Dan en la vida real.

Dan en la vida real, Dan in Real Life, Peter Hedges, 2007

Dan en la vida real, Dan in Real Life, Peter Hedges, 2007

¿De qué trata?: Dan (Steve Carell), columnista en un periódico local, vive con el recuerdo de su esposa fallecida, y dedicado por completo a sus tres hijas. Su vida cambia cuando conoce a Marie (Juliette Binoche), la nueva novia de su hermano menor.

Viudo y con tres niñas, Dan ya no busca el amor, hasta que un buen día conoce a una chica y la chispa se enciende de nuevo… para volver a “apagarse” al comprobar que dicha chica es la novia de su hermano. Una comedia romántica con leves tintes dramáticos que a pesar de pecar en su desarrollo de los tópicos más típicos, contiene algunos elementos que hacen que la película no sólo se deje ver, sino que lo haga con simpatía y muchas risas.

Los grandes culpables de la calidad del filme son su director Peter Hedges (guionista de About a Boy) y la pareja protagonista: Carell está muy correcto como siempre y su paternaire femenina, Juliette Binoche, sorprende con un papel que podría resultar demasiado dulce y ñoño pero que se consigue mejorar con un toque de picardía necesaria

Dan en la vida real es una buena y sencilla propuesta, recomendada ampliamente. El único pero que le pongo es que para apegarse más a el título de “En la vida real” la escena entre los títulos finales sobra.

Al grano: Película sencilla y carismática gracias al indiscutible talento de Steve Carrell y la naturalidad de Juliette Binoche.

* * * 1/2 / 5

Los secretos del poder

Los Secretos del Poder

Los Secretos del Poder, State of Play, Kevin Macdonald, 2009.

¿De qué trata?: Adaptación de la exitosa miniserie de TV británica de la BBC del mismo nombre. congresista y un reportero que se ven envueltos en un caso de brutales asesinatos que, aparentemente, no tienen relación entre sí. Cal McCaffrey (Russell Crowe) es un periodista de Washington DC cuyo olfato le lleva a desenmarañar los misteriosos asesinatos de algunas de las figuras más prometedoras de la política y la gran empresa. El congresista Stephen Collins (Ben Affleck) representa el futuro de su partido: debido a su honradez, ha sido elegido presidente del comité que supervisa los gastos de Defensa. Todos esperan que esta estrella en auge represente a su partido en la próxima carrera hacia la presidencia. Hasta que alguien asesina brutalmente a su ayudante/amante, y los secretos se escapan de su escondite. McCaffrey tiene la dudosa fortuna de ser un viejo amigo de Collins, y de que su jefa (Helen Mirren) sea totalmente despiadada y le mande a investigar el caso. Mientras sigue la pista del asesino con la ayuda de otra reportera, Della Frye (Rachel McAdams), descubre una tapadera que amenaza con hacer temblar las estructuras del poder de la nación. En una ciudad de relaciones públicas, asesores y ricos políticos, aprenderá una verdad innegable: cuando miles de millones están en juego, la integridad, el amor y la vida de cualquiera están en peligro.

Muy buen thriller político.

Muy buen thriller político.

En el juego de ajedrez de la política, existe una constante manipulación entre dos equipos dignos de respeto: los políticos que buscan retener sus posiciones de influencia y los reporteros dispuestos a desenmascarar la corrupción que acompaña al poder sin restricciones. Lo que une a los oponentes es que ambos se necesitan. Y el asesinato, ya sea de una vida o del carácter de una persona, es ocasionalmente un medio para alcanzar su fin.  El director de la magnífica El último rey de Escocia, Kevin McDonald, realiza esta magnífica adaptación al cine de la miniserie homónima de la BBC, centrada en el poder, la corrupción y el periodismo. McDonald demuestra un buen dominio de cámara con planos secuenciales y hermosas tomas aéreas, que aseguran una buena factura visual de la película. Pero esto no es lo mejor de esta imponente producción.

