Hereafter: Más allá de la Vida…

hereafter-2010

Estamos ante lo nuevo de Clint Eastwood, que aunque maneja un enorme poderío visual, esta cinta al final se siente muy convencional. No cuenta con esa fuerza que tienen Río místico o Gran Torino y sus personajes pecan de ser súmamente superficiales. Sin embargo, no todo es malo y hay cosas muy buenas a discutir.

A mi gusto lo mejor de la película es la historia de la reportera francesa tragada por el tsunami y que recibe una oportunidad para vivir. Ella al intentar compartir su experiencia, a medida de sanación, pierde todo lo terrenal y gana mucha paz en su interior. La actriz Cécile De France borda con mucha soltura y naturalidad ese personaje.

tsunami

La siguiente historia que me agradó fue la del niño que pierde a su gemelo (Los gemelos Frankie McLaren y George McLaren), por momentos te deja la piel chinita el que no quiera superar la muerte de su hermano, sin embargo, el aceptarlo es lo que lo hará recuperar su individualidad, que aún en vida se veía opacada por la admiración que le tenía al hermano.

frankie-and-george-mclaren-as-marcus-and-jason-in-hereafter-2010

Y la historia que menos me atrapó fue la que en propaganda es la piedra angular del filme, la historia de Matt Damon es muy condescendiente y reiterativa, realmente la evolución del personaje se da en los últimos mínutos y no apreciamos el desarrollo como se ven en los otros personajes. Ni con la ayuda del “pivote” que le da el efímero personaje de Bryce Dallas Howard adquiere fuerza. Muy contemplativo su personaje y poca acción.

hereafter

Y el final, la trenza que resulta de juntas las tres historias es demasiado fácil. Un final muy simple y hueco, realmente faltó trabajar un poco en el desenlace de cada personaje, pues al final te quedas con un sabor a frío.

Lo que encuentro positivo es que es una cinta que te hace pensar sobre la muerte, sobre el presente. Es una cinta que si bien tiene ese estilo elegante del director queda como una película honesta, no tan pesada como lo es Biutiful. Si, cae en el melodrama barato, y tiene muchos lugares comunes, pero vamos, hay secuencias que te dejan con la boca abierta, como la espectacular entrada del tsunami, que te deja frío ante tanta destrucción.

La cinta es de Cécile De France, totalmente, espero ver más trabajos de esta actriz.

3Estrellas-tealstar-thumb 3Estrellas-tealstar-thumb 3Estrellas-tealstar-thumb /5

Película de la semana de Puebla Gay: Una casa al final del mundo..

Una casa al final del mundo, A home the end of the world, Michael Meyer, 2004.

Una casa al final del mundo, A home the end of the world, Michael Meyer, 2004.

¿De qué trata?: En 1967, Bobby es un niño de nueve años muy sensible que observa los años 60: su mensaje de amor y libertad parece embargarle por completo. A principios de los 70, una súbita tragedia deja a Bobby sin familia. El niño establece una relación especial con Jonathan y la madre de éste, Alice (Sissy Spacek), quienes ofrecen a Bobby refugio y un renacido sentimiento de estar vivo. La amistad entre Bobby y Jonathan se extiende a lo largo de los años hasta la década de los 80 en la ciudad de Nueva York, un lugar donde la gente está constantemente rehaciéndose y redefiniéndose. Allí, Bobby (Colin Farrell) conoce a Clare (Robin Wright Penn), la pintoresca compañera de habitación de Jonathan (Dallas Roberts) cuyo reloj biológico suena con fuerza, alterando ya para siempre el destino de Bobby y complicando en adelante su relación con Jonathan. La trayectoria de este trío completa la película cuando los tres exploran nuevos territorios, deviniendo pioneros en un terreno virgen.

Esta película con buenos sentimientos respecto del ser humano contemporáneo, retrata la vida a priori desgraciada de un muchacho que pierde a su familia, pero es adoptado rápidamente por otra que necesita amor. Todo ello ocurre en los EEUU de los sesenta, con una cierta relajación moral respecto a las formas de amar y las drogas.

 Una historia dura, pero también dulce. Sentimental, pero también violenta en un sentido metafórico cuando del alma humano se trata. La violencia de la vida, de los sueños frustrados y de un vacío que cada vez parece más cerca de nosotros y en el que, inexorablemente, acabaremos cayendo.

Destaca Colin Farrell

Destaca Colin Farrell

Una casa en el fin del mundo” es la historia de un muchacho que busca su sitio en el mundo y para ello solo reparte amor allá por donde va, Colin Farrell ha sabido plasmar la intensidad y dulzura necesaria al personaje para que asi fuera. Cabe destacar tambien la actuación aunque en segundo plano de Sissy Spacek  una madre adelantada a su tiempo quien pasa a ser un pilar muy importante en la vida de Bobby.

Está basada en la novela de Michael Cunningham, escritor de “The Hours” y “Pasión al atardecer“. Si bien no llega a ser tan visceral y apasionante que Las horas, esta película se queda con el estudio de la necesidad de amor que necesitamos. La historia te va llevando de la mano y al final el buen tratamiento de la historia sobre el SIDA te da un interesante revez de cuan dura puede ser la vida, enfrentando pérdidas, amores y muchas alegrías.

Al grano: Película sentimental y delicada donde detaca sólo el amor, más allá de las formas convencionales o habitualmente más canalizadas de expresarlo.

*  *  *  1/2  / 5