Luna Nueva

saga-_new_moon11 Una cosa está clara, Luna Nueva es, sin lugar a dudas, una de las películas más esperadas de este año. La segunda parte de la saga Crepúsculo llegó este jueves a las salas mexicanas y su estreno estuvo acompañado de cientos de colas de fans enloquecidas por los vampiros y lobos adolescentes. Eso sí, ¿va acompañada la cantidad de fans con la calidad de las películas? De este fenómeno se podría hablar largo y tendido.
 

Luna Nueva, dirigida por el estadounidense Chris Weitz y adaptada de la novela de idéntico nombre, está, técnicamente, a años luz de la primera parte de la saga (algo que era de esperar teniendo en cuenta sus casi 400 millones de espectadores). Sin embargo, a pesar de su aventajada técnica, el argumento sigue siendo muy pobre y mantiene los fallos de su predecesora. Aquí lo interesante es señalar que los errores de ambas historias parten de la novela, que carece de innovaciones narrativas .

the_twilight_saga_new_moon_posterLa película comienza totalmente focalizada en la relación entre Bella y Edward, con un simil a la obra "Romeo y Julieta", obra en la que claramente está inspirada la relación de los jóvenes protagonistas. Edward Cullen (Robert Pattinson) decide abandonar a Bella Swan (Kristen Stewart) para mantenerla alejada de los peligros del mundo vampírico. Con la ayuda de Jacob Black (Taylor Lautner), su amigo de la infancia y miembro de la misteriosa tribu quileute, Bella intentará superar el abandono de Edward.

A partir de aquí todo lo que se nos ofrece es una repetición de la primera parte, cuya única diferencia es la presencia de los hombres lobo sustituyendo a los vampiros. Nos encontramos ante una casi calcada repetición de escenas en las que Jacob Black pasa por las mismas fases por las que pasó Edward Cullen cuando se enamoró de Bella, tratando de alejarla de él por miedo a herirla pero acabando por atraerla más aun a su entorno.
600full-the-twilight-saga-new-moon-poster

En cuanto a su elenco principal, los mundialmente famosos Robert Pattinson, Kristen Stewart y Taylor Lautner, destacando la presencia casi protagonista del hombre lobo ante la prácticamente nula aparición del vampiro. Sobre sus capacidades artísticas no hay mucho que decir: ninguno destaca por estos dotes, sin embargo, sí han sabido destacar el nuevo físico que luce el hombre lobo en plena pubertad, y se ha querido aprovechar esta atracción de cara al público más hormonado (podrían contarse con los dedos las escenas en las que Jacob Black aparece con la camiseta puesta).

"Luna nueva" incorpora cambios sustanciales respecto a su primera parte: cambio en la dirección, una fotografía diferente (como ya intuimos en la portada),un score mesurado por parte del gran Alexandre Desplat, incorporación de nuevos personajes a la trama y unos efectos especiales más destacables (aunque, por suerte, no llegan a comerse la película ya que no se abusa de los mismos).

 

154 El principal defecto de esta entrega es la falta de ritmo en múltiples momentos y que se va haciendo más evidente conforme avanza la historia, lo que no ayuda, precisamente, a hacer llevaderas sus más de dos horas de metraje. Rematamos con ese seco final, muy decepcionante y orientado a que nadie se pierda la tercera parte de la saga, "Eclipse", que ya se encuentra completamente rodada, por lo que no tardará mucho en volver a reventar taquillas.

 

Estamos, por lo tanto, ante una película técnicamente muy aceptable, pero con un argumento muy pobre y, de cara al espectador que no ha leído los libros, un factor sorpresa prácticamente nulo, pudiendo adivinar en todo momento por dónde van a ir los tiros. Sin embargo, puedo asegurar, sin equivocarme, que será un exitazo de taquilla y que hará las delicias de cientos de miles de fans de esta historia de amor en todo el mundo.

Al grano: La producción se empeñó en mejorar los desastres de la primera parte, sin embargo, el problema de historia sosa, viene del libro.

* * * / 5

Vals con Bashir

Vals con Bashir, Vals Im Bashir, Ari Folman, 2008

Vals con Bashir, Vals Im Bashir, Ari Folman, 2008

¿De qué trata?: Documental animado sobre la matanza de refugiados palestinos en Sabra y Chatila (Líbano) en 1982. Una noche, en un bar, un viejo amigo cuenta al director Ari Folman que tiene una pesadilla recurrente en la que le persiguen 26 perros. Cada noche, el mismo número de animales. Los dos hombres llegan a la conclusión de que tiene que ver con una misión que realizaron para el ejército israelí durante la primera guerra con el Líbano a principios de los años ochenta. Ari se sorprende ante el hecho de que no recuerde nada de ese periodo de su vida. Intrigado, decide ver y hablar con viejos amigos y antiguos compañeros dispersados por el mundo entero. Necesita saber la verdad acerca de ese periodo y de sí mismo. Ari escarba cada vez más y sus recuerdos empiezan a reaparecer mediante imágenes surrealistas…

Lo onírico da frescura y virtualidad al realto

Lo onírico da frescura y virtualidad al realto

Vals con Bashir” es un film comprometido, arriesgado, profundamente emocional, que lleva al espectador a su terreno de manera ejemplar. Con un portentoso acabado técnico, se nos educa sobre un hecho histórico que muchos ignorarán, como es la matanza de refugiados en Líbano sucedida en 1982. Mediante un personaje principal, vamos descubriendo su vida, su historia, fundiendo imágenes oníricas con secuencias duras por su intensidad, por su realismo y su veraz forma de mostrar las secuencias. Es un film de animación que trasciende de su “género”: consigue emocionar, es informativo y lo hace de forma neutral, sin intentar modificar la opinión del espectador. No plantea dudas, no las resuelve: sólo muestra las cosas como fueron y es el espectador quien debe decidir.