Rachel McAdams

Rachel McAdams

De entrada observamos un metraje largo, pero hay que tener en cuenta que había que condensar seis capítulos de un relato político con muchísimas implicaciones (Para ver la ficha de la miniserie dar click aquí). Sin embargo, la habilidad de los guionistas para contar una trama absorbente, sabiendo cómo dosificar el volumen de información para no resultar confusa, además del empleo de un frenético ritmo narrativo y el impecable montaje final de Justine Wright, confieren a la obra el dinamismo suficiente como para que nadie se aburra con su visionado.

Además el filme cuenta con personajes perfectamente definidos y muy bien interpretados, incluso por parte de Ben Affleck, que si bien nunca está a la altura de Russell Crowe, mejora bastante las mediocres interpretaciones a las que nos tiene acostumbrados. Crowe está perfecto en su rol de periodista de la vieja escuela, alguien que todavía cree que su denostada profesión es algo más que los índices de ventas, mostrándose continuamente en pos de la verdad. Completan el reparto la atractiva Rachel McAdams (Red Eye, The Notebook), el cómico Jason Bateman y tres veteranos que no necesitan presentación: Hellen Mirren, Jeff Daniels y Robin Wright Penn.

El cuarto poder: los medios de comunicación.

El cuarto poder: los medios de comunicación.

Los secretos del poder es una película entretenida y resulta didáctica al mostrarnos la red del poder en Washington y las estrechas y complejas relaciones entre medios de información y la política. Tiene sus puntos débiles en su previsibilidad ( los hechos que se investigan apuntan en su resolución a las “altas esferas”), sus concesiones a la comercialidad ( los protagonistas se ven envueltos en tiroteos y persecuciones un tanto insólitos para un reportero y un político) y, sobre todo, en el carácter de pseudodenuncia muy propio del cine norteamericano, que resulta útil para tranquilizar las conciencias menos torturadas y cuya moraleja siempre parece ser la misma: existen fallos en el sistema, pero no hay que preocuparse porque el propio sistema corrige esos fallos.

Al grano: Bien construido thriller político que se agradece como bocanada de aire fresco entre tanto blockbuster veraniego. A pesar de sus errores se le reconoce la impecable factura con la que está hecha.

* * * * / 5

Hancock – Fate doesn’t decide everything. People get to choose.

Hancock, Peter Berg, 2008

Hancock, Peter Berg, 2008

¿De qué trata?: Hay héroes, hay superhéroes… y luego está Hancock (Will Smith). Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Todo el mundo lo sabe. Todo el mundo, menos Hancock. Insatisfecho, atormentado, sarcástico e incomprendido, las acciones heroicas y bienintencionadas de Hancock cumplen su objetivo y salvan muchas vidas, pero siempre provocan unos tremendos desaguisados. La población ya no puede más y, aunque está agradecida de tener a su héroe local, los buenos ciudadanos de Los Ángeles se preguntan “qué es lo que han hecho para merecer a este tipo”. Hancock no es alguien al que le importe lo que piense la gente, hasta el día en que salva la vida de Ray Embrey (Jason Bateman), alto ejecutivo de una empresa de relaciones públicas. Y es entonces cuando el impopular superhéroe se da cuenta de que, al fin y al cabo, tiene un lado vulnerable.

Buen arranque, mal seguimiento...

Buen arranque, mal seguimiento...

La verdad es que una historia que cuente acerca de un superhéroe que no es querido, no es tan innovadora…pero si en esta historia al superhéroe tampoco le importa esto, entonces es completamente distinto, y ESA es la historia que iba a convertir esta película en una obra maestra. PERO al final el guionista opta por una historia completamente distinta que prácticamente anula totalmente la primera. Empieza fenomenalmente bien, y te echas unas risas viendo a tan calamitoso personaje meter la pata una y otra vez empapado en Whisky y causando todo tipo de destrozos.

Mantiene durante bastante rato un ritmo muy alto y divertido hasta que de pronto el guionista se mete en un agujero del que ya no sabe salir, te empiezas a aburrir y finalmente te importa un bledo todo lo que está pasando. La media hora final se puede calificar hasta de horripilante, pierde totalmente la gracia y hasta resulta bastante absurda, muy por debajo de los primeros 45 minutos.

