El Solista…

the-soloist-movie

             El film narra la historia verídica de Nathaniel Ayers (Jamie Foxx), un prodigioso violinista que en su segundo año de conservatorio desarrolló esquizofrenia y acabó viviendo en la calle, en donde fue descubierto por el periodista de Los Angeles Times Steve López (Robert Downey Jr.) en el año 2005. Impresionado por su talento, López escribió una serie de artículos sobre él que lo sacaron del anonimato y le permitieron tocar en el Disney Concert Hall.

             Después de sorprender con películas de época como Orgullo y Prejuicio (Pride & Prejudice) (2005) y Expiación, deseo y pecado (Atonement)(2007), Joe Wright muestra en su tercera película una historia real. El Solista trata de manera entretenida y a la vez profunda problemas de nuestra sociedad y reflexiona sobre cómo adaptarnos a ella. Se ponen en debate valores arraigados en la sociedad actúal como el esfuerzo y el trabajo como motor para conseguir triunfar en esta sociedad. El personaje de Nathaniel Ayers enloquece al no saber controlarse y equilibrar en su justa medida estos valores y acaba obsesionado con mejorar y mejorar.the-soloist

              Esta cinta es una reflexión sobre la responsabilidad, como el personaje de Lopez que no puede estar seguro de si ayuda a Nathaniel o no, decide tras una dura deliberación adaptarse a la sociedad pero creando sus propios valores tras un periodo de derrumbe y negación de todos sus actos como si no tuvieran valor al no poder afirmar con rotundidad que sus actos son correctos y lógicos. Mención aparte el valor de la humildad derrotado en esta sociedad con predicadores de todos los tipos que se creen poseedores de la verdad.

           El desarrollo de esa amistad entre un Lopez buscando aproximarse siempre a Nathaniel y tratando de fabricar un nexo fuerte con él que lo saque de la oscuridad mientras vemos a la vez la maravillosa actuación de Jamie Foxx que se mete en el papel de completo con la apariencia, los gestos, ademanes y las conversaciones a ratos incoherentes y atropelladas de Ayers. Uno parece no estar interesado en el otro al estar sumido en su mundo esquizoide y errático pero envuelto en la belleza de la música que lo trasluce de una manera diferente a como se ve, uno si lo está completamente. Al inicio se tratan de artículos que fluyen y encantan al público, lo que se refleja en un buen trabajo periodístico, tanto que un donante anónimo cede un violincello y un violín a Ayers producto de leer la columna del Times.

            blog-the-soloist7 Sin embargo va progresando el acercamiento entre ambos que se transforma en la esencia de la cinta, ya no se trata de una acuerdo entre una ayuda y una buena nota de redacción, de una buena historia que contar cada cierto tiempo sino de la compasión y simpatía que siente Lopez por Ayers al razonar su fracaso en la vida por circunstancias ajenas a su voluntad, la vida le juega sucio al señor Ayers diríamos frente al hombre que toca en la calle, como un loco suelto en plaza jalando un carrito de compras repleto de “basura” o algo parecido y vestido con ropa estrafalaria, haciendo magia con un viejo violín de la época que tocaba en Cleveland Ohio cuando era visto como un muchacho genio, ahora manifiesta su admirada música clásica con solo 2 de las 4 cuerdas del instrumento y aún así puede producir un sonido que es uno de los mejores que alguien puede interpretar.

Al grano: Excelente paso de películas de época a contemporáneas, Wright demuestra talento en explotar la psicología y la pasión de sus personajes.

* * * * / 5

Persepolis… (Se las debía..)

Persepolis, una gran joya animada

Persepolis, una gran joya animada

¿De qué trata?: Narra la conmovedora historia autobiográfica de una niña iraní en pleno fundamentalismo islámico, desde la revolución islámica hasta nuestros días. Cuando los fundamentalistas toman el poder forzando a las mujeres a llevar velo y encarcelando a miles de personas, Marjane descubre el punk, ABBA y a Iron Maiden mientras vive el terror de la persecución del nuevo gobierno y la guerra de Irán e Irak. Como adolescente la envían a Europa, donde por fin puede comparar otras culturas con el fundamentalismo religioso del que escapó. Eventualmente la protagonista se adapta bien a su nueva vida, pero no soporta la soledad y vuelve con su familia, aunque eso signifique ponerse el velo y sentirse sometida a una sociedad tiránica… Con las voces originales en francés de Catherine Deneuve y Chiara Mastroiani.

“Persépolis” es una pequeña y curiosa joya de esas que se encuentra uno muy de vez en cuando en la cartelera. La película consigue mezclar lo cómico y lo atroz, emociona, entretiene y está cargada de realismo y de magia.

El film encierra una profunda sabiduría envuelta por una capa simple y sencilla, lo que le da valor y consigue un relato universal, seguramente la clave de su éxito. Un recorrido apasionante por el Irán de los años 80 y principios de los 90, visto por los ojos de una niña que se hace adulta a marchas forzadas en un contexto muy complicado. Por si fuera poco es didáctica, ya que supone una lección de historia para los que desconozcan, como yo, la reciente historia iraní.
Marjane Satrapi, creadora del famoso cómic autobiográfico y ahora codirectora de la adaptación cinematográfica de Persépolis, rechazó numerosas y suculentas ofertas llegadas desde Hollywood a raíz del éxito de su obra para llevarla al cine en Estados Unidos. La iraní prefirió llevarla a cabo en Francia, su segunda casa, para así conseguir una adaptación al celuloide más fiel, para tener total libertad y no ver desvirtuada su obra. Como dice de la protagonista de Persépolis: “La liberté a toujours un prix” (La libertad siempre tiene un precio…).

Al grano: “Persépolis” es un trabajo creativo admirable, lleno de inteligencia y talento, y contundente en su denuncia de la represión en las sociedades islámicas.

* * * * */5