Mi segunda vez

Mi segunda vez, The Rebound, Bart Freundlich, 2009

Mi segunda vez, The Rebound, Bart Freundlich, 2009

¿De qué trata?: Cuando Sandy (Catherine Zeta-Jones), una bella e inteligente mujer de 40 años descubre que su marido la traiciona con otra persona, se traslada a Nueva York con sus dos hijos para empezar una nueva vida. Un nuevo trabajo exigente la obliga a buscar una niñera y al final se lo propone a Aram, su nuevo vecino de 25 años, que todavía está intentando enteder que quiere hacer con su vida. Con el tiempo Aram y los niños establecen una fuerte relación. Ademas entre el y Sandy nace una innegable química.

Muy buena química entre Justin Bartha y Catherine Zeta-Jones

Muy buena química entre Justin Bartha y Catherine Zeta-Jones

El esposo Julianne Moore, Bart Freundlich, toma la batuta de este film que, con respecto al anterior, Trust the Man, es un agradable paso hacía delante pues mejora en estructura y contenido. Como siempre en el género, la advertencia de siempre: No esperen la obra maestra cinematográfica. Es solo una comedia romántica. Sin embargo el carima de Catherine y de Justin Bartha, la hacen muy especial. La película es agradable y sencilla, una mujer madura se conflictúa después de divorciarse y de no saber reaccionar ante la atracción con un muchacho joven, que es incluso, mucho más maduro que su ex esposo.

Al grano: Una comedia romántica interesante, bien construida y con personajes cercanos a la realidad. Además que de que Catherine se ve mucho más madura como actriz, esta propuesta es agradable para todas las personas.

* * * 1/2 de 5

La propuesta

La Propuesta, The Proposal, Anne Fletcher, 2009

La Propuesta, The Proposal, Anne Fletcher, 2009

¿De qué trata? Sandra Bullock es una insistente jefe que fuerza a su joven asistente (Ryan Reynolds) a que se case con ella, para así poder mantener su visado en Estados Unidos y evitar ser deportada a Canadá.

El regreso de Sandra Bullock a las comedias románticas está plagado de clichés, pero eso que más da, al fin y al cabo las comedias románticas son y serán formulaicas: Personaje A tiene un conflicto personal + Personaje B tiene un conflicto personal y ambos están obligados a pasar el tiempo juntos y sufrir al mismo tiempo una redención sentimental. ¿Eso nunca se ha visto, verdad? Sin embargo a pesar de la formulaica historia el chiste es como contarla.

Apreciamos un Ryan Reynolds con un personaje que le asienta a la perfección, simpático, todo bueno con una familia disfuncional que trabaja esmeradamente como el asistente ejecutivo de Bullock, quien al principio luce como esas jefas malditas, controladoras y obsesivas. Su relación es áspera pero complementaria. Ella lo obliga a casarse para recuperar su visa pero en el camino, ella pierde su dureza y conoce lo que es el amor. El la deja de ver como la bruja de la historia y reconoce sus sentimientos hacia ella. No les cuento ningun spoiler, pues se ve la historia desde el trailer.

Con muy buenos paisajes de Alaska, puntadas geniales entre Ramone(Oscar Nuñez) y la Abuela(Betty White), Anne Fletcher (27 Dresses) sigue los pasos de Nora Ephron(You’ve Got Mail) y Nancy Meyers (Something’s Gotta Give) dentro de las comedias románticas. Lo mejor de la película es la química entre Ryan Reynolds y Sandra Bullock.

Al grano: Película méramente hecha para entretener que cumple su prometido.  Sin embargo cumple ciertos patrones limitados por el género

* * * / 5

Otra a la renta, Pequeña Miss Sunshine

Pequeña Miss Sunshine, Little Miss Sunshine, Jonathan Dayton y Valerie Faris, 2006

Pequeña Miss Sunshine, Little Miss Sunshine, Jonathan Dayton y Valerie Faris, 2006

¿De qué trata?:Los Hoover son una familia conflictiva: el abuelo (Alan Arkin) es adicto a la cocaína, el padre (Greg Kinnear) da cursos motivacionales con estrepitoso fracaso, la madre (Toni Collette) es el único ser que embona a la familia, el tío (Steve Carell) se recupera de un suicidio frustrado al ser abandonado por su novio, el hijo adolescente (Paul Dano) lee a Nietzsche y se niega a hablar, y la hija pequeña, Olive (Abigail Breslin),  una niña con gafotas y ligeramente gordinflona, quiere ser una belleza. Cuando un golpe de suerte lleva a Olive a ser invitada a participar en el muy competitivo concurso de ‘Pequeña Miss Sunshine’ en California, toda la familia Hoover se reúne para ir con ella. Se apilan en su oxidada furgoneta Volkswagen y se dirigen hacia el Oeste en un trágicómico viaje de tres días lleno de locas sorpresas que les lleva al gran debut de Olive, el cual cambiará a esta familia de inadaptados de una forma que nunca hubieran imaginado.

