Avatar

avatar1 Año 2154. Jake Sully (Sam Worthington) es un ex-marine confinado en una silla de ruedas que, a pesar de su cuerpo tullido, todavía es un guerrero de corazón. Jake ha sido reclutado para viajar a Pandora, donde las corporaciones están extrayendo un mineral extraño que es la clave para resolver los problemas de la crisis energética de la Tierra. Al ser tóxica la atmósfera de Pandora, ellos han creado el programa Avatar, en el cual los humanos "conductores" tienen sus conciencias unidas a un avatar, un cuerpo biológico controlado de forma remota que puede sobrevivir en el aire letal. Estos cuerpos están creados genéticamente de ADN humano, mezclado con ADN de los nativos de Pandora, los Na’vi. Ya en su forma avatar, Jake puede caminar otra vez. Ha recibido la misión de infiltrarse entre los Na’vi, los cuales se han convertido en el mayor obstáculo para la extracción del mineral. Pero una bella Na’vi, Neytiri (Zoe Saldana), salva la vida de Jake, y todo cambia. Jake es admitido en su clan y aprende a ser uno de ellos, lo cual le hace someterse a muchas pruebas y aventuras. Mientras, los humanos siguen con su plan, confiando en que la información de Jack les sea útil.

Avatar-1-600x337 Avatar tiene todo lo que le gusta al público estadounidense. Una historia que enaltece el valor de ser militar, en tiempos de guerra es algo que les gusta escuchar; Una historia sobre colonización para obtener recursos o destruir otra cultura se ha visto en múltiples ocasiones. Entonces Avatar no es tan original como nos la pintan. Si, James Cameron ha hecho clásicos en la ciencia ficción y siempre ha estado a la vanguardia, pero es un fanfarrón. Lo único que está por demás es su ego y el lujo que se da de que cada película que hace sea más cara que la anterior.

No se puede negar que Avatar marcará un antes y un después en el cine en lo que a aspectos técnicos se refiere. Con su 3D,su motion-capture, su CGI y sus mil palabras y siglas raras que no sabemos qué cuernos significan, se filmarán las superproducciones venideras. Pero no es la revolución prometida. Lo único que cambiará en el cine es que en muchas películas en vez de ver arrugas o bótox, veremos los píxels de última generación que el amigo Cameron ha descubierto/inventado. Aparecerán escenarios antes inimaginados y cierto es, que dará lugar a que se amplíe la creatividad de los autores. Para hacernos una idea de lo que costó hacer esta película en 12 años doy un dato: el proyecto de ‘Titanic’ ocupó dos terabites, ‘Avatar’ mil. Y eso se plasma en todas las escenas, haya Na’vis o no los haya, los efectos son únicos. Esto lo digo porque comparando efectos con lo más moderno de este año (‘Tranformers 2’, ‘2012’) que solo colocan ICGs de fondo, en ‘Avatar’ los efectos interactúan con los personajes.

AvatarBehindTheScenes

En Avatar el guión no deja de ser convencional, aunque he de admitir que la creación de ese universo de Pandora, con cultura, fauna, flora, lengua, etc. propia es digna de admirar y alabar. Los personajes se estereotipan por lo que no permite que nadie se luzca en la interpretación, cosa que se agrava si tienen que rodar llenos de cables, frente a pantallas gigantes y sin saber dónde está la cámara. No digo que la historia sea mala, en absoluto, simplemente es muy convencional, pero se nota que quedó en segundo lugar en la ranking de importancia de Cameron. Tiene sus puntitos ecologistas y antibélicos y un edulcorado drama romántico.

En conjunto, aunque “Avatar” se vista de seda, plana se queda. Y por ello me remito a ese guión tan soso. Todo es superficial, el mensaje, su intento de despiadada metáfora. Incluso las actuaciones, exceptuando la de mi bella dama Sigourney Weaver (bueno, Michelle Rodríguez tiene su estrellita, aunque haga el mismo papel una y otra vez), que siempre queda de perlas haga lo que haga. Lo demás… efímero. Olvidable.

No, no es inmensa en todos los sentidos. No es la obra colosal de esta década en la ciencia ficción, ni Cameron es el rey del mundo (¡faltaba más!), así como tampoco es su obra magna. Es una peli de buen entretenimiento donde se esmeraron mucho en el apartado visual. Pues eso, que me ha gustado y cumplió con las expectativas que le tenía. Nada más.

avatar

Al grano: Fastuoso espectáculo visual opacado por una historia simple .

