Chloe… Una propuesta atrevida

61_Chloe_film_gleeden Catherine (Julianne Moore), una doctora de éxito, sospecha que su marido David(Liam Neeson), un guapo profesor de música, la engaña. Con el fin de acallar sus sospechas y temores, contrata a Chloe(Amanda Seyfried), una joven irresistible que ponga a prueba la fidelidad de David. Los tórridos cuentos de Chloe sobre sus encuentros con David embarcan a Catherine en un viaje de redescubrimiento sexual y sensual.

Por primera vez Atom Egoyan decide dejar de lado sus personales películas puzzle para realizar un filme convencional y sobre todo lineal, producido por nada menos que el realizador de Cazafantasmas (El productor del cinta es Ivan Reitman, padre de Jason Reitman) y con un guión ajeno, aunque rodado con su equipo habitual. Al igual que en ocasiones David Lynch, siempre resulta estimulante ver a este tipo de realizadores fuera de su hábitat natural, desenvolviéndose en márgenes más académicos.

2qcdo92
El resultado es bastante satisfactorio. La película se enlaza temáticamente con el imaginario de Egoyan a través de Exotica (1994), no sólo por el voyeurismo ejercido por sus personajes e implícitamente por el espectador, sino también por la representación del mundo de las dependencias eróticas del subconsciente humano. Subyace también la dicotomía entre la represión y la fantasía sexual, entre las narraciones de Chloe, la curiosidad de Catherine y los posibles malentendidos entre ambas.

En definitiva Egoyan responde a la cita con una vertiente más industrial del cine con estilo y oficio pero nos queda la duda de imaginar cómo hubiera sido la misma película desde su otra perspectiva. Esta vez sirve al menos para demostrar su capacidad de adaptación fuera de su propia fórmula desestructurada.

Chloe_film.sflb
Por lo tanto es una película aceptable, porque tiene partes en donde se excita al espectador (cuentos sexuales y escenas de lesbianismo), momentos donde se lo desafía a descubrir qué hay detrás del halo de misterio que se cierne sobre las relaciones afectivas de los personajes y otros pasajes donde predomina una atmósfera de inestabilidad mental y patológica obsesión que pueden llegar a derivar en una catástrofe familiar.

Una cinta que además nos enseña sobre los peligros de tratar a personas como objetos, que nos demuestra lo peligroso que podría ser el involucrar a un extraño en los problemas íntimos de pareja, y que también se sumerge en la compleja mente humana, la cual puede llegar a disfrutar en forma masoquista del sufrimiento que provoca un desengaño, transformando un evento traumático en un enfermizo proceso de satisfacción voyeurista.

chloetiff

* * * 1/2 de 5

“Brothers” / Entre Hermanos / Le falta un poco más de sazón…

Brothers

Entre Hermanos, Brothers, Dir. Jim Sheridan, 2009

Remake del film danés de Susanne Bier, “Brothers (Brødre)” (2004). El capitán Sam Cahill (Tobey Maguire), un condecorado marine, es enviado a combatir en Afganistán. Tras meses de búsqueda, el gobierno le declara fallecido o desaparecido. Tras saber la noticia, su hermano pequeño Tommy (Jake Gyllenhaal) se queda en Estados Unidos, cuidando de su cuñada Grace (Natalie Portman) y sus sobrinos. Con el tiempo, el hermano se gana el cariño y el amor de ellos hasta tal punto de sustituir a su hermano como marido y como padre. Pero un día reciben una noticia inesperada, cuyas consecuencias sacudirán la unidad de la familia.

Sin haber visto el original danés en que está basada esta película, y por lo tanto sin poder compararlas, he de decir que “Brothers” es un film aceptable. Un poco previsible, quizás, y convenientemente moldeado al gusto norteamericano, pero la mezcla de conflicto familiar y secuelas atormentadas de una experiencia bélica resulta bastante interesante.