Una disfuncional familia...

Una disfuncional familia...

“Little Miss Sunshine” es un canto a la diferencia, al ser uno mismo y no tener complejos, al saber disfrutar de nuestras limitaciones y aprovecharlas, es un canto a la vida. Además de una comedía cínica con un reparto de lujo, que emociona y saca lo más bonito de todos nosotros. La galería de personajes que forma la disparatada familia protagonista es excelente. Mezcla perfectamente lo cómico con lo dramático, lo freak con lo cotidiano, lo absurdo con lo profundo.

Gran comedia sobre una familia norteamericana

Gran comedia sobre una familia norteamericana

La incansable e infatigable madre que no exenta de sufrimiento consigue mantener unida a la familia; el padre que se encuentra en la búsqueda constante de ese éxito que nunca llega porque no había mirado en el sitio correcto; el abuelo disfrutando sus últimas bocanadas de vida, su naturalidad es admirable; el tío con tendendencias suicidas se siente rechazado, su trabajo y su relación se han perdido por su timidez, su cobardía y sus complejos; el hijo aislándose en su mundo, no habla con nadie, se siente extraño y sólo desea lograr su sueño, sueño que a la postre le resulta imposible y le abre las puertas del mundo real; y esa niña, es todo dulzura, encanto, alegría, ingenuidad, amor, felicidad… para ser feliz sólo hace falta mirarla a la cara. Ella cambia a su familia, nos cambia a todos.

Jonathan Dayton yValerie Faris debutan con un film espléndido que hace las delicias de todo espectador que busque algo más que echarse unas risas. Pequeña Miss Sunshine es una cinta que puede jactarse de poseer uno de los guiones mejor escritos de cuantas películas pudimos presenciar en el fructífero año 2006.

Viaje a familiar, con todo lo que eso implica...

Viaje a familiar, con todo lo que eso implica...

Y es que hay que dejar bien claro que escribir comedia de calidad nunca ha sido fácil. El hecho de que podamos ver una película en la que prácticamente cada chiste sea recibido con gracia y empatía por parte del espectador tiene mucho merito, porque cuando lo normal es que sean uno o dos los gags dignos de ser recordados, con Abigail y compañía no es fácil elegir con que broma quedarse. Son tantos los momentos en los que esta familia me ha sacado una sonrisa que por más que lo intento me es imposible. Desde luego podemos esperar con tranquilidad nuevas sorpresas de Michael Arndt porque semejante guión no creo que haya sido obra de un aficionado.

Tampoco hay que olvidar su acertada banda sonora, con melodías de lo más risueñas cuyo principal objetivo es acompañar con finura las aventuras de tan excéntrica familia. Tiene mérito que la partitura de una película tragicómica pueda escucharse de manera independiente y es algo que tantoMychael Danna comoDeVotchKa consiguen desde el primer compás de canción.

Al grano:Una comedia sobre perdedores, aunque quizás sean más ganadores que nadie. Una comedia entrañable, inteligente que no te puedes perder.

* * * * 1/2 / 5

Para rentar…. Mejor Imposible….

Mejor... Imposible, As good as it gets, James L. Brooks, 1997

Mejor... Imposible, As good as it gets, James L. Brooks, 1997

¿De qué trata?:Melvin Udall (Jack Nicholson), un escritor obsesivo y maniático, es uno de los seres más desagradables y desagradecidos que uno pueda tener como vecino. Pero, un buen día, tiene que hacerse cargo de un perro al que odia a muerte. La presencia en su vida del animal ablandará su corazón.

Película tan bipolar como su protagonista, que irrita y entusiasma a partes iguales. Narra  los amores de un escritor misántropo, odioso y maniático con una mesera golpeada por la vida (Helen Hunt) y como testigo de excepción, el vecino gay (Greg Kinnear) del primero y su carismático perrito. El guión está magníficamente diseñado y nos devuelve a los mejores tiempos de la comedia glamurosa e inteligente que abundó durante la edad de oro hollywoodiense. Pero no se le pueden negar los méritos propios a esta película que logró lo que en años y años deMeg Ryans y contemporáneos no habían logrado: devolver la dignidad a la comedia romántica.

