La reina joven / “The Young Victoria”, interesante trabajo de Emily Blunt

The Young Victoria

La Reina Joven, The Young Victoria, Dir. Jean-Marc Vallée, 2009

The young Victoria” es la película que narra los primeros años de la Reina Victoria de Inglaterra (Emily Blunt), su ascenso al trono cuando contaba con apenas 18 años y el legendario romance que vivió con el Príncipe Alberto (Rupert Friend).

Quien espere encontrarse con una “Elizabeth” (Kapur, 1998) siglos después, pero igual de barroca, excesiva, política y agresiva visualmente saldrá probablemente decepcionado. Y es que para ir a ver una película romántica de época se acude un tanto predispuesto a ver una cinta que debe de tener detalles artísticos cuidados.

Recomiendo esta película para aquellas personas que quieran ver una película de calidad visual, técnica, musical y fotográfica increíble, pero que sobre todo quieran conmoverse con una historia de amor humana, sensible y llena de ternura.

Emily Blunt interpreta a una reina joven, rebelde y muy apasionada. Muy inteligente, cuando conoce a su futuro marido (Rupert Friend fantástico en su interpretación) se muestra orgullosa y desconfiada a la vez que enamorada. La película refleja perfectamente, y con un interesante componente de ironía, todo el ceremonial de la monarquía británica y nos traslada a un tiempo donde lograr ser uno mismo, cuando eres la futura reina de un imperio, era difícil pero no imposible.

Me ha llamado la atención Paul Bettany, Lord Melbourne, el consejero de la reina, que mantiene una cierta ambigüedad respecto a sus intenciones, muy interesante para la tensión dramática.

The Young Victoria

Lo mejor de la cinta lo encontramos en el complejo entramado de intereses en torno a la reina, la descripción de las relaciones entre el poder del parlamento y el de la monarquía, los oscuros intereses de una madre manipuladora que intenta ningunear a la heredera y el complejo carácter del Lord Melbourne. Hasta ahí la pelicula se desliza elegantemente entre la crónica histórico-política y la biografía personal.

Sin embargo hacia la mitad del metraje el film cambia de tercio y opta sin tapujos por la historia romántica de corte clasico de los amores de Victoria y Alberto y aunque la narración sigue con pulso firme sin caer en la cursilería (excepto en la escena de la pedida de mano). A mi juicio pierde interés pues se trata de una historia de amor simple y sin matices que no aporta nada a una historia de la que esperábamos episodios de mayor calado histórico.

En definitiva, una película interesante y agradable pero que aún pudo tener ciertas pericias más elaboradas, cuenta con una producción y realización brillantes.

Y para aquellos que admiren como yo “C.R.A.Z.Y. (2005)”, de este mismo director, que vayan preparados a ver algo totalmente distinto. Jean-Marc Vallée, con esta película, ha demostrado que también sirve para dirigir una buena película histórica y romántica.

****/5

Crítica escrita por Gustavo Barrientos para EXTRACINE el día 9 de abril del 2010

Una noche fuera de serie. Juntos Steve Carrell y Tina Fey…

Date Night

Una noche fuera de serie, Date Night, Dir. Shawn Levy, 2010

¿De qué trata?: Los Foster tienen por costumbre salir una noche a la semana, para reavivar la chispa de sus antiguas citas, y esa noche “especial” acuden siempre a la taberna Teaneck de la localidad. La conversación que entre ambos se suscita va derivando rápidamente de la charla trivial al rutinario y tedioso diálogo que suelen mantener a la hora de la cena en su propio hogar. Agotados por el trabajo y los hijos, sus citas “especiales” raras veces tienen éxito –o algún tipo de acción– y, mucho menos, romance. Después de saber que dos de sus mejores amigos –otro matrimonio con hijos– se van a separar tras una vida similar a la suya, Phil (Steve Carell) y Claire (Tina Fey) empiezan a temer lo que les aguarda: una escenario de anodina indiferencia y la consiguiente separación. En un intento de escapar del piloto automático en su salida semanal, y con la esperanza de darle a sus vidas un mayor aliciente, Phil decide alterar el plan habitual y sorprender a Claire: llevándola a un flamante y muy popular restaurante de Manhattan. Sin embargo, no han hecho reserva. Deseosos de sentarse a la mesa antes de las doce de la noche, los Foster se hacen pasar por una pareja que tenía reserva y que no se ha presentado. ¿Qué daño podía haber en ello? Phil y Claire ahora son los Tripplehorn. Sin embargo, resulta que los verdaderos Tripplehorn son una pareja de ladrones que han robado a una gente muy peligrosa y que han sido atrapados por dos policías corruptos. Obligados a cenar apresuradamente, antes de acabar su risotto, Phil y Claire se dan cuenta enseguida de que su simulacro de cita conyugal les ha salido singularmente mal, ya que se ven envueltos en una vorágine de violentas y peligrosas aventuras para salvar sus vidas… y su matrimonio.

