Mi segunda vez

Mi segunda vez, The Rebound, Bart Freundlich, 2009

Mi segunda vez, The Rebound, Bart Freundlich, 2009

¿De qué trata?: Cuando Sandy (Catherine Zeta-Jones), una bella e inteligente mujer de 40 años descubre que su marido la traiciona con otra persona, se traslada a Nueva York con sus dos hijos para empezar una nueva vida. Un nuevo trabajo exigente la obliga a buscar una niñera y al final se lo propone a Aram, su nuevo vecino de 25 años, que todavía está intentando enteder que quiere hacer con su vida. Con el tiempo Aram y los niños establecen una fuerte relación. Ademas entre el y Sandy nace una innegable química.

Muy buena química entre Justin Bartha y Catherine Zeta-Jones

Muy buena química entre Justin Bartha y Catherine Zeta-Jones

El esposo Julianne Moore, Bart Freundlich, toma la batuta de este film que, con respecto al anterior, Trust the Man, es un agradable paso hacía delante pues mejora en estructura y contenido. Como siempre en el género, la advertencia de siempre: No esperen la obra maestra cinematográfica. Es solo una comedia romántica. Sin embargo el carima de Catherine y de Justin Bartha, la hacen muy especial. La película es agradable y sencilla, una mujer madura se conflictúa después de divorciarse y de no saber reaccionar ante la atracción con un muchacho joven, que es incluso, mucho más maduro que su ex esposo.

Al grano: Una comedia romántica interesante, bien construida y con personajes cercanos a la realidad. Además que de que Catherine se ve mucho más madura como actriz, esta propuesta es agradable para todas las personas.

* * * 1/2 de 5

Tu última oportunidad…

Tu última oportunidad, Last Chance Harvey, Joel Hopkins, 2008

Tu última oportunidad, Last Chance Harvey, Joel Hopkins, 2008

¿De qué trata?: Harvey Shine (Dustin Hoffman) es un escritor de Nueva York que pasa por un mal momento en su etapa profesional y personal. Pero todo parece cambiar cuando, al viajar a Londres para acudir a la boda de su hija, conoce a una mujer muy peculiar, Kate (Emma Thompson), una solterona cuya vida social se limita a humillantes citas a ciegas y a interminables conversaciones telefónicas con su madre. Harvey se siente inspirado por su inteligencia y manera de ser y pronto habrá una conexión que hará que sus tristes vidas cambien para siempre…

Al ver esta película tuve flashazos de Antes del anochecer y de Antes del atardecer, dos películas dirigidas por Richard Linklater que tratan de un encuentro casual entre dos personas por Vienna y París, sin embargo en ese momento “Antes del anochecer” sólo era circunstancial y “Antes del atardecer” ya definía el futuro de ambos. Lo que en esas película es algo simple aquí es algo complejo y así es como  “Tu última oportunidad” nos lleva a lo largo de la cinta.

En las películas antes citadas todo el conflicto es el encuentro, y aquí el encuentro es complementario a todo lo que sufren ambos personajes. El es un músico divorciado que asiste a la boda de su hija, un ser desplazado, un ser anulado, un ser que es tan humano que en todo momento de la película te sientes enternecido por él. Por otro lado, una mujer solterona abrumada por su relación maternal y aceptando que sus amigas del trabajo le consigan “citas a ciegas”. Cuando llegamos al encuentro nos sentimos aliviados de una conexión ágil y menos que circunstancial se vuelve un momento poderoso en la vida de ambos, pues los dos se complementan y se salvan mutuamente.

Buena química entre Thompson y Hoffman

Buena química entre Thompson y Hoffman

Tu última oportunidad es una madura y acomplejada cinta sobre el amor en personas adultas, sobre segundas oportunidades y acerca de la reconstrucción sentimental de individuos que deambulan con cara larga debido a los traspiés amorosos, sobre el insistir y el no renunciar a la posibilidad de vivir la vida en pareja, sobre la asimilación del fracaso dentro de las relaciones afectivas, sobre el afrontar con aplomo y valentía los errores del pasado, sobre el cambiar la perspectiva y el humor frente a la vida al encontrar el camino correcto dentro de las pasiones amorosas.