La película cuenta con un trío protagonista que me encanta. Los tres realizan unas interpretaciones muy buenas y contenidas, aunque, en este caso, la palma se la lleva Tobey Maguire, sencillamente estupendo.

Es un relato que expone en forma desgarradora las aberraciones y traumas que producen los conflictos armados, no sólo en la faceta física y en la psicológica, sino que también en la relacional-social. Un film que trata temas como el matrimonio, la guerra, la relación entre padres e hijos.

La película no sólo narra las experiencias vividas del soldado, si no también las repercusiones en la familia y los daños que se causan al ser mandado un pilar de familia. Las consecuencias de una guerra es un tema bastante socorrido para la industria cinematográfica pero en pocas situaciones llega a conmover.

Brothers

Se trata “Brothers” de una sobria y dura película. La dirección de Jim Sheridan es tranquila, correcta, sin golpes de genio pero rehuyendo las estridencias. La fuerza de la película está en su guión, el cual, deja que la historia fluya y sean los actores los que la lleven a buen puerto, sin emplear recursos que entorpezcan la comprensión de la trama.

Sin embargo, es hora de ponerme rudo y es que “Brothers” adolece de algunas limitaciones importantes. Se trata de una película que exceptuando el final, peca de excesivamente plana y superficial. La tensión argumental y el drama no hacen mucha reflexión en el espectador, por lo tanto, no convencen.

Y es así que a pesar de las buenas intervenciones de los actores, la cinta no logra tejer una relación, ni consistente ni creíble, entre los personajes; en parte porque no ahonda en su psicología (se queda en lo superficial) y porque deja demasiado a la vista los hilos que mueven a sus personajes.

Tal vez un poco más de metraje no hubiera estado mal, sobretodo para ver la evolución de Portman y las niñas que por cierto, lo hacen muy bien y tienen importancia en la historia.

* * * 1/2 / 5

Crítica escrita por Gustavo Barrientos para EXTRACINE el día 8 de abril del 2010

Sin reservas…

Sin reservas - en Blu Ray

Sin reservas - en Blu Ray

¿De qué trata?: Kate Armstrong (Catherine Zeta-Jones), reputada chef de un restaurante de moda en Manhattan, vive su vida al igual que dirige su cocina: con una intensidad que cautiva y a la vez intimida a la gente que la rodea. Pero la naturaleza perfeccionista de Kate se pondrá a prueba cuando se tiene que hacer cargo de su sobrina de nueve años Zoe (Abigail Breslin), al mismo tiempo que debe lidiar con un nuevo sub-chef que se une a su personal. Nick Palmer (Aaron Eckhart), alegre y bastante irresponsable, es completamente distinto de Kate, sin embargo la química que se da entre ellos es innegable. La rivalidad se vuelve romance, pero Kate deberá aprender a expresarse más allá que en el campo de su cocina, si quiere conectarse con Zoe y encontrar la verdadera felicidad con Nick… Remake norteamericano de la cinta alemana “Deliciosa Marta” (Mostly Martha, 2001).

Catherine Zeta-Jones no suele gustarme, su actuación me parece bastante plana pero hay papeles que simplemente le vienen como anillo al dedo y éste es el caso; Kate es un personaje muy acorde a ella y lo interpreta muy correctamente. La niña Abigail es un derroche de ternura y talento que realmente te conmueve.

Aaron Eckhart encantador y natural como siempre y Patricia Clarkson a pesar de no aparecer mucho muy bien en su papel y destacando con su elegante presencia en escena

Mención aparte la bellísima ambiantación musical de Philip Glass profundizando los momentos dramáticos y amenizando los momentos alegres de manera siempre sencilla pero que se hace notar por su sensibilidad y su manera de exaltar la trama con sus preciosas melodías sin que apenas lo notes.

