Wall Street 2: El dinero nunca duerme

wall-street-2-el-dinero-nunca-duerme-poster La película continúa la saga de Wall Street, dirigida también por Oliver Stone, pero cuyos personajes principales no se repiten, salvo Gordon Gekko interpretado nuevamente, como no podía ser de otra manera, por Michael Douglas. Hay una aparición de Bud Fox (Charlie Sheen) el yuppie de la primera parte pero solo en forma anecdótica, referencial y laudatoria de la misma y de algunos personajes menores, entre ellos, el del mismo director que nuevamente aparece delante de la cámara tomándole el pulso al mercado de valores.

Gekko ha salido de la cárcel donde estuvo ocho años pero a estas alturas ya no tiene amigos ni familia. Su hija Winnie (Carey Mulligan) lo odia porque lo responsabiliza de la muerte de su hermano drogadicto. La pareja de Winnie, Jake (Shia LaBeouf) es como una versión blanca y ambientalista de Bud Fox y trabaja como analista de créditos en un Banco de Inversión que se cruzará con Gekko en la presentación de su libro.

Wall-Street_02078_galeriaBig La estética del filme, la escenografía y su fotografía son los componentes que más llaman la atención en el filme. Ya no se ven los tonos fuertemente dorados y naranjas que envolvían Nueva York en la primera película; ahora son plateados metálicos. Este cambio es parte de un lenguaje visual que le preocupa mucho al director. En este caso el espectador capta que el escenario ya no es el de la clásica bonanza americana, donde un emprendedor codicioso y bien orientado podía ir en busca de ella respetando las reglas del mercado; sino uno más artificial donde el mundo globalizado está envuelto en una burbuja, la vida es pura puja y transacción, la especulación ha sido elevada a rango de ley y los delitos financieros son parte del quehacer diario.

wallstreet2_b Y vemos personajes como Bretton James (Josh Brolin), este personaje es el nuevo villano de la historia y es presentado como el modelo de delincuente que ha surgido de la Banca de Inversión sin ninguna regulación, que tiene influencias en el Departamento del Tesoro Federal, organiza millonarios rescates financieros y se aprovecha de la caída de competidores para imponerles condiciones.

La puesta en escena acude muchos a los simbolismos plasmados en pinturas, decorados, intensidad de la luz y el paisaje urbanístico, además de dividir en varias escenas la pantalla para dar la sensación de dinamismo y caos.

Wall Street 2 Cast

* * * 1/2 de 5

Enemigos Públicos

Enemigos Públicos, Public Enemies, Michael Mann, 2009

Enemigos Públicos, Public Enemies, Michael Mann, 2009

¿De qué trata?: Basada en el libro de Brian Burrough “Public Enemies: America’s Greatest Crime Wave and the Birth of the FBI, 1933-43” narra la historia de Melvin Purvis (Christian Bale), el agente del FBI que en la América de los años treinta lideró la búsqueda del legendario atracador de bancos John Dillinger (Johnny Depp) y su banda.

He de reconocer que la película no superó mis expectativas y que mi error estuvo en creer que Michael Mann sabría proyectar un muy buen equilibrio entre una película de policias y ladrones con la fuerza dramática de proyectar los 30s después de la Gran Depresión. Mann se preocupó tanto por lo visual que dejó de lado muchas cuestiones. El guión es torpe y carece de un acercamiento óptimo al espectador, Dillinger ya aparece siendo un ícono poderoso que si se nos hubiera contextualizado su vida nos hubiera atrapado más. Los personajes secundarios carecen de virtualidad y están en un plano muy superficial. Y visualmente la película se ve con una textura que para mi fué molesta y corrosiva. El uso de la cámara en mano en momentos innecesarios me mareó.

Ciertamente la película me recuerda películas como Bonnie y Clyde y Los intocables pero, está muy lejos de llegarles en rango y forma, pues Mann desperdició con sigular alegria el poderío de un personaje como Dillinger que si bien, Johny Depp se desvive por proyectar toda la vivencia de ese ícono, la película tropieza con nimiedades técnicas y sucumbe ante el exceso de Mann.

Al grano: Película sostenida por el talento de Johny Depp, que se deja ver pero que al mes será olvidada y destinada a estar en un estante de un video club.

* * 1/2 / 5