Sólo un encuentro puede cambiar tu vida...

Sólo un encuentro puede cambiar tu vida...

Obviamente, el argumento no destaca por su originalidad, sin embargo la cinta funciona por las espléndidas actuaciones de estas dos grandes estrellas. Los secundarios tienen escasa presencia. Ambos fueron nominados a los Globos de Oro. No sobra nada, no falta nada, todo está en su sitio y los gestos y las expresiones de estos dos actores hacen el resto del trabajo. La propuesta es sencilla: debemos aprovechar las oportunidades y más cuando seguramente será la última. Lamentablemente es un filme que pasa sin desagradar pero sin luces suficientes como para ser recordado por momentos memorables, una pálida opción sobre el amor en tiempo de descuento que sólo es válido de visionar una tarde que la emitan en televisión y uno no tenga nada mejor que hacer.

complicidad y compatibilidad...

complicidad y compatibilidad...

En fin, noble en las intenciones al trazar un ejercicio que renueva las esperanzas para los adultos que han fracasado en el amor y que aviva la posibilidad de encontrar la felicidad aún en tiempos muy avanzados. Lo malo es que es muy forzada en sus alternativas para resultar un trabajo creíble y con la fuerza suficiente desde la convicción, además de que resulta bastante edulcorada y simplista en sus trazos textuales.

Al grano: Sin negar la calidad de ambos protagonistas, el film pesa en ellos y es de ellos. Sin embargo, no tiene la suficiente behemencia para ser recordada mucho tiempo.

* * * / 5

Mi vida sin mi…

Mi vida sin mi, Isabel Coixet, 2003

Mi vida sin mi, Isabel Coixet, 2003

¿De qué trata?:  Ann(Sarah Polley) tiene 23 años, dos hijas, un marido que pasa más tiempo en paro que trabajando, una madre que odia al mundo, un padre que lleva 10 años en la cárcel, un trabajo como limpiadora nocturna en una universidad a la que nunca podrá asistir durante el día… Vive en una caravana en el jardín de su madre, a las afueras de Vancouver. Esta existencia gris cambia completamente tras un reconocimiento médico. Desde ese día, paradójicamente, Ann descubre el placer de vivir, guiada por un impulso vital: completar una lista de “cosas por hacer antes de morir”.

Sarah Polley sorprende en esta película...

Sarah Polley sorprende en esta película...

Presenciamos el veloz declive progresivo de una mujer de veintitrés años. Veintitrés. Como quien dice, poco más de dos décadas atrás era un nuevo pedacito palpitante que fue creciendo y en el que varias personas fueron vertiendo ilusiones y esperanzas. Dos décadas que se pasan en un suspiro, aprendiendo apenas los pasos para transitar por este mundo tan inexplicable y complicado. Y ese pedazo de vida joven pero que ha tenido que madurar deprisa, a su vez trae nuevos pedacitos de vida, y avanza junto a los pedazos que la rodean, formando ese círculo misterioso de corriente eléctrica invisible llamado amor.

Muy buena actuación de soporte por parte de Mark Ruffallo

Muy buena actuación de soporte por parte de Mark Ruffallo

Desgarrador, sencillo, entrañable, cercano y valeroso viaje de una madre, de una esposa, de una hija, de una amante y de una amiga que camina hacia su final con la mirada serena, con un propósito firme y un amor inmenso e infinito que anida en ese cuerpo que se apaga, en ese espíritu que resplandece. Tal vez la memoria de los demás es lo que, de alguna forma, nos mantiene vivos cuando ya nos hemos ido.