He aquí a una pareja de actores de comedia aclamados a nivel mundial. He aquí la clásica comedia romántica familiar sin nada nuevo. Es digno de halago la capacidad de Tina Fey y de Steve Carell de interpretar siempre los mismos personajes pero seguir siendo graciosos y entretenidos sin caer en la pesadez.

La historia no es nada del otro mundo, pero es un buen medio para provocar muchas situaciones realmente graciosas donde es muy difícil no reírte. Hay algunas escenas/diálogos que son especialmente hilarantes. Yo la vi en una sala repleta de gente y no pararon de sonar carcajadas generalizadas durante toda la película.

Date Night

Por otro lado, el ritmo de la película es muy vivo y las situaciones se suceden rápidamente sin dar descanso, a pesar de que en algunos momentos aparecen algunos diálogos largos entre los protas que se alargan demasiado para mi gusto.

Tenemos también unos secundarios de lujo: Mark Wahlberg, con un papel, perdón por la expresión, de macho bólido. Pero que le sienta muy bien. Y te hace reír. James Franco maldiciendo hasta el hartazgo y aunque aparece poco, fue un gran momento de la película. Taraji P. Henson está un poco deslucida ya que no sólo la atención esta siempre puesta en sus protagonistas, sino que su personaje no tiene muchas apariciones. Igual cumple como se debe. Y hasta la aparición de Mark Ruffalo no me la esperaba!

Al grano: Pelìcula palomera sostenida por el talento de los dos mejores cómicos que están en la actualidad: Tina Fey y Steve Carrell

* * */ 5

Mentiras en Nueva York (Heights)

DVD_MENTIRASNUEVAYORK ¿De qué trata?: Mentiras en Nueva York sigue a 5 personajes durante 24 horas un día de otoño en la ciudad de Nueva York. Isabel (Elizabeth Banks), fotógrafa, se está pensando dos veces su próxima boda con Jonathan (James Marsden), abogado. Ese mismo día, la madre de Isabel, Diana (Glenn Close), se entera de que su marido tiene una nueva amante, y comienza a repensarse las decisiones que ha tomado en su vida y su matrimonio abierto. Por el camino, Diana e Isabel se tropiezan con Alec (Jesse Bradford), joven actor, y con Peter (John Light), periodista. A medida que estas historias interrelacionadas avanzan, las conexiones entre la vida de los cinco personajes empiezan a revelarse, y sus historias a desenmarañarse, de forma que Isabel, Jonathan, Diana, Alec y Peter deben elegir el tipo de vida que quieren llevar antes de que amanezca un nuevo día.

glenn_close Hay películas que me apasionan por estar perfectamente hiladas y que con pocos elementos muestran las relaciones humanas de forma sincera y honesta. Cada día nos alejamos mucho más los unos de los otros, todo es frío y la pasión se reduce a breves y esporádicos encuentros ardientes. La película refleja muy bien esa situación. Se basa en historias cruzadas muy al estilo Alto Impacto (Crash, 2004) y Realmente amor (Love Actually, 2003).

Una agradable película con fabulosas vistas de Nueva York (ya sin torres gemelas, claro) desde varias terrazas, lo que incluye un extraño casamiento en una azotea. La gente va a la azotea para un encuentro amoroso, o para pensar un problema, o para casarse, etc.

kf6Ddw2l3qdl85ftyFjHtezmo1_500 El elenco está perfecto, muy correcto, el guión está muy bien llevado y resuelto. Sin duda una propuesta sencilla, pero con un gran poder reflexivo.

