Una noche fuera de serie. Juntos Steve Carrell y Tina Fey…

Date Night

Una noche fuera de serie, Date Night, Dir. Shawn Levy, 2010

¿De qué trata?: Los Foster tienen por costumbre salir una noche a la semana, para reavivar la chispa de sus antiguas citas, y esa noche “especial” acuden siempre a la taberna Teaneck de la localidad. La conversación que entre ambos se suscita va derivando rápidamente de la charla trivial al rutinario y tedioso diálogo que suelen mantener a la hora de la cena en su propio hogar. Agotados por el trabajo y los hijos, sus citas “especiales” raras veces tienen éxito –o algún tipo de acción– y, mucho menos, romance. Después de saber que dos de sus mejores amigos –otro matrimonio con hijos– se van a separar tras una vida similar a la suya, Phil (Steve Carell) y Claire (Tina Fey) empiezan a temer lo que les aguarda: una escenario de anodina indiferencia y la consiguiente separación. En un intento de escapar del piloto automático en su salida semanal, y con la esperanza de darle a sus vidas un mayor aliciente, Phil decide alterar el plan habitual y sorprender a Claire: llevándola a un flamante y muy popular restaurante de Manhattan. Sin embargo, no han hecho reserva. Deseosos de sentarse a la mesa antes de las doce de la noche, los Foster se hacen pasar por una pareja que tenía reserva y que no se ha presentado. ¿Qué daño podía haber en ello? Phil y Claire ahora son los Tripplehorn. Sin embargo, resulta que los verdaderos Tripplehorn son una pareja de ladrones que han robado a una gente muy peligrosa y que han sido atrapados por dos policías corruptos. Obligados a cenar apresuradamente, antes de acabar su risotto, Phil y Claire se dan cuenta enseguida de que su simulacro de cita conyugal les ha salido singularmente mal, ya que se ven envueltos en una vorágine de violentas y peligrosas aventuras para salvar sus vidas… y su matrimonio.

He aquí a una pareja de actores de comedia aclamados a nivel mundial. He aquí la clásica comedia romántica familiar sin nada nuevo. Es digno de halago la capacidad de Tina Fey y de Steve Carell de interpretar siempre los mismos personajes pero seguir siendo graciosos y entretenidos sin caer en la pesadez.

La historia no es nada del otro mundo, pero es un buen medio para provocar muchas situaciones realmente graciosas donde es muy difícil no reírte. Hay algunas escenas/diálogos que son especialmente hilarantes. Yo la vi en una sala repleta de gente y no pararon de sonar carcajadas generalizadas durante toda la película.

Date Night

Por otro lado, el ritmo de la película es muy vivo y las situaciones se suceden rápidamente sin dar descanso, a pesar de que en algunos momentos aparecen algunos diálogos largos entre los protas que se alargan demasiado para mi gusto.

Tenemos también unos secundarios de lujo: Mark Wahlberg, con un papel, perdón por la expresión, de macho bólido. Pero que le sienta muy bien. Y te hace reír. James Franco maldiciendo hasta el hartazgo y aunque aparece poco, fue un gran momento de la película. Taraji P. Henson está un poco deslucida ya que no sólo la atención esta siempre puesta en sus protagonistas, sino que su personaje no tiene muchas apariciones. Igual cumple como se debe. Y hasta la aparición de Mark Ruffalo no me la esperaba!

Al grano: Pelìcula palomera sostenida por el talento de los dos mejores cómicos que están en la actualidad: Tina Fey y Steve Carrell

* * */ 5

Río Místico

Río Místico, Mystic River, 2003 Dir. Clint Eastwood

Río Místico, Mystic River, 2003 Dir. Clint Eastwood

¿De qué trata?: Cuando Jimmy Markum (Sean Penn), Dave Boyle (Tim Robbins) y Sean Devine (Kevin Bacon) eran unos niños que crecían juntos en un peligroso distrito de Boston, los tres pasaban los días jugando al béisbol en la calle, al igual que lo hacían muchos otros niños en el barrio obrero de East Buckingham donde vivían. No sucedía nada importante en su barrio. Hasta que Dave se vio obligado a tomar un rumbo que cambiaría las vidas de todos ellos para siempre. Veinticinco años más tarde, los tres se vuelven a encontrar por otro acontecimiento de gran trascendencia – el asesinato de Katie (Emmy Rossum), la hija de 19 años de Jimmy. A Sean, que se ha hecho policía, le asignan el caso y junto a su compañero (Laurence Fishburne) recibe el encargo de desenredar este crimen aparentemente sin sentido. También tienen que estar muy pendientes de Jimmy, furioso por encontrar al asesino de su hija.

Magnífica película de Clint Eastwood. Partiendo de una estructura de thriller, de intriga policiaca, Eastwood explora los lados oscuros del género humano: “Mystic river” es un asombroso relato acerca de la amistad, la infancia perdida y la venganza. Los tres personajes principales (fantásticos Sean Penn -atención a la escena de desesperación con los policías-, Tim Robbins -que transmite una inseguridad a su personaje tras el hecho qu marca su vida- y Kevin Bacon -el menos reconocido, transmite perfectamente la incertidumbre de su personaje al tener que tomar decisiones que afectan a su núcleo de amigos) se mueven durante toda la película envueltos por un trágico fatalismo, un fatalismo que va creciendo a la vez que se desvelan más detalles de la trama. Los secundarios, algunos, magníficos (la mujer de Bacon aporta misterio sobre su vida, Emily Rossum aporta en su breve aparición la última gota de felicidad de su inminentemente destrozado padre), otros, sin demasiado peso más que para apoyar la trama (el de Lawrence Fishburne está algo estereotipado, y el de Marcia Gay Harden podía haber estado más aprovechado).