Charlize Therón cumple con un personaje importante para Hancock

Charlize Therón cumple con un personaje importante para Hancock

No obstante es una entretenida peli para pasar el rato y sobre todo divertirse en su primera hora, y quizás es con lo que debamos quedarnos. El resultado es un típico producto veraniego en el que destaca la torpeza del director a la hora de transitar a su personaje principal de vagabundo a superhombre como esa forma que tiene de hacer avanzar la historia hacia su espectacularmente absurdo final no sólo sin desarrollar una mitología rigurosa o lógica, sino reescribiendo constantemente sus propias reglas narrativas y dramáticas.

Hancock está perdido, no se encuentra a si mismo, no sabe quién es. Sólo sabe que tiene unos poderes increíbles y esto le convierte en un gamberro peligroso, falto de cariño y sobre todo de sentido en la vida. El personaje es simpático, Will Smith lo es, y cae bien haga lo que haga. No es una comedia al uso, ni un drama tradicional, ni una película de acción convencional, no encuentra, diría yo, una clasificación clara dentro de un género. Hancock, no es ni un Spiderman ebrio, ni un Superman tarado, quiere ser él mismo, distinto a todos. Si descartamos los efectos especiales, que son inmejorables como en cualquier película actual, nos quedamos con una cinta de muchas pretensiones pero pocos logros. Un héroe distinto que manifiesta su desagrado hacia los uniformes de los superhéroes clásicos juzgándolos como ridículos pero se cuida bien de no mencionar a los superhéroes consagrados. Su propio uniforme, una vez que acepta embutirse dentro de él, le parece demasiado ajustado. Fuerza un final feliz rescatando de la muerte a los dos protagonistas cuando el fin natural hubiera sido el sacrificio de uno de los dos.

Al grano: No es la gran película de Superhéroes. No viene precedida por una gran (ni pequeño) comic. Le falta un poco de fuerza y se hace corta. Pero al final es una película fresca y entretenida.

* * / 5

Película de la semana de Puebla Gay: Una casa al final del mundo..

Una casa al final del mundo, A home the end of the world, Michael Meyer, 2004.

Una casa al final del mundo, A home the end of the world, Michael Meyer, 2004.

¿De qué trata?: En 1967, Bobby es un niño de nueve años muy sensible que observa los años 60: su mensaje de amor y libertad parece embargarle por completo. A principios de los 70, una súbita tragedia deja a Bobby sin familia. El niño establece una relación especial con Jonathan y la madre de éste, Alice (Sissy Spacek), quienes ofrecen a Bobby refugio y un renacido sentimiento de estar vivo. La amistad entre Bobby y Jonathan se extiende a lo largo de los años hasta la década de los 80 en la ciudad de Nueva York, un lugar donde la gente está constantemente rehaciéndose y redefiniéndose. Allí, Bobby (Colin Farrell) conoce a Clare (Robin Wright Penn), la pintoresca compañera de habitación de Jonathan (Dallas Roberts) cuyo reloj biológico suena con fuerza, alterando ya para siempre el destino de Bobby y complicando en adelante su relación con Jonathan. La trayectoria de este trío completa la película cuando los tres exploran nuevos territorios, deviniendo pioneros en un terreno virgen.

Esta película con buenos sentimientos respecto del ser humano contemporáneo, retrata la vida a priori desgraciada de un muchacho que pierde a su familia, pero es adoptado rápidamente por otra que necesita amor. Todo ello ocurre en los EEUU de los sesenta, con una cierta relajación moral respecto a las formas de amar y las drogas.

 Una historia dura, pero también dulce. Sentimental, pero también violenta en un sentido metafórico cuando del alma humano se trata. La violencia de la vida, de los sueños frustrados y de un vacío que cada vez parece más cerca de nosotros y en el que, inexorablemente, acabaremos cayendo.