Mejor…imposible invita a una nueva forma de entender el género. Nos encontramos con que resulta infinitamente más romántico ver a un tipo viejo y repelente decirle a una camarera feúcha que “tú me haces querer ser mejor persona” que ver a una pareja de guapetes brindando con champagne, como sucede en cualquier comedia romántica actual. Si existe algo más bonito que esa declaración en la que no se promete nada, es la aceptación incondicional de ella: como diciendo, eres insoportable y a ratos me caes como una patada en el estómago, pero igualmente te quiero. Eso es el amor, señores. Lo que sí es verdad que a la pareja le damos dos meses como mucho,

El perro es fundamental en la película...

El perro es fundamental en la película...

pero quizás sus dos meses contengan mucho más amor que los cincuenta años de aburrido matrimonio que sin duda les espera a los idiotas que brindan con champagne.

El romance se equilibra y pule las posibles tentaciones de la ñoñería con buenos golpes de humor y dotando de una saludable dosis de ironía a las interacciones entre los personajes. De los actores: Nicholson como histrión me sigue resultando insoportable y su personaje es como para sumergirlo en una bañera de ácido sin contemplaciones, pero Helen Hunt y Greg Kinnear calan en el corazón con unos personajes entrañables y vulnerables con los que no es difícil identificarse. Eso sí, el perrillo de Kinnear se lleva la palma interpretativa por una caracterización llena de matices que ya quisieran muchos actores humanos.

“Mejor…imposible” llegó como un vendaval, brilló en el reparto de los Oscars y se ganó el corazoncito del 90 por ciento de espectadores que tuvieron ocasión de disfrutarla en el cine y entre los que me cuento. Con el tiempo, se ha quedado a dos pasos de convertirse en clásico moderno. Una injusticia para la que quizás fuese la mejor comedia romántica americana de los noventa.

Al grano: Se puede decir que es la mejor comedia romántica de los 90’s (a mi criterio personal). Muy disfrutable y recomendable para estos tiempos de encierro…

* * * */ 5

Caminando sobre el agua – review para PueblaGay.

Caminando sobre el agua, Walk on water (Lalehet al hamayin), Eytan Fox, 2004

Caminando sobre el agua, Walk on water (Lalehet al hamayin), Eytan Fox, 2004

¿De qué trata?: Eyal(Lior Ashkenazi) es un “liquidador” profesional del Mosad, el servicio secreto israelí. Le encargan que localice a Alfred Himmelman(Ernest Lenart), un ex oficial nazi que, al parecer, sigue vivo. Eyal espía a Pia(Caroline Peters), la nieta de Himmelman, que se ha mudado a Israel después de romper con su familia en Alemania. Eyal se hace pasar por guía profesional y aprovecha que Axel(Knut Berger), el hermano de Pia, ha ido a Israel, para enseñarle Jerusalén y las orillas del mar Muerto. Aunque los dos hombres tienen personalidades muy diferentes, Eyal, el tío duro por excelencia, se deja conquistar por las ideas liberales y el inagotable entusiasmo del joven Axel. Una incómoda tensión se instala entre los dos hombres cuando Eyal descubre que Axel es gay. Axel regresa a Alemania, pero el Mosad sospecha que Himmelman podría salir a la luz para asistir a la fiesta de cumpleaños del padre de Pia y Axel. Eyal se marcha a Alemania donde debe ver a Axel para saber más acerca de la familia. Eyal, el asesino profesional, más vulnerable desde la muerte de su ex mujer, deberá descubrir y enfrentarse a algunas verdades sobre sí mismo…

Axel, Pia y Eyal

Axel, Pia y Eyal

Ésta es a tercera película del director Eytan Fox, que nació en EEUU y emigró a Israel con sus padres cuando tenía dos años. Es la primera que llega a nuestro país. Fox es también responsable de Yossi & Jagger y The Bubble

El discurso narrativo de Fox muestra las secuelas del Holocausto que todavía perduran en Alemania e Israel, invoca la necesidad de superar viejos prejuicios anacrónicos y la asunción de la cultura de la comprensión, la tolerancia y el respeto mútuo. También se ocupa, con dolor, del donflicto que enfrenta a judíos y palestinos. Trata, además, de las relaciones entre hombres heterosexuales y homosexuales. La agresión de cuatro “drag queens” agredidos por un grupo neonazi en los pasillos del metro en Berlín mueve a Eyal a intervenir hasta poner en fuga a los agresores. Muchas cosas han cambiado ya en él y muchas pueden y deben cambiar en Alemania, Israel y Palestina.