El primer Oscar de Sean Penn honrado por esta película.

El primer Oscar de Sean Penn honrado por esta película.

La estructura del filme (amén de su excelente factura y magnífica banda sonora del propio Eastwood) está matemáticamente desarrollada: un primer acto introductorio, donde Eastwood narra con un acertado tratamiento la primera desgracia (tratando el tema de la pederastía con asombroso respeto); un segundo acto de desarrollo del conflicto principal del filme, donde conocemos cómo han madurado los tres amigos; y un magnífico acto final donde los secretos son desvelados y el fatalismo se hace dueño de los personajes, conduciéndoles a actos de los que ya no podrán mirar atrás. Todo ello contado por el maestro Clint Eastwood con una asombrosa sutileza (el principal acierto del filme), sutileza que se apodera hasta del magnífico final, abierto a la libre interpretación del espectador, que juzga cual debe de ser el destino de los personajes después de ese antológico gesto de Kevin Bacon a Sean Penn.

Clint Eastwood dirige este poderoso drama

Clint Eastwood dirige este poderoso drama

Película tras película, Clint Eastwood demuestra ser, hoy por hoy, uno de los más clarividentes, estruendosos y soberbios cineastas que hay. “Mystic river” es una soberana lección de hacer cine, embebido de signo y señales de clasicismo, por su rectitud, eficacia y nobleza en la puesta en escena, pero preñada también de la mala hostia contenida que acompaña casi siempre al cineasta, un, aunque no lo parezca, tipo rebelado fieramente, pero con desarmante racionalidad, hacia el imperfecto y cabrón mundo que vive cotidianamente.

Con este argumento, Eastwood y el gran guión de Brian Helgeland, tejen una obra maestra con forma de policiaco absorbente y muy narrativo, acerca de las oscuridades del oficio de vivir, de la torpeza de lo momentáneo, de la peligrosidad de las apariencias, sobre la confianza, la amistad, la familia y las inocencias no ya perdidas, sino infinitamente enterradas. En definitiva, acerca de la absoluta certeza de la relatividad de la existencia.
Rodeado de un soberbio grupo de actores, de lo mejor del cine USA contemporáneo, Eastwood vuelve a dar en la diana con elegancia, toneladas de maravillosa madurez y una ametralladora de cine a todo pulmón y de incorruptible pureza oxigenante. Algo cojonudo, pues, y sin prescripción médica.

Al grano: Poderoso drama coral que marca el inicio drama realista (Million Dollar Baby, Changeling, Gran Torino) en la narrativa de Eastwood.

* * * * * / 5

Closer…..Llevados por el deseo

Llevados por el deseo, Closer, Mike Nichols, 2004.

Llevados por el deseo, Closer, Mike Nichols, 2004.

¿De qué trata?: Una historia de pasiones, sexo, amor y abandono que involucra a dos parejas, con una situación que se complica cuando el hombre de la primera pareja conoce a la mujer de la segunda pareja.

Closer es una película muy realista sobre relaciones de pareja, normalmente las películas que tratan este tipo de temas nos venden cosas que son mentira, sin embargo, ésta película es como la vida misma, triste y dura.

Julia Roberts, Jude Law, Natalie Portman y Clive Owen

Julia Roberts, Jude Law, Natalie Portman y Clive Owen

Los diálogos tienen una fuerza impresionante, todo se basa en ellos, todo el contenido sexual de la película está en los diálogos, son intensos y tan reales que en cualquier momento el espectador puede sentir que él ha vivido esa situación. Por primera vez se habla claramente y sin tapujos de sexo en un diálogo serio en el cine, por fin una película adulta sobre el amor.

Los mejores personajes: Larry (Clove Owen) y Alice (Natalie Portman)

Los mejores personajes: Larry (Clove Owen) y Alice (Natalie Portman)

Natalie y Clive se llevan la película...

Natalie y Clive se llevan la película...

Clive Owen es toda una revelación y esta cinta le sirvió para lanzarse al estrellato y demostrar que tiene una presencia en pantalla que pocos pueden igualar. Pero el premio gordo se lo lleva Natalie Portman, nunca ha estado tan bella y magistral a la hora de encarnar un papel, que aparte tiene la ventaja de tener el personaje más suculento de todos, un personaje tan seductor como enigmático que va a ponerle el listón muy alto de cara a futuros proyectos.

En contra parte Jude Law luce menor a todo lo que nos ha mostrado mientras Julia Roberts no luce a pesar de tener un buen personaje, ambos actores desaprovecharon la fuerza y la pasión de la historia y se quedaron menos de a medias tintas, es una pena por que han realizado mejores trabajos.

Drama de parejas....

Drama de parejas....

Closer aparte de beneficiarse del texto de una buena obra teatral está hecha por y para sus protagonistas bajo la batuta de un veterano en forma como es Mike Nichols (pocas películas fallidas tiene en su haber) y que deja la sensación de que el espectador una vez termina la película hable en la cafetería sobre lo que haría en la situación de sus protagonistas, ya que Closer habla de temas tan universales como los celos, el deseo, la infidelidad y el amor, pero se hace de una manera tan elegante e inteligente que hace de esta película una de las sorpresas más agradables de los últimos años.

La sensación final de vacío y tristeza es desoladora. La vida a veces también lo es en cuanto al corazón se refiere, y una de las virtudes de Closer es presentarla tal cual, como un crudo relato de la sociedad moderna alternando pros y contras como una montaña rusa sin fin. La secuencia del burdel me parece magistral.

El desenlace es patético pero vigoroso. Ahí radica su fuerza.

Al grano: Película que emociona a travéz de los diálogos, como buen adaptación teatral, goza de mucha pasión y se puede considerar un clásico en el drama moderno.

* * * * / 5