Aunque no aporte nada nuevo, sabe reinventarse incorporando una linea dramática que aporta mucha ternura al film. Logrando combina r drama y comedia pero de forma sutil, puede que no te rías a carcajadas pero es de las que fácilmente te dibujan una sonrisa en la cara. Y con tanto plato refinado en la pantalla te entran unas ganas de comer.

Al grano: Interesante película muy bien condimentada que al final quedas bastante satisfecho con los resultados. Sin embargo, hay cierto aspectos que le faltó un poco de cocimiento.

* * * 1/2 / 5

El día que la tierra se detuvo…

El dia que la tierra se detuvo

El día que la tierra se detuvo

¿De qué trata?: Un día la Dr. Helen Benson (Jennifer Connelly) es sacada repentinamente de su casa por la Agencia de Seguridad Nacional, y llevada junto a otros científicos para intentar explicar las causas de un misterioso objeto del espacio que va a chocar de forma inmintente contra la isla de Manhattan. Pero la colisión no se produce pues el OVNI, que resulta ser una nave espacial de origen desconocido, aterriza en medio de Central Park. Las extraordinarias circustancias que siguen a tan prodigioso acontecimiento, con el planeta entero en estado de shock, llevarán a Helen a conocer a Klaatu (Keanu Reeves), un extraterrestre humanoide que dice llegar a la Tierra -aparentemente con fines pacíficos- para advertir a la población… Remake del clásico de ciencia-ficción de 1951.

El que “The Day the Earth Stood Still” venga dirigida por el responsable de la interesante y verosímil “El exorcismo de Emily Rose” (The Exorcism of Emily Rose, 2005) –Scott Derrickson– hacía prometer algo, y de hecho empieza con nervio, pero lo cierto es que desde que aparece la primer bolita… todo rueda cuesta abajo. El resultado es un tanto similar a “El final de los tiempos” bien planteado el inicio, mal llevado el núcleo final sin mayor eco.

GORT de 1951

GORT de 1951

El mensaje de salvar a la tierra de lo que hacemos los humanos no es diferente al de otras películas con mejores resultados. La versión de 1951 está concebida en un momento histórico muy concreto, el final de la guerra fría, lo que la hace un referente obligado de un cine que con los recursos de la ciencia ficción declara que los humanos con tantos conflictos entre nosotros podemos destruir la tierra. Esta nueva versión NO DICE NADA.Había material para hacer un buen remake.

Derrickson ha mantenido un pulso narrativo centrado en el objetivo que lleva a Klaatu a la tierra y en cómo su breve estancia le hace ver la naturaleza del problema humano desde un punto de vista más personal.  La película está bien hecha, visualmente es bastante notable y sofísticada. Una persona conformista que haya visto esta película dirá: “la peli está bien, a mi me ha gustado”, pero es que la película no es interesante, a mitad de la película ya la misma no te dice absolutamente nada, no te hace sentir la necesidad de seguir el argumento.

Helen y Klaatu

Helen y Klaatu

Jennifer Connelly es la única que parece tomarse en serio su trabajo, la ganadora del Oscar sigue bella y pluscuamperfecta aunque asusta su alarmante delgadez en cada nueva aparición en pantalla. Por que tanto Keanu Reeves y Kathy Bates están más que desangelados, sin chispa y empatía. El hijo de Will Smith, que “En busca de la felicidad” lograra mucha empatía en mí, aquí no es más que un escuincle pedante e insoportable que te dan ganas de estrangularlo.Para colmo, las escenas con Gort (el robot gigante de la película), se quedan en muy poquita cosa (no sé si por falta de presupuesto o por carencia de ideas). En fin, que el único elemento que podía haber salvado un poco la peli tampoco funciona.

El GORT actual.

El GORT actual.

En resumen: Otra más del montón que será olvidada tan pronto abandone la cartelera. Hoy en día cada vez parece más difícil que algún director contemporáneo pueda sorprendernos con un buen trabajo de ciencia ficción.

** / 5