Dosis de acciòn con un poco de drama reflexivo...

Dosis de acciòn con un poco de drama reflexivo...

La trama oscila entre el thriller, en el que el “cazanazis” (oculto bajo la apariencia de guía turístico) debe averiguar el paradero (si es que vive) del abuelo del joven alemán (que está en Israel, visitando a su hermana Pia, “retirada” voluntariamente en un Kibutz, porque en su día descubrió que su familia le había mentido acerca del pasado), y una especie de “drama costumbrista”, en la que la convivencia temporal entre los dos personajes les va a permitir conocerse mutuamente, pulir sus diferencias y salvar ese abismo que parecía infranqueable entre dos personalidades aparentemente incompatibles. Así Fox se permite reflexionar acerca de las diversas visiones sobre la familia, la religión, la cultura, aspectos geopolíticos y psicológicos, como la culpabilidad, la responsabilidad, etc, apostando por una mirada humana sin dejar de ser crítica. Al mismo tiempo se nos brinda la posibilidad de ver bonitas estampas de ese país, como el Mar de Galilea, el Mar Muerto, Jerusalén, etc, todo ello bien aderezado por la excelente banda sonora a cargo de Ivri Lider.

Eytan Fox

Eytan Fox

Caminando sobre el Agua, es un magnifico ejemplo de convivencia entre el judío (obsesionado) y el alemán (avergonzado), dónde cada uno aprende del otro, de su forma de vida, de comprender el pasado, de seguir viviéndolo o tratar de redimirlo. Sin caer en la exageración y el abuso de situaciones de discriminación a lo largo de la película, hacen un trabajo minucioso y destacado de otros de su misma temática. Trata de que los pueblos no se reputen por las acciones de algunos y que los errores del pasado no interfieran con la posibilidad de conocer nuevas convicciones.

Al grano: Interesante mezcla de melodrama clásico e intriga política que explora, con suma sensiblidad, la posibilidad de una auténtica amistad.

* * * * / 5

Película de la semana de Puebla Gay: Una casa al final del mundo..

Una casa al final del mundo, A home the end of the world, Michael Meyer, 2004.

Una casa al final del mundo, A home the end of the world, Michael Meyer, 2004.

¿De qué trata?: En 1967, Bobby es un niño de nueve años muy sensible que observa los años 60: su mensaje de amor y libertad parece embargarle por completo. A principios de los 70, una súbita tragedia deja a Bobby sin familia. El niño establece una relación especial con Jonathan y la madre de éste, Alice (Sissy Spacek), quienes ofrecen a Bobby refugio y un renacido sentimiento de estar vivo. La amistad entre Bobby y Jonathan se extiende a lo largo de los años hasta la década de los 80 en la ciudad de Nueva York, un lugar donde la gente está constantemente rehaciéndose y redefiniéndose. Allí, Bobby (Colin Farrell) conoce a Clare (Robin Wright Penn), la pintoresca compañera de habitación de Jonathan (Dallas Roberts) cuyo reloj biológico suena con fuerza, alterando ya para siempre el destino de Bobby y complicando en adelante su relación con Jonathan. La trayectoria de este trío completa la película cuando los tres exploran nuevos territorios, deviniendo pioneros en un terreno virgen.

Esta película con buenos sentimientos respecto del ser humano contemporáneo, retrata la vida a priori desgraciada de un muchacho que pierde a su familia, pero es adoptado rápidamente por otra que necesita amor. Todo ello ocurre en los EEUU de los sesenta, con una cierta relajación moral respecto a las formas de amar y las drogas.

 Una historia dura, pero también dulce. Sentimental, pero también violenta en un sentido metafórico cuando del alma humano se trata. La violencia de la vida, de los sueños frustrados y de un vacío que cada vez parece más cerca de nosotros y en el que, inexorablemente, acabaremos cayendo.

Destaca Colin Farrell

Destaca Colin Farrell

Una casa en el fin del mundo” es la historia de un muchacho que busca su sitio en el mundo y para ello solo reparte amor allá por donde va, Colin Farrell ha sabido plasmar la intensidad y dulzura necesaria al personaje para que asi fuera. Cabe destacar tambien la actuación aunque en segundo plano de Sissy Spacek  una madre adelantada a su tiempo quien pasa a ser un pilar muy importante en la vida de Bobby.