* * * 1/2 / 5

La condesa Blanca, recuerdo a Natasha Richardson…

La condesa blanca, The white countess, James Ivory, 2005

La condesa blanca, The white countess, James Ivory, 2005

¿De qué trata?: Shangai, 1936. La ciudad china es un lugar donde se mezclan las intrigas políticas, los refugiados que intentan escapar, las fuerzas militares destinadas y los negocios internacionales. Dos personas atrapadas en esta vorágine crean un vínculo al borde de la invasión japonesa de la ciudad: Sofía (Natasha Richardson), una bella condesa rusa, forzada por las circunstancias a mantener a su familia trabajando como camarera y bailarina, y Jackson (Ralph Fiennes), un antiguo diplomático ciego destrozado por la pérdida de su familia y desilusionado por la incapacidad del mundo para lograr la paz. La historia de ambos personajes se desarrolla en La Condesa Blanca, un elegante club nocturno creado por el diplomático para aislarse del caos y la tragedia que le rodea.

Gran actuación de Natasha Richardson (1963 - 2009)

Gran actuación de Natasha Richardson (1963 - 2009)

La película es un drama de época, de personas desplazadas, que se desarrolla en Shanghai (China) en unos momentos convulsos y turbulentos, que concluyen con la ocupación japonesa y el bombardeo de la ciudad (14-VIII-1937). Se yuxtaponen dos dramas personales, que se enmarcan en una trama de numerosos dramas de judíos huidos de Europa, rusos blancos exiliados, japoneses dedicados a negocios oscuros, militares de guarnición, extranjeros, especuladores y arribistas. Todd y Sofía son dos personajes solitarios, atormentados, portadores de heridas profundas, que sobrellevan en silencio. Todd sufre una discapacidad sobrevenida, ceguera, contra la que lucha para mantener un buen nivel de autonomía y de integración social. Sofía forma parte de una familia que vive a costa de su trabajo, pero la trata con desprecio. Las relaciones entre los dos protagonistas, sólo profesionales por acuerdo mutuo, permiten a Todd concebir proyectos y realizar algunos de sus sueños. Sofía gana más dinero en unas condiciones de trabajo confortables.

Como siempre, un destacado Ralph Fiennes

Como siempre, un destacado Ralph Fiennes

La historia se enmarca en una ciudad convertida en hervidero de enfrentamientos entre nacionalistas y comunistas, policía y revolucionarios, que presagian la guerra civil. Se añade la amenza creciente de la invasión japonesa, que se prevé cruel y dolorosa. Abundan los atentados, las explosiones, los movimientos de tropas, el progresivo abandono de la ciudad. El club de Todd se convierte en refugio de sosiego y punto de acogida de personas de diferentes opiniones, que buscan evasión, entretenimiento y diversión.

Le faltó un poco de sazón al final...

Le faltó un poco de sazón al final...

Las películas de James Ivory suelen ser muy parecidas unas a otras. Solo que por algún motivo algunas le salen muy bien, y otras le quedan un poco rancias. Esta pertenece al segundo grupo. La verdad es que por la época en la que transcurre, el contexto histórico, la ciudad donde se desarrolla y el origen y situación de los personajes, la película podía haber sido digna de David Lean. Pero a James Ivory, siendo un director muy bueno, todo esto le viene grande, y se limita a hacer una película correcta y excesivamente fría.
Acierta con la ambientación, consigue que nos metamos en el Shangai de la época, pero no consigue que la excelente historia nos emocione, nos llegue al corazón. La frialdad de la mayoría de sus películas es la asignatura pendiente de este director.

En mi opinión la historia que se cuenta parecía presagiar una película interesante, y el director logra una buena ambientación en la época, unos personajes convincentes, y un desarrollo de la trama correcto, sin embargo, creo que a la película le falta un toque emoción e intensidad para llegar al espectador, lo cual no se consigue. Al final resulta ser excesivamente larga, y no transmite nada en especial.

Al grano: Una película contenida en emociones y en fuerza, sin embargo es el estilo de James Ivory en mostrarnos una bella ambientación sin mostrar gran pasión. Del reparto quien más me gusta es Natasha Richardson(q.e.p.d.), que aporta mucha emoción a su personaje.

* * * / 5