Sin Ella

75814448841562185675790

¿De qué trata?: Gastón (Luis R. Guzmán) es un famoso productor que lleva la vida que todo hombre puede soñar: es exitoso, jóven, atractivo, adinerado y tiene una novia muy guapa, Alejandra (Paola Núñez). Sin embargo después de su divorcio con Carmen (Lola Dueñas) se da cuenta de que nada es para siempre y su vida da un giro de 180°, que lo obliga a enfrentar el amor real, su rol como padre de una hija adolescente; pero sobre todo a sí mismo.

La gran ventaja que tiene esta película es que es una historia sincera. No es un alarde de creatividad vanguardista y sin dejar el esquema de un filme comercial, es una cinta que ofrece un buen entretenimiento a partir de un drama cotidiano. Lo que para algunos directores hubiera sido un melodrama al uso, para Jorge Colon es una oportunidad para comprobar un talentoso punto de vista al proceso de valorar el presente a partir del pasado, al aceptar la importancia de la muerte de un ser querido. Un hecho que no afecta a una sola persona sino a todos los involucrados.

Print

Sin duda, es el mejor trabajo actoral de Luis R. Guzmán; nunca había transmitido tanto con una mirada y por primera vez, no lo siento sobreactuado como en algunas telenovelas, sino que ahora se siente natural y consciente de la trascendencia del personaje. Todos los personajes secundarios lucen desde un excéntrico Fernando Ciangherotti hasta un atinado Francisco Gattorno. Además el elenco infantil muy bien sincronizado y las féminas Zuria Vega, Paola Núñez y Lola Dueñas muy dueñas de sus personajes.

La naturalidad de esta película hace lucir Cansada de besar sapos como una cinta superficial, pues esta logra un avance brutal con los personajes, así mismo, la evolución narrativa de Jorge Colon es notable. Sin embargo, a la hora de ponerme técnico con la película siento que los personajes se quedan estancados en su línea de acción, tienen un camino definido desde el inicio de la cinta y lo llevan a cabo a donde tienen que llegar, pero no avanzan a más. Hay situaciones que se quedan estancadas como el hecho de no terminar de superar una muerte, que aunque no debe de ser considerado un defecto en la cinta, se siente como un cabo inconcluso en una revisión superficial. El personaje de Paola Núñez a pesar de tratar de ser apoyo del protagonista no se resuelve como un sostén del personaje principal y una buena resolución, al menos, más verosímil para aceptar un presente completo, hubiera sido integrarla a la dinámica familiar, en vez de que Gastón (Guzmán) la relegara como un obstáculo en su unión familiar.

Al grano: No es la gran película mexicana, pero es un producto honesto que se deja ver y que te deja con un buen sabor de boca. Al final de cuentas se necesita una cinta comercial con estas magnitudes y gran producción, como un respiro a todo lo que hay en cartelera.

sin-ella.

3Estrellas-tealstar-thumb 3Estrellas-tealstar-thumb 3Estrellas-tealstar-thumb 1/2  / 5

 

,

Todos están bien

everybodys-fine-poster ¿De qué trata?: Remake de la cinta de 1990 que dirigiese Giuseppe Tornatore, ‘Están todos bien’ (Stanno tutti bene). Robert De Niro es un padre de familia viudo, ya abuelo que, una vez alcanzada la jubilación, quiere reunir nuevamente a sus cuatro hijos alrededor de la misma mesa. Cuando todos le fallan para acudir a su casa, decidirá entonces realizar un viaje en busca de sus hijos descubriendo una realidad diferente a como se la había imaginado.

Honestamente hay que decirlo, es una película que no alcanza el poder de la original. Se mantiene y se disfruta gracias al talento del señor De Niro, pero toda la propuesta es superficial y llena de tópicos para sentirse aludido, identificado. Es ideal para lagrimear. Drew Barrymore está desperdiciada al igual que Kate Beckinsale.

Everybodys-Fine-001 “Stanno tutti bene”, es una maravilla, una producción italiana de 1990 en la que el actor Marcello Mastroianni, con gafas y mostacho, da vida a un anciano jubilado, un personaje muy emotivo y entrañable, que decide recorrer el país solo, para visitar a cada uno de sus hijos y saber cómo se encuentran. A lo largo de la trama se muestran muchas situaciones y diálogos magistrales con los que se muestra la realidad sobre la tercera edad y las relaciones familiares, y el personaje va descubriendo que estaba equivocado, y su ilusión se va tiñendo de tristeza a pesar de su optimismo. Muchos momentos te sacan una sonrisa a pesar del trasfondo trágico. Hay muchos, muchísimos más detalles geniales, entre los que puedo destacar a banda sonora de Ennio Morricone, y el final de la película … soberbio, magnífico, exquisito.

08_denindustry_lg Esta versión, es por mucho inferior a la original. Sin embargo, vale por ver al señor Robert De Niro comerse a todos con su inmenso talento.

Al grano: Remake mal elaborado que sin embargo tiene su mérito en tener una gran actuación de Robert De Niro.

* * * / 5

Dan en la vida real.

Dan en la vida real, Dan in Real Life, Peter Hedges, 2007

Dan en la vida real, Dan in Real Life, Peter Hedges, 2007

¿De qué trata?: Dan (Steve Carell), columnista en un periódico local, vive con el recuerdo de su esposa fallecida, y dedicado por completo a sus tres hijas. Su vida cambia cuando conoce a Marie (Juliette Binoche), la nueva novia de su hermano menor.

Viudo y con tres niñas, Dan ya no busca el amor, hasta que un buen día conoce a una chica y la chispa se enciende de nuevo… para volver a “apagarse” al comprobar que dicha chica es la novia de su hermano. Una comedia romántica con leves tintes dramáticos que a pesar de pecar en su desarrollo de los tópicos más típicos, contiene algunos elementos que hacen que la película no sólo se deje ver, sino que lo haga con simpatía y muchas risas.

Los grandes culpables de la calidad del filme son su director Peter Hedges (guionista de About a Boy) y la pareja protagonista: Carell está muy correcto como siempre y su paternaire femenina, Juliette Binoche, sorprende con un papel que podría resultar demasiado dulce y ñoño pero que se consigue mejorar con un toque de picardía necesaria

Dan en la vida real es una buena y sencilla propuesta, recomendada ampliamente. El único pero que le pongo es que para apegarse más a el título de “En la vida real” la escena entre los títulos finales sobra.

Al grano: Película sencilla y carismática gracias al indiscutible talento de Steve Carrell y la naturalidad de Juliette Binoche.

* * * 1/2 / 5