Al grano: Película de vidas cruzadas perfectamente entrelazadas y la cuál está maravillosamente interpretada y realizada. Recomendable.

* * * * /5

Mi segunda vez

Mi segunda vez, The Rebound, Bart Freundlich, 2009

Mi segunda vez, The Rebound, Bart Freundlich, 2009

¿De qué trata?: Cuando Sandy (Catherine Zeta-Jones), una bella e inteligente mujer de 40 años descubre que su marido la traiciona con otra persona, se traslada a Nueva York con sus dos hijos para empezar una nueva vida. Un nuevo trabajo exigente la obliga a buscar una niñera y al final se lo propone a Aram, su nuevo vecino de 25 años, que todavía está intentando enteder que quiere hacer con su vida. Con el tiempo Aram y los niños establecen una fuerte relación. Ademas entre el y Sandy nace una innegable química.

Muy buena química entre Justin Bartha y Catherine Zeta-Jones

Muy buena química entre Justin Bartha y Catherine Zeta-Jones

El esposo Julianne Moore, Bart Freundlich, toma la batuta de este film que, con respecto al anterior, Trust the Man, es un agradable paso hacía delante pues mejora en estructura y contenido. Como siempre en el género, la advertencia de siempre: No esperen la obra maestra cinematográfica. Es solo una comedia romántica. Sin embargo el carima de Catherine y de Justin Bartha, la hacen muy especial. La película es agradable y sencilla, una mujer madura se conflictúa después de divorciarse y de no saber reaccionar ante la atracción con un muchacho joven, que es incluso, mucho más maduro que su ex esposo.

Al grano: Una comedia romántica interesante, bien construida y con personajes cercanos a la realidad. Además que de que Catherine se ve mucho más madura como actriz, esta propuesta es agradable para todas las personas.

* * * 1/2 de 5

Tu última oportunidad…

Tu última oportunidad, Last Chance Harvey, Joel Hopkins, 2008

Tu última oportunidad, Last Chance Harvey, Joel Hopkins, 2008

¿De qué trata?: Harvey Shine (Dustin Hoffman) es un escritor de Nueva York que pasa por un mal momento en su etapa profesional y personal. Pero todo parece cambiar cuando, al viajar a Londres para acudir a la boda de su hija, conoce a una mujer muy peculiar, Kate (Emma Thompson), una solterona cuya vida social se limita a humillantes citas a ciegas y a interminables conversaciones telefónicas con su madre. Harvey se siente inspirado por su inteligencia y manera de ser y pronto habrá una conexión que hará que sus tristes vidas cambien para siempre…

Al ver esta película tuve flashazos de Antes del anochecer y de Antes del atardecer, dos películas dirigidas por Richard Linklater que tratan de un encuentro casual entre dos personas por Vienna y París, sin embargo en ese momento “Antes del anochecer” sólo era circunstancial y “Antes del atardecer” ya definía el futuro de ambos. Lo que en esas película es algo simple aquí es algo complejo y así es como  “Tu última oportunidad” nos lleva a lo largo de la cinta.

En las películas antes citadas todo el conflicto es el encuentro, y aquí el encuentro es complementario a todo lo que sufren ambos personajes. El es un músico divorciado que asiste a la boda de su hija, un ser desplazado, un ser anulado, un ser que es tan humano que en todo momento de la película te sientes enternecido por él. Por otro lado, una mujer solterona abrumada por su relación maternal y aceptando que sus amigas del trabajo le consigan “citas a ciegas”. Cuando llegamos al encuentro nos sentimos aliviados de una conexión ágil y menos que circunstancial se vuelve un momento poderoso en la vida de ambos, pues los dos se complementan y se salvan mutuamente.

Buena química entre Thompson y Hoffman

Buena química entre Thompson y Hoffman

Tu última oportunidad es una madura y acomplejada cinta sobre el amor en personas adultas, sobre segundas oportunidades y acerca de la reconstrucción sentimental de individuos que deambulan con cara larga debido a los traspiés amorosos, sobre el insistir y el no renunciar a la posibilidad de vivir la vida en pareja, sobre la asimilación del fracaso dentro de las relaciones afectivas, sobre el afrontar con aplomo y valentía los errores del pasado, sobre el cambiar la perspectiva y el humor frente a la vida al encontrar el camino correcto dentro de las pasiones amorosas.