Isabel Coixet

Isabel Coixet

Mi vida sin mí” es hermosísima, sincera, sobria, contenida, desgarradora y optimista. Las formas puede que sean algo irregulares pero el fondo es una genialidad. El mérito es hacerlo desde la sencillez, contar un dramón como la copa de un pino desde el optimismo, no debe ser nada fácil.
Hablar de algo tan desgarrador como la muerte con fecha anunciada y empapar toda la historia de calidez, ilusión y ternura es una proeza digna de mi admiración y mi aplauso. Esta es la mejor obra de Isabel Coixet sin duda.

Al grano: Bien intencionado drama que con finura te lleva a diversas sensaciones y te pone a valorar la muerte como un punto cercano para todos.

* * * * * / 5

La condesa Blanca, recuerdo a Natasha Richardson…

La condesa blanca, The white countess, James Ivory, 2005

La condesa blanca, The white countess, James Ivory, 2005

¿De qué trata?: Shangai, 1936. La ciudad china es un lugar donde se mezclan las intrigas políticas, los refugiados que intentan escapar, las fuerzas militares destinadas y los negocios internacionales. Dos personas atrapadas en esta vorágine crean un vínculo al borde de la invasión japonesa de la ciudad: Sofía (Natasha Richardson), una bella condesa rusa, forzada por las circunstancias a mantener a su familia trabajando como camarera y bailarina, y Jackson (Ralph Fiennes), un antiguo diplomático ciego destrozado por la pérdida de su familia y desilusionado por la incapacidad del mundo para lograr la paz. La historia de ambos personajes se desarrolla en La Condesa Blanca, un elegante club nocturno creado por el diplomático para aislarse del caos y la tragedia que le rodea.

Gran actuación de Natasha Richardson (1963 - 2009)

Gran actuación de Natasha Richardson (1963 - 2009)

La película es un drama de época, de personas desplazadas, que se desarrolla en Shanghai (China) en unos momentos convulsos y turbulentos, que concluyen con la ocupación japonesa y el bombardeo de la ciudad (14-VIII-1937). Se yuxtaponen dos dramas personales, que se enmarcan en una trama de numerosos dramas de judíos huidos de Europa, rusos blancos exiliados, japoneses dedicados a negocios oscuros, militares de guarnición, extranjeros, especuladores y arribistas. Todd y Sofía son dos personajes solitarios, atormentados, portadores de heridas profundas, que sobrellevan en silencio. Todd sufre una discapacidad sobrevenida, ceguera, contra la que lucha para mantener un buen nivel de autonomía y de integración social. Sofía forma parte de una familia que vive a costa de su trabajo, pero la trata con desprecio. Las relaciones entre los dos protagonistas, sólo profesionales por acuerdo mutuo, permiten a Todd concebir proyectos y realizar algunos de sus sueños. Sofía gana más dinero en unas condiciones de trabajo confortables.

Como siempre, un destacado Ralph Fiennes

Como siempre, un destacado Ralph Fiennes

La historia se enmarca en una ciudad convertida en hervidero de enfrentamientos entre nacionalistas y comunistas, policía y revolucionarios, que presagian la guerra civil. Se añade la amenza creciente de la invasión japonesa, que se prevé cruel y dolorosa. Abundan los atentados, las explosiones, los movimientos de tropas, el progresivo abandono de la ciudad. El club de Todd se convierte en refugio de sosiego y punto de acogida de personas de diferentes opiniones, que buscan evasión, entretenimiento y diversión.

Le faltó un poco de sazón al final...

Le faltó un poco de sazón al final...

Las películas de James Ivory suelen ser muy parecidas unas a otras. Solo que por algún motivo algunas le salen muy bien, y otras le quedan un poco rancias. Esta pertenece al segundo grupo. La verdad es que por la época en la que transcurre, el contexto histórico, la ciudad donde se desarrolla y el origen y situación de los personajes, la película podía haber sido digna de David Lean. Pero a James Ivory, siendo un director muy bueno, todo esto le viene grande, y se limita a hacer una película correcta y excesivamente fría.
Acierta con la ambientación, consigue que nos metamos en el Shangai de la época, pero no consigue que la excelente historia nos emocione, nos llegue al corazón. La frialdad de la mayoría de sus películas es la asignatura pendiente de este director.

