Julie y Julia!

julie_and_julia_1-506x752¿De qué trata?: Basada en dos historias reales, la última película de Nora Ephron (Sleepless in Seattle 1993, You’ve Got Mail 1998) Julie & Julia 2009 narra la historia de Julie Powell (Amy Adams), una joven que siente que está desperdiciando su vida y que decide dedicar un año a preparar todas las recetas de “Dominando el Arte de la Cocina Francesa” (Mastering the art of french cooking), clásico libro de cocina de la célebre cocinera Julia Child (Meryl Streep) Así, Julie decide aprender a cocinar a su manera con la legendaria cocinera Julia. Durante el año que supone su experiencia como alumna de Child, escribe cada día sus experiencias en un blog que ganará múltiples adeptos.

            Si bien Nora Ephron no es santo de la devoción de casi nadie, puesto que a pesar de alguna película interesante no ha dejado una gran marca en el séptimo arte, no se puede objetar que el atractivo reparto y ese toque de dulce comedia que inspira la película es una poderosa razón para acercarse a ver Julie & Julia. Lo mejor de la película son sin duda sus actrices: Meryl Streep y Amy Adams vuelven a juntarse tras la fuerza que ambas demostraron en ‘La Duda’, haciendo que Julie & Julia tenga dos de las mejores interpretaciones femeninas del año, dándole un punto a favor para no ser otra comedia del montón. En cuanto a la parte cinéfila se refiere, subrayar el realismo en cuanto a localizaciones y temporalidad se refiere.

1250024714-julie-julia-movie

            La película además posee una narración curiosa, pues cuenta dos historias paralelas y entremezcladas muy parecidas, las de Julie y Julia. Pero no en el mismo tiempo, pues mientras una trascurre en 1949, la otra sucede en el 2002. Más que una comedia romántica, Julie & Julia es un manual sobre la superación personal y el alcance de metas imprescindibles para nuestra satisfacción. En este sentido, se presenta la historia de Julia (Streep), que en los años 50 y siendo extranjera allá donde iba (países o aprendizajes: mujer americana en Europa), superaba las trabas de los prejuicios con tal de exprimir hasta la última gota de su creatividad y de su vitalidad, lastrada además por su incapacidad de tener hijos a los que alimentar. Y en el Nueva York, post 11 – S, Julie (Adams), una treintañera más, perdida en la insatisfacción de una generación destinada a lo superficial, a lo práctico, a lo acomodaticio, que encuentra en el legado de Julia y en su vivaz espíritu, la brújula para reorientar sus pasiones, sus ambiciones y su ansia de vida.

julie_and_julia          Y aunque hacia la mitad del metraje este se vuelve excesivamente repetitivo y no aprovecha historias ya presentes, Ephron tiene tal pulso emotivo en lo dramático y en lo cómico durante la primera mitad, que todo se perdona, más contando con dos actrices tan extraordinarias como Adams y Streep, que asumen el timing cómico y la sensibilidad de la historia. Tal vez Un poco menos de duración no hubiera estado mal, ya que al película se llega a sentir un tanto cansada, desluciendo grados de ese sabor que la sustenta.

Al grano: Lo mejor es ver esta película con el estómago vacío porque al salir de ella, estarás deseando degustar una buena comida o cena. Y para terminar una pequeña frase repetida por Julia Child: ¡Bon appetit!

* * * 1/2  de 5

17 otra vez

17 otra vez, 17 again, Burr Steers, 2009

17 otra vez, 17 again, Burr Steers, 2009

¿De qué trata?: A los 35 años, la vida de Mike (Matthew Perry) no ha ido por el camino del éxito que todos preveían cuando en el instituto era la estrella del equipo de baloncesto y el que ligaba con las chicas más guapas. Después de 18 años vendiendo productos farmacéuticos no ha conseguido ascender en el trabajo, no tiene buena relación con sus dos hijos y se acaba de separar de Scarlet (Leslie Mann), su encantadora mujer. Una noche de tormenta, Mike ve al que fuera bedel de su instituto subido encima de la valla de un puente mirando al río. Mike detiene su coche con intención de evitar que el hombre se tire, pero cuando llega a la altura del bedel, éste ha desaparecido y Mike cae irremediablemente al río. Cuando a la mañana siguiente Mike llega a casa de su amigo Ned (Thomas Lennon), se da cuenta de que no es el mismo Mike vendedor de medicamentos sino Mike O’Donnell, el adolescente de 17 años (Zac Efron).

De “17 otra vez” no se puede esperar nada original ni novedoso, simplemente la gente irá a verla porque el actor o actriz protagonista les gusta, les cae bien o le admirarán. No engaña a nadie. Ya existe un molde para estas películas preescrito y lo único que tienen que hacer director y guionistas es rellenarlo de algún material cien por cien reciclable. Si se han visto “Big“, “Este cuerpo no es el mío“; “Un viernes de locos” y sigamos con los etcéteras de aquí a los años ochenta, nada de lo que sucede en “17 otra vez” supondrá la mínima sorpresa.

Comedia adolescente del montón para el lucimiento de la carita angelical de Zac Efron, si bien es cierto que aquí realiza una interpretación más decente de lo que pudiera parecer en un primer momento. Eso sí, aunque pocos, tiene sus momentos de risa, la mayoría a cargo del amigo friki -Ned–  del protagonista. Al salir del cine pude llegar a dos conclusiones: Que estuvo hecha para un total lucimiento de Zac Efron y que Thomas Lennon le espera futuro en la comedia.

Ned (Thomas Lennon) se roba la película.

Ned (Thomas Lennon) se roba la película.

El guión tiene, en ocasiones, cierta relevancia repentina. Por momentos goza de un intento aleccionador de explicar la problemática de los embarazos a temprana edad pero cae en picada con su conservadurismo y no profundiza en ese aspecto, claro para darle lugar a la redención del protagonista ante todo lo que ha desperdiciado de su vida.

Al grano: Convencional, muy mediocre y con un margen de previsibilidad demasiado ancho, “17 otra vez” nace con fecha de caducidad encima. Se ve en un rato tonto, pero tonto, muy tonto.

* 1/2 / 5

Mero lucimiento para Zac Efron

Mero lucimiento para Zac Efron