Sólo un encuentro puede cambiar tu vida...

Sólo un encuentro puede cambiar tu vida...

Obviamente, el argumento no destaca por su originalidad, sin embargo la cinta funciona por las espléndidas actuaciones de estas dos grandes estrellas. Los secundarios tienen escasa presencia. Ambos fueron nominados a los Globos de Oro. No sobra nada, no falta nada, todo está en su sitio y los gestos y las expresiones de estos dos actores hacen el resto del trabajo. La propuesta es sencilla: debemos aprovechar las oportunidades y más cuando seguramente será la última. Lamentablemente es un filme que pasa sin desagradar pero sin luces suficientes como para ser recordado por momentos memorables, una pálida opción sobre el amor en tiempo de descuento que sólo es válido de visionar una tarde que la emitan en televisión y uno no tenga nada mejor que hacer.

complicidad y compatibilidad...

complicidad y compatibilidad...

En fin, noble en las intenciones al trazar un ejercicio que renueva las esperanzas para los adultos que han fracasado en el amor y que aviva la posibilidad de encontrar la felicidad aún en tiempos muy avanzados. Lo malo es que es muy forzada en sus alternativas para resultar un trabajo creíble y con la fuerza suficiente desde la convicción, además de que resulta bastante edulcorada y simplista en sus trazos textuales.

Al grano: Sin negar la calidad de ambos protagonistas, el film pesa en ellos y es de ellos. Sin embargo, no tiene la suficiente behemencia para ser recordada mucho tiempo.

* * * / 5

Mi vida sin mi…

Mi vida sin mi, Isabel Coixet, 2003

Mi vida sin mi, Isabel Coixet, 2003

¿De qué trata?:  Ann(Sarah Polley) tiene 23 años, dos hijas, un marido que pasa más tiempo en paro que trabajando, una madre que odia al mundo, un padre que lleva 10 años en la cárcel, un trabajo como limpiadora nocturna en una universidad a la que nunca podrá asistir durante el día… Vive en una caravana en el jardín de su madre, a las afueras de Vancouver. Esta existencia gris cambia completamente tras un reconocimiento médico. Desde ese día, paradójicamente, Ann descubre el placer de vivir, guiada por un impulso vital: completar una lista de “cosas por hacer antes de morir”.

Sarah Polley sorprende en esta película...

Sarah Polley sorprende en esta película...

Presenciamos el veloz declive progresivo de una mujer de veintitrés años. Veintitrés. Como quien dice, poco más de dos décadas atrás era un nuevo pedacito palpitante que fue creciendo y en el que varias personas fueron vertiendo ilusiones y esperanzas. Dos décadas que se pasan en un suspiro, aprendiendo apenas los pasos para transitar por este mundo tan inexplicable y complicado. Y ese pedazo de vida joven pero que ha tenido que madurar deprisa, a su vez trae nuevos pedacitos de vida, y avanza junto a los pedazos que la rodean, formando ese círculo misterioso de corriente eléctrica invisible llamado amor.

Muy buena actuación de soporte por parte de Mark Ruffallo

Muy buena actuación de soporte por parte de Mark Ruffallo

Desgarrador, sencillo, entrañable, cercano y valeroso viaje de una madre, de una esposa, de una hija, de una amante y de una amiga que camina hacia su final con la mirada serena, con un propósito firme y un amor inmenso e infinito que anida en ese cuerpo que se apaga, en ese espíritu que resplandece. Tal vez la memoria de los demás es lo que, de alguna forma, nos mantiene vivos cuando ya nos hemos ido.

Isabel Coixet

Isabel Coixet

Mi vida sin mí” es hermosísima, sincera, sobria, contenida, desgarradora y optimista. Las formas puede que sean algo irregulares pero el fondo es una genialidad. El mérito es hacerlo desde la sencillez, contar un dramón como la copa de un pino desde el optimismo, no debe ser nada fácil.
Hablar de algo tan desgarrador como la muerte con fecha anunciada y empapar toda la historia de calidez, ilusión y ternura es una proeza digna de mi admiración y mi aplauso. Esta es la mejor obra de Isabel Coixet sin duda.

Al grano: Bien intencionado drama que con finura te lleva a diversas sensaciones y te pone a valorar la muerte como un punto cercano para todos.