En mi opinión la historia que se cuenta parecía presagiar una película interesante, y el director logra una buena ambientación en la época, unos personajes convincentes, y un desarrollo de la trama correcto, sin embargo, creo que a la película le falta un toque emoción e intensidad para llegar al espectador, lo cual no se consigue. Al final resulta ser excesivamente larga, y no transmite nada en especial.

Al grano: Una película contenida en emociones y en fuerza, sin embargo es el estilo de James Ivory en mostrarnos una bella ambientación sin mostrar gran pasión. Del reparto quien más me gusta es Natasha Richardson(q.e.p.d.), que aporta mucha emoción a su personaje.

* * * / 5

Sabor a miel… mucha miel (The secret life of bees)

Sabor a miel, The Secret Life of Bees, Gina Prince-Bythewood, 2008

Sabor a miel, The Secret Life of Bees, Gina Prince-Bythewood, 2008

¿De qué trata?: En Carolina del Sur, año 1964. Lily Owens (Dakota Fanning) es un niña de 14 años que decide escapar de la problemática relación que tiene con su padre huyendo de su casa, junto a su cuidadora y única amiga (Jennifer Hudson), para terminar en un pequeño pueblecito que guarda el secreto del pasado de su madre. Allí son acogidas por tres excéntricas hermanas apicultoras (Queen Latifah, Sophie Okonedo y Alicia Keys).

Una cinta sobre el vacío afectivo y la búsqueda de la verdad en el pasado, que a priori pareciera que debería emocionar mucho y no lo logra con tanta efectividad porque se diluye su concentración emotiva dentro de un cúmulo de situaciones apenas discretas desde la sensibilidad.

Agradable película con aspecto de telefilm con medios, que supone el reencuentro del espectador con una Dakota Fanning adolescente. El film se basa en un best-seller de Sue Monk Kidd que cuenta una conmovedora historia cargada de emotividad ambientada en Carolina del Sur en 1964. Partiendo de esa base, la película gustará a todos aquellos amantes de los filmes emotivos, de esos que cuentan historias capaces de conmovernos. Sin embargo, la película, que tenía todos los mimbres para ponernos el corazón en un vilo, volver nuestra alma del revés y dejarnos satisfechamente destrozados, se conforma con conmovernos en momentos aislados y generar alguna lagrimilla en el espectador dependiendo de su “nivel de generación hídrica”.

Las protagonistas de esta historia...

Las protagonistas de esta historia...

Entonces, si con un argumento sólido y efectista, un reparto más que prometedor, una ambientación adecuada y una temática más que oportuna… ¿que falla? En mi opinión está claro: por un lado una dirección indolente y confiada, que no logra en ningún momento hacerse con el ritmo de la historia, ni encontrar el tono apropiado en las interpretaciones y por otro lado un casting mal confeccionado.

Le sobra miel a la película...

Le sobra miel a la película...

Más allá de la solvencia, apabullante, de Dakota Fanning y del carisma a prueba de bombas de Queen Lafifah, hay personajes que no encuentran su espacio en el corazón del espectador, algunos se hacen realmente antipáticos como el de June, que no logra el equilibrio que debió tener su papel. Otros, como May que debía haber robado nuestro corazón desde el primer momento, juega peligrosamente con el ridículo.Paul Bettany está excesivo en su violento rol y Jennifer Hudson, con una presencia poderosísima) está francamente desaprovechada. Si a eso le unimos que el papel de Latifah requería de una persona de más edad para ser creible en el desarrollo de la trama, podemos darnos del caos. No obstante, no creo que nadie salga del cine con la sensación de haber sido estafado, unos saldreis encantados y otros dirán… “bueno, no está mal, pero me emociona más ver a Bárbara Grego en la novela… (Lucero, en Mañana es para siempre)”.