Destaca Colin Farrell

Destaca Colin Farrell

Una casa en el fin del mundo” es la historia de un muchacho que busca su sitio en el mundo y para ello solo reparte amor allá por donde va, Colin Farrell ha sabido plasmar la intensidad y dulzura necesaria al personaje para que asi fuera. Cabe destacar tambien la actuación aunque en segundo plano de Sissy Spacek  una madre adelantada a su tiempo quien pasa a ser un pilar muy importante en la vida de Bobby.

Está basada en la novela de Michael Cunningham, escritor de “The Hours” y “Pasión al atardecer“. Si bien no llega a ser tan visceral y apasionante que Las horas, esta película se queda con el estudio de la necesidad de amor que necesitamos. La historia te va llevando de la mano y al final el buen tratamiento de la historia sobre el SIDA te da un interesante revez de cuan dura puede ser la vida, enfrentando pérdidas, amores y muchas alegrías.

Al grano: Película sentimental y delicada donde detaca sólo el amor, más allá de las formas convencionales o habitualmente más canalizadas de expresarlo.

*  *  *  1/2  / 5

Quiero robarme a la novia… Made of honor…

Quiero robarme a la novia, Made of honor, Paul Weiland, 2008

Quiero robarme a la novia, Made of honor, Paul Weiland, 2008

¿De qué trata?: Para Tom (Patrick Dempsey), la vida es maravillosa: Es sexy, triunfador, tiene éxito con las mujeres y sabe que siempre podrá confiar en su mejor amiga, la encantadora Hannah (Michelle Monaghan). Todo va bien hasta que Hannah se va seis semanas a Escocia por trabajo. Tom se da cuenta de que su vida está vacía sin ella y decide pedirle matrimonio cuando regrese de su viaje. El problema es que Hannah vuelve prometida y le pide a Tom que sea su “dama de honor”…

Una película que conoce sus limitaciones y sus virtudes, y juega con ellas adecuadamente. Unos personajes con carisma, unas canciones conocidas por el gran público, unos cuantos gags y varios clichés, y ya tienes tu película. Divertida, muy graciosa en algunos momentos y demasiado previsible en otros, te gustará si no aborreces las comedias románticas. Además, es una gran (y última) oportunidad de ver a Sydney Pollack en el cine.

Patrick Dempsey aprovecha su popularidad...

Patrick Dempsey aprovecha su popularidad...

Made of Honor” es otra de las tantas comedias americanas que nos llegan cada año. Patrick Dempsey y Michelle Monaghan (aceptable trabajo por parte de ambos) forman la pareja protagonista de una cinta con una premisa calcada a la de la película de Julia Roberts y Cameron Diaz, “My Best Friend’s Wedding“.

El problema con estas películas es que pareciera que todas (salvo contadas y muy honrosas excepciones que aportan luz al género) han salido de una máquina de prefabricados. Metes los actores, el lugar donde se va a desarrollar la cinta y un guión que permanece casi inalterado en la mayoría de los casos y ya tienes un producto empaquetado y listo para ser servido, destinado siempre a la misma audiencia. Es una pena que un género que cuenta con tantas y tan buenas películas se vea denostado por la decena de títulos similares que salen cada mes.

Última actuación de Sydney Pollack (1934 - 2008)

Última actuación de Sydney Pollack (1934 - 2008)

Con una trama a caballo entre Nueva York y Escocia (que nadie se engañe, aunque la mayor parte de la cinta transcurra en el país del Lago Ness no se nos ofrece nada nuevo), “Made of Honor”, título que también juega con la pronunciación similar entre “maid” (dama) y “made” (hecho), resulta en una cinta de lo más convencional, que no tiene nada creativo, diferente u original que mostrarnos, pero que sin embargo se deja ver sin demasiada complicación, resultando en ciertos momentos incluso agradable y simpática.

Al grano: Película romántica convencional que si se ve con fines de entretenimiento logra pasar un rato agradable.