El complejo de culpa, tema judaico donde los haya, es el punto de partida de una búsqueda del personaje principal, que combatió en la guerra del Líbano allá por el 82. El hombre tiene remordimientos, y trata de comprender por qué, puesto que su memoria parece haber borrado lo acontecido en aquel conflicto. Así, vamos pasando de una dimensión puramente individual de motivaciones y fantasmas del pasado, hacia diversos testimonios de otros ex-combatientes en aquellos mismos acontecimientos. El enemigo musulmán es tratado como una fuerza invisible y amorfa. Disparan, pero apenas esbozamos algún retrato facial del contricante. Son solo una amenaza latente, de la que ignoramos causas o consecuencias.

Otro cartel promocional.

Otro cartel promocional.

Y todas estas experiencias individuales que el protagonista va recolectando, se convierten en una tragedia colectiva, la de los masacrados palestinos tras el asesinato de Bashir. Y en todo esto, los israelíes son simplemente testigos que no toman parte. Si esto es éticamente reprobable, puesto que aparecen como unos pobres desgraciados que solo cumplen con su cometido mientras que en la realidad son el demiurgo de toda la espiral de violencia acontecida en la zona desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Si esto, como digo, es peligrosamente partidista, lo verdaderamente malo del film es comprobar que toda esa visión individual se va diluyendo en un magma colectivo que ni resuelve, ni aclara, ni cicatriza traumas, ni nada de nada.

Los recuerdos cohibidos, por muy escondidos que estén, siempre nos estarán alimentando, siempre seguirán rondando en nuestra vida, y basta un pequeño incidente, un inoportuno trampolín, para que salten de nuevo a escena y nos llenen el cuerpo de cicatrices. Y esto es lo que Ari Forman nos ha contado. De una manera conmovedora, en una de las interesantes animaciones del 2008.

Al grano: Interesante propuesta, sin embargo su talón de Aquiles es mostrarte sólo una capa de un hecho tan complejo. Sin embargo, es recomendable.

* * * 1/2   / 5

Arrástrame al infierno

Arrástrame al infierno, Drag Me to hell, Sam Raimi, 2009

Arrástrame al infierno, Drag Me to hell, Sam Raimi, 2009

¿De qué trata?: Thriller sobrenatural centrado en una maldición. La historia gira en torno a una joven (Alison Lohman) que trabaja en un banco concediendo préstamos hipotecarios y que, tras negar la rehipoteca a una anciana, ésta se venga haciéndola portadora de una maldición.

Drag Me To Hell” es un soplo de aire fresco a un trillado ya género de terror actual, de la mano de uno de los astros del fantástico, Sam Raimi. Una empleada de banca, interpretada formidablemente por Alison Lohman, cae en la maldición de una extraña mujer a la que le deniega un aumento de su crédito. A partir de entonces, Raimi se pone manos a la obra y ofrece un auténtico festín de autoparodia, humor macabro y unos juegos de cámara que mucho recuerdan a su cámara kamikaze antes vista en The Evil Dead y Army of Darkness.

Raimi  homenajea a las películas de terror constamentemente en esta película. Consigue hacer una película de terror que muy inteligentemente combina terror con un  sentido de la diversión que muy pocos saben plasmar. Este es un film desprejuiciado, cargado de escenas impactantes y palomeras. Una propuesta que consigue entablar un dinámico juego con el espectador, gracias a un vaivén constante entre tensión-diversión.

Ya desde los primeros minutos, el divertido guión escrito por Sam & Ivan Raimi consigue captar nuestra atención. Ojo, la historia de posesiones que nos ofrecen no es nada del otro mundo, pero lo que sí es encomiable es la forma en que está contada. Y es que, al film hay que reconocerle un enorme afán por entretener, de tal forma que siempre haya espectación por descubrir que nueva ocurrencia o salvajada veremos en la pantalla. Entretenídisimos noventa minutos de metraje que mantienen a la audiencia en sorpresa constante.

Mención especial merece Lorna Raver, que hace que su Mrs. Ganush ya sea todo un icono, realizando una interpretación excelente de una personaje que por méritos propios es el epicentro del film. Excepcional este personaje (puramente Raiminiano) que aterroriza y hace reir a partes iguales.

Al grano: Raimi se ha superado a sí mismo, a vuelto a sus orígenes, aprovechando la experiencia de sus últimas películas de alto presupuesto, consiguiendo un cine fácil, divertido y sangriento, a la vez que de alta calidad visual, especialmente recomendado para los amantes del género.

* * * / 5