Dakota Fanning en un papel acorde a su edad

Dakota Fanning en un papel acorde a su edad

El filme lamentablemente licua su potencial dramático y sensible en alternativas sosas e indolentes, de esta manera se convierte en una cinta apenas pasable donde de a ratos se toca la fibra interior del espectador pero en otros pasajes se torna muy redundante y sin tanto excite ni profundidad emotiva.

La película quiere desarrollar por una parte la defensa de los derechos civiles y la igualdad de condición por parte de la gente negra, mientras que por otro lado quiere proponer una narración sentida e intimista sobre las vivencias amargas de una adolescente que va descubriendo la verdad sobre la carencia afectiva vivenciada debido a la malograda relación que mantiene con su padre y a la ausencia de su madre.

Pero el resultado es una mediocre propuesta que no emociona lo suficiente como para llegar a lo más recóndito del corazón del espectador. No desestabiliza con su carga de amargura en la medida de lo esperado teniendo en cuenta el elenco y la aparición de Dakota Fanning como protagonista principal luego de sus conmovedores trabajos que le habíamos visto realizar de niña.

Al grano: Es un film excesivamente meloso, con actuaciones mediocres, con un ritmo lento y aburrido, una dirección muy “light” que deja un sabor de miel aguada en la boca.

* * / 5

“Ni en tu casa ni en la mía”…. NI EN EL CINE….

Four Christmases - 2008

Four Christmases - 2008

¿De qué trata? : Brad (Vince Vaughn) y Kate (Reese Witherspoon) son una  exitosa pareja de San Francisco que ven cómo sus planes iniciales de pasar el día de Navidad en un lugar exótico, alejados de su ciudad y de sus propias familias, se convierten en algo muy diferente. Obligados y sin escapatoria, ambos se ven envueltos en una Navidad de lo más familiar. La situación hace que tengan que pasar la navidad con las familias de sus padres divorciados.

Las cuatro celebraciones navideñas hacen que salgan a la luz los miedos de la infancia, se reabran las heridas de la adolescenciae incluso que se den cuenta de lo que significa su relación. Pero mientras Brad cuenta las horas para quitarse de encima ese mundo de padres, suegros, sobrinos y hermanos, Kate empieza a ver las cosas de un modo diferente y, al final del día llegarse a preguntar si la vida que ha elegido el resto de su familia no es tan mala después de todo.

Por donde empezar, bueno empezando por el elenco, el cuadro de los padres es elegante (Robert Duvall, Sissy Spacek, John Voight y Mary Steenburger), cualquier drama lucharía por un elenco así, sin embargo, en este bodrio film, están completamente desaprovechados. Después la química entre los protagonistas es nula.
Lo que pudo haber sido una buena radiología de las relaciones contemporaneas, las relaciones libres donde  no existe un matrimonio como contrato, queda diseccionado en algo moralista y manipulador. Una película de comedia donde eso es lo que menos hay y en donde a la mitad de la película ya pides que se dejen de tonterias.
Kate y Brad

Kate y Brad

Al grano: Es la película que le dió de comer a Reese Witherspoon este año, en dónde ni su carisma pudo salvar esto, por que en esta película no se le nota. Vince Vaughn sin chiste como siempre. Una película tonta, en toda la extensión de la palabra. No vale la pena que se vea Ni en tu casa ni en la mía ni en el cine. Aparte que pésimo tino para su nombre en español.
* / 5

