New York, I love you

new-york-i-love-you-movie-poster

Nueva York Te amo, es una Película formada por cortometrajes de reconocidos directores y actores, siguiendo la línea de "Paris, je t’aime", narrando historias de amor en la ciudad de Nueva York. En esta cinta se supone que se recrean diez historias, contadas con el telón de fondo de New York, en las cuales alguna, se olvida de la ciudad, prácticamente, para centrarse en los personajes.

La película debería criticarse en 10 críticas, una por cada historia, director e intérpretes, pero se haría muy pesado, así que resumiré brevemente.

Hay algunas historias divertidas, caso del baile de fin de curso o la de los ancianos al final del film, que consiguen el objetivo, y divierten. Algunas como la del escritor, una historia de amor, con un final muy bonito, también está integrada en alguna historia el tema racial, por ejemplo en la de la boda, al inicio, y alguna con toque surrealista, que lleva al fantástico, la mujer del hotel. Todas tienen su sello, y se integran muy bien entre unas y otras, pero son diez películas en una y es difícil gustar todas. Así que algunas te dejaran indiferente, otras te encantaran e incluso te decepcionaran. Yo creo que es una película especial, casi de autor(es) apta para todos los públicos, excepto para los aficionados al cine más comercial. A mí personalmente me ha gustado, en algunos casos historias simples, muy fáciles de digerir, y otras un poco más enrevesadas, con más o menos ingenio para acabar cada una de las historias. De todas formas, me costó seguir alguna en las que hablan mucho, porque la vi con subtítulos. He de reconocer también, que es agradable escuchar las voces originales.

999581newyork Sin embargo, a pesar de ser estilo similar a su predecesora la magnífica para mi gusto PARIS, JE T´AIME, con mismo productor, pero no le llega ni a la suela de los zapatos.

Analizando un poco los cortometrajes uno a uno:

  • Los carteristas con Andy García, no pasa a ser una historia para el recuerdo, tiene una cierta gracia y poco más
  • El corto de Natalie Portman con su matrimonio judío extremo pues no está mal, tiene cierta carga emocional y brilla por la magnífica presencia de ella, es la única que repite de la anterior película de Paris, pero la historia creo que es demasiado alternativa para hablar de Nueva York
  • Aunque no recuerdo ahora todo el orden de aparición de los cortos, la historia de Ethan Hawke llega a resultar ciertamente interesante por su conversación y graciosa al final
  • La historia de la china y el pintor no me transmite demasiado
  • El corto de la parejita que ya eran matrimonio y fingen ser otra cosa para darle vida a su relación, es algo repetitivo que ya sucedió en PARIS, JE T´AIME, con lo cual no aporta nada nuevo. Pierde puntos.
  • El corto de Christina Ricci y el escritor me pierde un poco aunque tiene cierto encanto
  • El de la señora cantante de ópera y el botones cojo me desconcertó bastante, o no lo entendí o no sé pero, a pesar de eso, es bastante poético y atractivo
  • Drea de Matteo y el taxi con su último ligue es algo típico muchas veces visto, polvo inolvidable con persona olvidable, verguenza de repetir sin recordar a la persona pero, al final, la atracción lo vence todo
  • La pareja que decide viajar a Roma en plan turista es un chiste más que otra cosa, si es que era uno de los cortometrajes
  • El corto de la chica en silla de ruedas llega a ser uno de los más divertidos
  • Y si no falta ninguno más, me quedo sin duda con el mejor cortometraje para mi gusto, el de la pareja de ancianos, ella cascarrabias pero cuyo amor permanecerá eternamente. Es cómico con cierta ternura.

En conclusión, una película pasable en comparación con la magnífica PARIS, JE´TAIME. Si alguien no ha visto la anterior, que no la juzgue porque es mil veces mejor. Si alguien disfrutó con ella, seguramente ésta le decepcionará.

Al grano: Con resultado dispar a la propuesta anterior, esta película tiene fecha límite de perecer en la memoria de los espectadores.

* * / 5

Juegos del corazón….

Jugando con el corazón

Jugando con el corazón

¿De qué trata?: Un grupo de personas que pertenecen a distintas generaciones y tienen estilos de vida muy distintos, coinciden en un punto común: buscan el amor y la amistad en Los Ángeles de hoy en día. Entre ellos están Hannah (Gena Rowlands) y Paul (Sean Connery), un matrimonio que se verá amenazado por los fantasmas del pasado. Meredith (Gillian Anderson), una soltera dedicada a su trabajo. Hugh (Dennis Quaid), un solitario, que va de bar en bar contando tristes historias de amor. Gracie (Madeleine Stowe) y Roger (Anthony Edwards), una pareja que ha encontrado la diversión sexual en una relación clandestina, o Joan (Angelina Jolie) y Keenan(Ryan Phillippe), dos jóvenes que pasan el tiempo soñando en los locales nocturnos de Los Ángeles. Todas estas personas experimentarán una transformación a causa de una cadena de acontecimientos imprevistos que harán que salga a la luz lo fugaz, complejo, y, a menudo, milagroso que puede ser el amor en según que circunstancias.

Meredith y Trent

Meredith y Trent

Construida como una versión ligera y optimista de “Magnolia“, la película nos muestra fragmentos de la vida de varias personas, de diferentes edades y en muy diferentes circunstancias, donde el común denominador es el amor en sus diferentes facetas: amor filial, romántico, sexual, etc. Esto mismo hace que la película sea dinámica y llevadera. Está formado por los consabidos clichés románticos y lacrimosos: encuentros fortuitos, malos entendidos, enfermedad del ser amado, etc. Pero por trilladas que sean las situaciones, cuando son realizadas por Sean Connery, Dennis Quaid o Gena Rowlands, nos envuelven por su pasión, más que por su contenido. Aunque el guión acierta  en los inteligentes diálogos y en la espléndida descripción y relación de personajes.

Los personajes están muy bien definidos, lo que hace que cada historia parezca un corto en dónde al final todas encajan en un todo, logrando perfecta coherencia a un conjunto interesante. Es impresionante ver a un reparto multiestelar logrando una bella propuesta coral, donde ninguno puede ser calificado como “principal”, pero del cual sobresale Angelina Jolie en el papel de Joan. Un papel que podría haber sido completamente plano en manos de otra persona toma una maravillosa tridimensionalidad gracias al gran talento expresivo de esta actriz. La Jolie llena de naturalidad, energía, elegancia, de un magnetismo absoluto (sino vean simplemente la primera secuencia de la cinta, clave por otra parte de todo el mensaje de esta) como nunca antes vista. Son sus escenas las que captan más emoción y atención de una película pequeña y recomendable, sincera y emocionante.

Joan y Keenan

Joan y Keenan

Al grano: “Jugando con el corazón” es una pequeña y olvidada joya de ese cine pequeño y mal promocionado que habla de temas universales mil veces hablados  con una madurez y naturalidad. Y en ese sentido, la película se puede disfrutar como una obra escapista, sin grandes pretenciones de originalidad.

* * * 1/2   / 5