* * * / 5

Azuloscurocasinegro (DarkBlueAlmostDark)

AzulCasiOscuroNegro, Daniel Sánchez Arévalo, 2006

AzulCasiOscuroNegro, Daniel Sánchez Arévalo, 2006

¿De qué trata?: AzulOscuroCasiNegro es un estado de ánimo, un futuro incierto, un color que, dependiendo bajo qué prisma se mire, cambia. Jorge(Quim Gutiérrez) ha heredado el trabajo de su padre después de que éste sufriera un infarto cerebral. Sin embargo, lucha contra un destino que parece inevitable. En los últimos años se ha esforzado por hacer su trabajo, cuidar de su padre y estudiar una carrera. Ahora su empeño es encontrar otro trabajo. A través de su hermano Antonio(Antonio de la Torre ), conoce a Paula(Marta Etura), con quien entablará una extraña relación que impulsará a Jorge a dejar de sentirse responsable de todo y enfrentarse a sus deseos, obviando lo que los demás esperan de él. Entonces todo podría ser diferente… o no.

AzulOscuroQuéManíaDeEscribirloTodoSeguidoCasiNegro podría presentarse como paradigma de lo que es una película española:

  • Se ambienta en Madrid.
  • Los personajes tienen importantes y rebuscados problemas sexuales.
  • El tono oscila entre lo social y lo cómico.
  • Los defectos residen principalmente en las deficiencias del guión, en su tendencia al efectismo y a la dispersión.
Paula y Jorge

Paula y Jorge

Es una película española prototípica, sí, pero también hay que redondearlo diciendo que es una buena (y más que buena) película española, entretenida, bien interpretada (los actores, sobre todo los masculinos, son estupendos).

Paula encerrada...

Paula encerrada...

De entrada comentar que no he visto nada anteriormente de su director, Daniel Sánchez Arévalo, y el primer film que veo de él me pareció una muy buena película. Al margen de la eterna discusión sobre el cine español/cine americano, creo que esta película merece ser comentada independientemente de este dilema. Daniel Sánchez Arévalo,  nos presenta un nuevo color, una propuesta muy interesante y nos anuncia una carrera brillante. Azuloscurocasinegro, es una historia, de esperanzas, de sueños, de superación, donde los personajes perfectamente trazados y con evoluciones muy bien desarrolladas, nos pueden parecer cercanos y sentir lo que ellos mismos estan sintiendo. El guión es insólito, lleno de metáforas y de verdades como templos.

Jorge empata con Paula

Jorge empata con Paula

A mi entender la película tienen un claro tema carcelario. No sólo de la cárcel donde donde están encerrados los personajes de Antonio y Paula y se conocen por casualidad en un taller (un medio de escapar de la dura realidad de la vida de la prisión), dos personajes encerrados por motivos diversos, incluso no llegamos a saber porqué está encerrado Antonio, algo que al final no importa para nada, y que intentan escapar por todos los medios posibles, sobretodo Paula, que busca desesperadamente quedarse embarazada para tener una vida mejor dentro de la cárcel. También es una cárcel la vida de Jorge, acentuada esta percepción con diversos planos de la entrada de la portería a través de unos barrotes. De hecho prácticamente todos los personajes del film son vistos a través de estos barrotes demostrando el encierro que sufren todos ellos: El padre encerrado en sí mismo, Jorge atrapado por unas circunstancias de las que intenta salir desesperadamente, Antonio que pasa de la cárcel a vivir en una casa de donde fue expulsado, Paula cuya vida pasó del cielo al infierno sin casi ni enterarse, Natalia atrapada por el cariño que siente por Jorge y que no acaba de aclarar sus sentimientos y Andres atrapado en su casa con un doble dilema sobre las inclinaciones sexuales de su padre y suyas própias.

Al grano: En resumen una película hecha con mucho sentimiento, que sientes como muy cercana y próxima. Una película que no te deja indiferente y que una vez que empieza no puedes dejar de verla a ver que pasa a continuación. Un director a tener muy en cuenta en el futuro por mi parte.

* * * */ 5

Woody Allen se da una vuelta por España… Vicky Cristina Barcelona

Una pelicula muy rica en imágenes...

Una película muy rica en imágenes...