Está basada en la novela de Michael Cunningham, escritor de “The Hours” y “Pasión al atardecer“. Si bien no llega a ser tan visceral y apasionante que Las horas, esta película se queda con el estudio de la necesidad de amor que necesitamos. La historia te va llevando de la mano y al final el buen tratamiento de la historia sobre el SIDA te da un interesante revez de cuan dura puede ser la vida, enfrentando pérdidas, amores y muchas alegrías.

Al grano: Película sentimental y delicada donde detaca sólo el amor, más allá de las formas convencionales o habitualmente más canalizadas de expresarlo.

*  *  *  1/2  / 5

FICG24 – Gomorra

Gomorra, Matteo Garrone, 2008

Gomorra, Matteo Garrone, 2008

¿De qué trata?: Poder, dinero y sangre: estos son los valores a los que los residentes de la provincia de Nápoles y Caserta tienen que enfrentarse cada día. Casi nunca tienen la posibilidad de elegir, y casi siempre están obligados a obedecer las reglas del “sistema” de la Camorra. Sólo un pocos afortunados pueden llegar a pensar en llevar una vida normal.

Película basada en el best-seller de Roberto Saviano, construida en torno a cuatro temas que controla la camorra, a saber:

Las historias que enmarcan esta película

Las historias que enmarcan esta película

1) Las velas de Scampia, un complejo arquitectónico degradado, compuesto por 7 “velas” de las cuales hay demolidas ya 3. Escenario de la lucha entre 2 clanes. Droga. Rito iniciático. Pagos/cobros, traiciones. Muerte.

2) Residuos tóxicos que durante décadas se entierran en Nápoles contaminando toda la región y que -cito del libro- la mortalidad por cáncer en Campania ha aumentado en los últimos años un 21%. Utilización de niños para conducir los camiones en el vertedero por el “paro desorganizado” de los transportistas. Aparición del único personaje que dice “no” y decide abandonar esa actividad, Roberto(Carmine Paternoster).

3) Dos adolescentes intentos gansteriles de cine, no están dispuestos a someterse a nadie, con una pistola en sus manos el mundo es suyo. Robos de poca monta, tráfico de armas. Advertidos y sentenciados.

4) Un sastre que lleva trabajando desde que era casi un niño en una fábrica de confección. La partida “comprada” por 30 euros el vestido, pero se trata de alta costura que luego lucirán las estrellas de Hollywood. El sastre para ganar dinero extra decide aceptar la proposición de un empresario-explotador chino para enseñar a su cohorte de esclavos frente a la máquina de coser. Dinero, explotación y muerte si fuera necesario.

A pesar de ser realista, se siente un dejo de no enmarcar toda la violencia

A pesar de ser realista, se siente un dejo de no enmarcar toda la violencia

Roberto Saviano, el autor del libro en el que está basada la película, ha recibido amenazas de muerte de algunas de las principales familias mafiosas. Santos cojones tuvo Matteo Garrone para adaptar el libro de Saviano.

Gomorra“, la película, es una historia hiperrealista sobre la Camorra italiana. Garrone cuenta casi de forma documental los “tejemanejes” de la mafia en los barrios napolitanos. Como si de un estudio sociológico se tratase, el director italiano desmitifica la figura yuppy del mafioso traficante vividor, mata al mito Tony Montana y lo baja al infierno, lo sumerge en una guerra en la que si te revelas, te suicidas. Sacar el arma y ponerse a pegar tiros para ascender está bien para las películas, en “Gomorra” como mucho asciendes a los cielos.

Escenarios duros de Italia...

Escenarios duros de Italia...

“Gomorra” es un film denuncia. En Europa la Camorra ha matado más que todas las organizaciones criminales, 4.000 muertes en los últimos treinta años. Una víctima cada tres días. Es muy fácil caer en uno de sus clanes, y así se muestra en el film. Si entras ya no sales y si sales será en una bolsa de plástico y enterrado bajo toneladas de residuos ilegales. Este film, al igual que el libro, debería de avergonzar a los dirigentes italianos. No lo hará porque como los nuestros, hace mucho tiempo que perdieron la vergüenza.

Excelente trabajo actoral. Del mismo modo la utilización de la cámara actuando como testigo de lo que ocurre.

Al grano: A pesar de la increible factura que tiene tras de si, Gomorra se siente un tanto fría a lo que muestra, la falta de más dureza y el centramiento del personaje como un ser que decide que camino optar a pesar de sus condiciones gobierna la trama.

* * * 1/2 / 5