teorías sobre las relaciones. Pero las tretas del hombre les conducirán a un resultado inesperado.

No esperaba más ni menos de lo que me he encontrado en esta película. Típica comedia romántica de triángulo, con chica que no sabe muy bien qué quiere aunque esté convencida de que sí, el vecino de al lado perfecto que no se entera mucho de lo que va la historia y el “amigo” que todo lo sabe sobre relaciones, mucho más desagradable que el barman (Justin Long) de “He’s Just Not That Into You“. Los chistes son fáciles y previsibles pero si uno está con ganas de reir se verá recompensado.

En cuanto a los protagonistas nada especialmente remarcable: Podría haber sido Katherine Heigl o cualquier otra, lo mismo que en el caso de Gerard Butler aunque juntos funcionan. En fin, una película para pasar el rato y seguir a otra cosa. Para devoradores de comedias románticas con más comedia que romanticismo así que los sufridos novios la soportarán.

Al grano: Simple y común comedia romántica sostenida por el encanto de sus protagonistas, que si bien podría olvidarse, algunos chistes se quedan en tu mente.

* * 1/2 / 5

Otra a la renta, Pequeña Miss Sunshine

Pequeña Miss Sunshine, Little Miss Sunshine, Jonathan Dayton y Valerie Faris, 2006

Pequeña Miss Sunshine, Little Miss Sunshine, Jonathan Dayton y Valerie Faris, 2006

¿De qué trata?:Los Hoover son una familia conflictiva: el abuelo (Alan Arkin) es adicto a la cocaína, el padre (Greg Kinnear) da cursos motivacionales con estrepitoso fracaso, la madre (Toni Collette) es el único ser que embona a la familia, el tío (Steve Carell) se recupera de un suicidio frustrado al ser abandonado por su novio, el hijo adolescente (Paul Dano) lee a Nietzsche y se niega a hablar, y la hija pequeña, Olive (Abigail Breslin),  una niña con gafotas y ligeramente gordinflona, quiere ser una belleza. Cuando un golpe de suerte lleva a Olive a ser invitada a participar en el muy competitivo concurso de ‘Pequeña Miss Sunshine’ en California, toda la familia Hoover se reúne para ir con ella. Se apilan en su oxidada furgoneta Volkswagen y se dirigen hacia el Oeste en un trágicómico viaje de tres días lleno de locas sorpresas que les lleva al gran debut de Olive, el cual cambiará a esta familia de inadaptados de una forma que nunca hubieran imaginado.

Una disfuncional familia...

Una disfuncional familia...

“Little Miss Sunshine” es un canto a la diferencia, al ser uno mismo y no tener complejos, al saber disfrutar de nuestras limitaciones y aprovecharlas, es un canto a la vida. Además de una comedía cínica con un reparto de lujo, que emociona y saca lo más bonito de todos nosotros. La galería de personajes que forma la disparatada familia protagonista es excelente. Mezcla perfectamente lo cómico con lo dramático, lo freak con lo cotidiano, lo absurdo con lo profundo.

Gran comedia sobre una familia norteamericana

Gran comedia sobre una familia norteamericana

La incansable e infatigable madre que no exenta de sufrimiento consigue mantener unida a la familia; el padre que se encuentra en la búsqueda constante de ese éxito que nunca llega porque no había mirado en el sitio correcto; el abuelo disfrutando sus últimas bocanadas de vida, su naturalidad es admirable; el tío con tendendencias suicidas se siente rechazado, su trabajo y su relación se han perdido por su timidez, su cobardía y sus complejos; el hijo aislándose en su mundo, no habla con nadie, se siente extraño y sólo desea lograr su sueño, sueño que a la postre le resulta imposible y le abre las puertas del mundo real; y esa niña, es todo dulzura, encanto, alegría, ingenuidad, amor, felicidad… para ser feliz sólo hace falta mirarla a la cara. Ella cambia a su familia, nos cambia a todos.

Jonathan Dayton yValerie Faris debutan con un film espléndido que hace las delicias de todo espectador que busque algo más que echarse unas risas. Pequeña Miss Sunshine es una cinta que puede jactarse de poseer uno de los guiones mejor escritos de cuantas películas pudimos presenciar en el fructífero año 2006.

Viaje a familiar, con todo lo que eso implica...

Viaje a familiar, con todo lo que eso implica...

Y es que hay que dejar bien claro que escribir comedia de calidad nunca ha sido fácil. El hecho de que podamos ver una película en la que prácticamente cada chiste sea recibido con gracia y empatía por parte del espectador tiene mucho merito, porque cuando lo normal es que sean uno o dos los gags dignos de ser recordados, con Abigail y compañía no es fácil elegir con que broma quedarse. Son tantos los momentos en los que esta familia me ha sacado una sonrisa que por más que lo intento me es imposible. Desde luego podemos esperar con tranquilidad nuevas sorpresas de Michael Arndt porque semejante guión no creo que haya sido obra de un aficionado.

Tampoco hay que olvidar su acertada banda sonora, con melodías de lo más risueñas cuyo principal objetivo es acompañar con finura las aventuras de tan excéntrica familia. Tiene mérito que la partitura de una película tragicómica pueda escucharse de manera independiente y es algo que tantoMychael Danna comoDeVotchKa consiguen desde el primer compás de canción.

Al grano:Una comedia sobre perdedores, aunque quizás sean más ganadores que nadie. Una comedia entrañable, inteligente que no te puedes perder.

* * * * 1/2 / 5