Sombras Tenebrosas (Dark Shadows, Burton 2012)

La psychedelia invade a Tim Burton en esta nueva entrega. Y aunque su genialidad es indudable esta película se mueve muy dubitativa en cuanto al tono que maneja, nunca queda claro y eso la hace, no tomarse en serio así misma, y por lo tanto, que nosotros tampoco la tomemos enserio. ¿Pero ese no era el objetivo del director? Yo creo que sí, sin embargo, el entretenimiento tan ligero que propone hace que no sea considerara como una película relevante para el cinematógrafo.

La familia Collins tiene el mal de ojo echado encima. Y al pobre Barnabas le toca lidiar con la obsesión de una poderosa bruja despechada que puede conquistarlo todo excepto lo que más desea: su corazón.

El equipo Burton – Johnny Depp se reúne de nueva cuenta, tanto el director como el actor se mueven con suma ligereza dentro de esta cinta en la que Michelle PfeifferHelena Bonham CarterEva Green complementan con su belleza y carisma. Sin duda alguna la película obtiene una estrella dorada en su decoración, así como en el vestuario, como siempre los puntos fuertes de Burton, decae en el guión de Seth Grahame-Smith, primerizo en el área cinematográfica, y aunque se fortalece con la visión de John August, no hay mucho que agregar.

No está del todo mal, pero con semejante director y reparto uno tiende a esperar más. Para los amantes del rock  hay un cameo de Alice Cooper. El problema de la película es el guión, hay demasiado artificio y excesiva pelea entre Depp y Green. Además, parece todo montado para que haya una continuación.

Calificación: * * * / 5

 

La edad del deseo, Chèri.

cheri_ver2A principios del siglo XX, París es el centro del mundo. Los artistas, la moda, el teatro, la música… y las cortesanas, esas mujeres tan bellas y experimentadas en el arte del amor que llegan a ser mantenidas con gran confort por los hombres poderosos de la época. Léa de Lonval (Michelle Pfeiffer) es una cortesana que ha conseguido llevar una vida agradable y ya no ejerce como tal. Una mañana va a desayunar con su antigua compañera Madame Peloux (Kathy Bates), que acude acompañada por un joven que resulta ser su hijo, Chéri (Rupert Friend), como ella le llama. Madame Peloux tiene grandes proyectos para él, pero Chéri debe convertirse primero en un hombre. Le pide a Léa que le enseñe, ella acepta y lo que comienza siendo un travieso flirteo se convierte en un apasionado amor que dura seis años. Pero la madre, Madame Peloux, planifica en secreto el matrimonio de Chéri con Edmée (Felicity Jones), la hija de otra cortesana rica, Marie-Laure (Iben Hjejle). Al acercarse la inevitable separación, Léa y Chéri intentan afrontar lo mejor posible la difícil situación, pero cuanto más tiempo pasa más conscientes son de que el amor que les une tiene unas raíces muy profundas.

226.x600.film_.cheri_.rev_Chéri es un producto de artesanía agradable, técnicamente academicista donde su principal tropiezo reside en un guión que no se decide entre la alegoría romántica y el drama decadente. Maravillosa Pfeiffer, imposible no enamorarse por última vez de la actriz más bella de los últimos 25 años, y que ahí está, dándolo todo en este papel que es casi un cierre a su carrera como actriz puramente romántica.

Stephen Frears hace un buen trabajo. Se ve que el proyecto no tenía mucho dinero y por ello los ceñidos planos en exteriores, muy comprensibles en este tipo de producción. Escenarios y vestuarios, notables.

Sin embargo, el guión es su mayor problema y es que la historia se vuelve lenta y pazguatona. Las imágenes son impecables pero el trazo lineal se siente cansada y torpe.

***/5

film-cheri-pfeiffer-frears