* * * * * / 5

La condesa Blanca, recuerdo a Natasha Richardson…

La condesa blanca, The white countess, James Ivory, 2005

La condesa blanca, The white countess, James Ivory, 2005

¿De qué trata?: Shangai, 1936. La ciudad china es un lugar donde se mezclan las intrigas políticas, los refugiados que intentan escapar, las fuerzas militares destinadas y los negocios internacionales. Dos personas atrapadas en esta vorágine crean un vínculo al borde de la invasión japonesa de la ciudad: Sofía (Natasha Richardson), una bella condesa rusa, forzada por las circunstancias a mantener a su familia trabajando como camarera y bailarina, y Jackson (Ralph Fiennes), un antiguo diplomático ciego destrozado por la pérdida de su familia y desilusionado por la incapacidad del mundo para lograr la paz. La historia de ambos personajes se desarrolla en La Condesa Blanca, un elegante club nocturno creado por el diplomático para aislarse del caos y la tragedia que le rodea.

Gran actuación de Natasha Richardson (1963 - 2009)

Gran actuación de Natasha Richardson (1963 - 2009)

La película es un drama de época, de personas desplazadas, que se desarrolla en Shanghai (China) en unos momentos convulsos y turbulentos, que concluyen con la ocupación japonesa y el bombardeo de la ciudad (14-VIII-1937). Se yuxtaponen dos dramas personales, que se enmarcan en una trama de numerosos dramas de judíos huidos de Europa, rusos blancos exiliados, japoneses dedicados a negocios oscuros, militares de guarnición, extranjeros, especuladores y arribistas. Todd y Sofía son dos personajes solitarios, atormentados, portadores de heridas profundas, que sobrellevan en silencio. Todd sufre una discapacidad sobrevenida, ceguera, contra la que lucha para mantener un buen nivel de autonomía y de integración social. Sofía forma parte de una familia que vive a costa de su trabajo, pero la trata con desprecio. Las relaciones entre los dos protagonistas, sólo profesionales por acuerdo mutuo, permiten a Todd concebir proyectos y realizar algunos de sus sueños. Sofía gana más dinero en unas condiciones de trabajo confortables.

Como siempre, un destacado Ralph Fiennes

Como siempre, un destacado Ralph Fiennes

La historia se enmarca en una ciudad convertida en hervidero de enfrentamientos entre nacionalistas y comunistas, policía y revolucionarios, que presagian la guerra civil. Se añade la amenza creciente de la invasión japonesa, que se prevé cruel y dolorosa. Abundan los atentados, las explosiones, los movimientos de tropas, el progresivo abandono de la ciudad. El club de Todd se convierte en refugio de sosiego y punto de acogida de personas de diferentes opiniones, que buscan evasión, entretenimiento y diversión.

Le faltó un poco de sazón al final...

Le faltó un poco de sazón al final...

Las películas de James Ivory suelen ser muy parecidas unas a otras. Solo que por algún motivo algunas le salen muy bien, y otras le quedan un poco rancias. Esta pertenece al segundo grupo. La verdad es que por la época en la que transcurre, el contexto histórico, la ciudad donde se desarrolla y el origen y situación de los personajes, la película podía haber sido digna de David Lean. Pero a James Ivory, siendo un director muy bueno, todo esto le viene grande, y se limita a hacer una película correcta y excesivamente fría.
Acierta con la ambientación, consigue que nos metamos en el Shangai de la época, pero no consigue que la excelente historia nos emocione, nos llegue al corazón. La frialdad de la mayoría de sus películas es la asignatura pendiente de este director.

En mi opinión la historia que se cuenta parecía presagiar una película interesante, y el director logra una buena ambientación en la época, unos personajes convincentes, y un desarrollo de la trama correcto, sin embargo, creo que a la película le falta un toque emoción e intensidad para llegar al espectador, lo cual no se consigue. Al final resulta ser excesivamente larga, y no transmite nada en especial.

Al grano: Una película contenida en emociones y en fuerza, sin embargo es el estilo de James Ivory en mostrarnos una bella ambientación sin mostrar gran pasión. Del reparto quien más me gusta es Natasha Richardson(q.e.p.d.), que aporta mucha emoción a su personaje.

* * * / 5