Sin reservas…

Sin reservas - en Blu Ray

Sin reservas - en Blu Ray

¿De qué trata?: Kate Armstrong (Catherine Zeta-Jones), reputada chef de un restaurante de moda en Manhattan, vive su vida al igual que dirige su cocina: con una intensidad que cautiva y a la vez intimida a la gente que la rodea. Pero la naturaleza perfeccionista de Kate se pondrá a prueba cuando se tiene que hacer cargo de su sobrina de nueve años Zoe (Abigail Breslin), al mismo tiempo que debe lidiar con un nuevo sub-chef que se une a su personal. Nick Palmer (Aaron Eckhart), alegre y bastante irresponsable, es completamente distinto de Kate, sin embargo la química que se da entre ellos es innegable. La rivalidad se vuelve romance, pero Kate deberá aprender a expresarse más allá que en el campo de su cocina, si quiere conectarse con Zoe y encontrar la verdadera felicidad con Nick… Remake norteamericano de la cinta alemana “Deliciosa Marta” (Mostly Martha, 2001).

Catherine Zeta-Jones no suele gustarme, su actuación me parece bastante plana pero hay papeles que simplemente le vienen como anillo al dedo y éste es el caso; Kate es un personaje muy acorde a ella y lo interpreta muy correctamente. La niña Abigail es un derroche de ternura y talento que realmente te conmueve.

Aaron Eckhart encantador y natural como siempre y Patricia Clarkson a pesar de no aparecer mucho muy bien en su papel y destacando con su elegante presencia en escena

Mención aparte la bellísima ambiantación musical de Philip Glass profundizando los momentos dramáticos y amenizando los momentos alegres de manera siempre sencilla pero que se hace notar por su sensibilidad y su manera de exaltar la trama con sus preciosas melodías sin que apenas lo notes.

Aunque no aporte nada nuevo, sabe reinventarse incorporando una linea dramática que aporta mucha ternura al film. Logrando combina r drama y comedia pero de forma sutil, puede que no te rías a carcajadas pero es de las que fácilmente te dibujan una sonrisa en la cara. Y con tanto plato refinado en la pantalla te entran unas ganas de comer.

Al grano: Interesante película muy bien condimentada que al final quedas bastante satisfecho con los resultados. Sin embargo, hay cierto aspectos que le faltó un poco de cocimiento.

* * * 1/2 / 5

Persepolis… (Se las debía..)

Persepolis, una gran joya animada

Persepolis, una gran joya animada

¿De qué trata?: Narra la conmovedora historia autobiográfica de una niña iraní en pleno fundamentalismo islámico, desde la revolución islámica hasta nuestros días. Cuando los fundamentalistas toman el poder forzando a las mujeres a llevar velo y encarcelando a miles de personas, Marjane descubre el punk, ABBA y a Iron Maiden mientras vive el terror de la persecución del nuevo gobierno y la guerra de Irán e Irak. Como adolescente la envían a Europa, donde por fin puede comparar otras culturas con el fundamentalismo religioso del que escapó. Eventualmente la protagonista se adapta bien a su nueva vida, pero no soporta la soledad y vuelve con su familia, aunque eso signifique ponerse el velo y sentirse sometida a una sociedad tiránica… Con las voces originales en francés de Catherine Deneuve y Chiara Mastroiani.

“Persépolis” es una pequeña y curiosa joya de esas que se encuentra uno muy de vez en cuando en la cartelera. La película consigue mezclar lo cómico y lo atroz, emociona, entretiene y está cargada de realismo y de magia.

El film encierra una profunda sabiduría envuelta por una capa simple y sencilla, lo que le da valor y consigue un relato universal, seguramente la clave de su éxito. Un recorrido apasionante por el Irán de los años 80 y principios de los 90, visto por los ojos de una niña que se hace adulta a marchas forzadas en un contexto muy complicado. Por si fuera poco es didáctica, ya que supone una lección de historia para los que desconozcan, como yo, la reciente historia iraní.
Marjane Satrapi, creadora del famoso cómic autobiográfico y ahora codirectora de la adaptación cinematográfica de Persépolis, rechazó numerosas y suculentas ofertas llegadas desde Hollywood a raíz del éxito de su obra para llevarla al cine en Estados Unidos. La iraní prefirió llevarla a cabo en Francia, su segunda casa, para así conseguir una adaptación al celuloide más fiel, para tener total libertad y no ver desvirtuada su obra. Como dice de la protagonista de Persépolis: “La liberté a toujours un prix” (La libertad siempre tiene un precio…).