¿De qué trata?: Dos jóvenes norteamericanas, Vicky (Rebecca Hall) y Cristina (Scarlett Johansson) van a Barcelona a pasar unas vacaciones de verano. Vicky es sensible y tiene intención de casarse; Cristina es emocional y busca aventuras sexuales. En Barcelona, ambas se ven envueltas en una relación poco convencional con Juan Antonio (Javier Bardem), un carismático pintor que todavía tiene algo con su temperamental ex-mujer, María Elena (Penélope Cruz).

“Vicky Cristina Barcelona” es una gran comedia, evidentemente no es la mejor del newyorkino, pero la disfruté bastante. Pero más allá de la extravagante comedia que contemplamos, Allen nos sugiere otras cosas que poco tienen de comedia. La fugacidad, el final de un nunca eterno amor es expuesta de forma sutil pero certera.

Me gusta cómo juega con el contraste de las dos formas y filosofías de vidas antagónicas que refleja el film (espontaneidad, disfrute y creatividad versus control, planificación y previsibilidad) para caricaturizar a buena parte de la sociedad norteamericana y de paso a  la civlización occidental en su conjunto.

Uno de los mejores papeles de Penélope Cruz

Uno de los mejores papeles de Penélope Cruz

Penélope Cruz está genial en la película, esta es una de las pocas películas en las que me ha convencido y además muy pero que muy satisfactoriamente, se nota que quería trabajar con Allen. El resto del reparto también es de notable alto, Javier Bardem carismático y fresco, Scarlett  Johansson se muestra bien a secas y Rebecca Hall la gran revelación, que logra destacar sobre Johansson con un personaje bien estructurado e intencionado.Vicky (Rebeca Hall) y Juan Antonio (Javier Bardem)

La nueva etapa Allen es interesante,  Match Point es de sus mejores películas, Scoop es entretenida y Cassandra’s Dream es visible por sus protagonistas masculinos. En esta película me encanta la fotografía pues explota los escenarios españoles al 100%, el guión en esta película es más complejo de lo que parece, es inteligente, tiene belleza, originalidad, es sexy pero ante todo, es muy entrañable y tiene encanto.

Otra cosa a tener en cuenta es que es, sin duda, una película para españoles. Me explico: la alternancia entre español e inglés entre los personajes de Bardem y Cruz y escuchar a ésta última despotricar, gritar, vacilar y discutir en español es sólo un placer para aquellos que conozcan la lengua de Cervantes.

Barcelona, sus calles, Gaudí y demás delicias mediterráneas son la bandera de esta comedia.

Maria Elena (Penélope Cruz), Juan Antonio (Javier Bardem) y Christina (Scarlett Johansson)

María Elena (Penélope Cruz), Juan Antonio (Javier Bardem) y Christina (Scarlett Johansson)

Lo mejor de todo, no es que tras una presentación directa como la que ofrece pueda dar continuidad a su historia sin que no decaiga, sino que además, añada elementos a la trama que la ensalzan todavía más, haciendo que su film se torne fresco, impostado, atrevido y ciertamente ingenioso por saber desembocar en esa historia de amoríos sin que nada de ello se antoje inverosímil o artificial.

Sus personajes, además, son explotados al máximo y todos sus rasgos son expuestos en una genial paleta haciendo que cada uno aporte sus particulares tintes dentro de esa inmadurez o fogosidad que rezuman los protagonistas, pero que en ningún instante resta importancia a esas relaciones que tienen peso, interés y están maduradas de modo espectacular, teniendo en cuenta siempre la incertidumbre de esos personajes tan sometidos a las consecuencias de sus irreflexivos actos.

Woody Allen dirige a un elenco fresco y dinámico

Woody Allen dirige a un elenco fresco y dinámico

Al grano: No es la mejor película de Woody Allen,pero al menos pudo haber sido un buena continuación después de Match Point. Es un Woody fresco, ágil ydescarado. Las complejas relaciones interpersonales expuestas a un nivel reflexivo. Penélope Cruz se roba el show.

*  *  *  * /   5