Al grano: “Persépolis” es un trabajo creativo admirable, lleno de inteligencia y talento, y contundente en su denuncia de la represión en las sociedades islámicas.

* * * * */5


Buscando amar…o como por primera vez Mandy Moore pudo ser feliz….

Dedication - Buscando amor - Justin Theroux

Dedication - Buscando amar - Justin Theroux

¿De qué trata?: Un autor de cuentos para niños (Billy Crudup) , de carácter obsesivo compulsivo y misógino, se ve obligado a trabajar con una ilustradora (Mandy Moore), en lugar de su habitual colaborador (Tom Wilkinson), y único amigo, que ha fallecido.

TITULO ORIGINAL Dedication
AÑO
2007
DURACIÓN
111 min.
PAÍS
DIRECTOR Justin Theroux
GUIÓN David Bromberg
MÚSICA Ed Shearmur (AKA Edward Shearmur)
FOTOGRAFÍA Stephen Kazmierski
REPARTO Billy Crudup, Mandy Moore, Tom Wilkinson, Dianne Wiest, Bob Balaban, Peter Bogdanovich, Bobby Cannavale, Martin Freeman, Amy Sedaris, Christine Taylor
PRODUCTORA The Weinstein Company / First Look International

Con esta ópera primma Justin Theroux ha logrado hacer que la imagen de mujer frágil y ñoña que tenía de Mandy Moore se borrara de mi mente. En cambio ha quedado la imagen de una caricaturista que vive los problemas de una persona cotidiana y noble. Lucy no es una Julia Roberts que dice “sólo soy una chica, parada frente a un chico, pidiéndole que la ame” (veáse Notting Hill, 1999). Contrastando con el personaje de Billy Crudup, cuya construcción psicológica es en por demás compleja y muy bien estructurada. Él es un hombre completamente obsesivo siempre cuestionandose de su vida rutinaria, que después de 20 años de ser acompañado por un amigo tiene que aprender a vivir sin él y no sólo eso, si no aprender a abrir su corazón.

Es de esas pequeñas películas cuya gran inmensidad depende de la construcción de la relación que tienen ambos. El choque de dos personajes “rotos” cuya unión depende de esta imperfección pues en nuestra vida tenemos claro que todos tendremos alguna parte faltante, alguna parte que ha sido pisada o lastimada y que vemos la vida como si no fuera hecha para disfrutarla si no para adolecerla. Apela a cuestiones como la soledad, el amor, el egoísmo y la tristeza para demostrarnos que, muchas veces, “la vida nos sorprende regalándonos un encuentro especial con la persona menos pensada”

Dedication es una comedia romántica, pero más que eso, es la comedia romántica de los desadaptados. Es una comedia un tanto pesada para el espectador que busca todo dado – comedias superficiales que dejan varias sonrisas y al final es puro show y nada de profundidad -, es una obra tan perfectamente bien construida que merece que se le de una oportunidad. Su complejidad radica en su óptica sobre la realidad. Es de esas pequeñas historias que con buenos detalles – buenos quotes, buena elección musical, un guión efectivo y circular – te dejan con un grato sabor de boca y te hacen cuestionar realmente el poder que tenemos en la vida de valorarla, de no rechazar las oportunidades que llegan a nuestra vida, por que no sabemos si tendremos una segunda vez para hacerlas.

Al grano: A pesar de su retrazo de un año, llega a corde con la Navidad. Más allá de que esta propuesta presente algunos errores menores, parece que, para ser su primera vez en el rol de director, Justin Theroux no lo hizo mal.  En general es una pequeña gran historia que funciona por el guión, muy buenas actuaciones y un resultado final que a mí ha hecho que se convierta en una de mis películas favoritas.

* * * *  / 5