Amor sin escalas – Up in the air

Up-in-the-Air-poster ¿De qué trata?: Ryan Bingham (George Clooney) es un experto en reducciones empresariales (tanto de personal como de dinero) cuya preciada vida en la carretera se ve amenazada en el momento en que está a punto de ganar diez millones de millas en vuelos frecuentes, y justo después de haber conocido a la mujer de sus sueños, otra viajera habitual. Nueva comedia del director de "Juno".

Esta es una de esas películas que no se debe de tomar por el título de la misma, la traducción en español no le hace justicia. Up in the air es todo menos una película romántica, es una película de descubrimiento, de evolución. George Clooney da una de las mejores interpretaciones que ha dado en su vida y se le aplaude en todo sentido que luzca como un verdadero actor, muy bien plantado haciendo un persona que cruza por el umbral de la soledad.

up-in-the-air- Las actrices secundarias están fantásticas, Anna Kendrick destaca por su brillantes y carisma. Y la elegancia y belleza vienen por parte de Vera Farmiga. La dirección es brillante y ágil. Jason Reitman a encontrado una voz propia, todas sus películas tienen ese sello irónico de mostrar temas tan ácidos y manejarlos con una precisión entre irónica y bien manejada. Ahora toca temas como el desempleo, la soledad que vivimos rodeados de gente y a la vez enteramente huecos, así como también manejar un conflicto interesante entre el compromiso como complemento de vida.

george-clooney-up-in-the-air Al grano: Con muy buen ritmo, impecable factura, seguramente, es una de las mejores películas del año. Altamente recomendable.

* * * * / 5

17 otra vez

17 otra vez, 17 again, Burr Steers, 2009

17 otra vez, 17 again, Burr Steers, 2009

¿De qué trata?: A los 35 años, la vida de Mike (Matthew Perry) no ha ido por el camino del éxito que todos preveían cuando en el instituto era la estrella del equipo de baloncesto y el que ligaba con las chicas más guapas. Después de 18 años vendiendo productos farmacéuticos no ha conseguido ascender en el trabajo, no tiene buena relación con sus dos hijos y se acaba de separar de Scarlet (Leslie Mann), su encantadora mujer. Una noche de tormenta, Mike ve al que fuera bedel de su instituto subido encima de la valla de un puente mirando al río. Mike detiene su coche con intención de evitar que el hombre se tire, pero cuando llega a la altura del bedel, éste ha desaparecido y Mike cae irremediablemente al río. Cuando a la mañana siguiente Mike llega a casa de su amigo Ned (Thomas Lennon), se da cuenta de que no es el mismo Mike vendedor de medicamentos sino Mike O’Donnell, el adolescente de 17 años (Zac Efron).

De “17 otra vez” no se puede esperar nada original ni novedoso, simplemente la gente irá a verla porque el actor o actriz protagonista les gusta, les cae bien o le admirarán. No engaña a nadie. Ya existe un molde para estas películas preescrito y lo único que tienen que hacer director y guionistas es rellenarlo de algún material cien por cien reciclable. Si se han visto “Big“, “Este cuerpo no es el mío“; “Un viernes de locos” y sigamos con los etcéteras de aquí a los años ochenta, nada de lo que sucede en “17 otra vez” supondrá la mínima sorpresa.

Comedia adolescente del montón para el lucimiento de la carita angelical de Zac Efron, si bien es cierto que aquí realiza una interpretación más decente de lo que pudiera parecer en un primer momento. Eso sí, aunque pocos, tiene sus momentos de risa, la mayoría a cargo del amigo friki -Ned–  del protagonista. Al salir del cine pude llegar a dos conclusiones: Que estuvo hecha para un total lucimiento de Zac Efron y que Thomas Lennon le espera futuro en la comedia.

Ned (Thomas Lennon) se roba la película.

Ned (Thomas Lennon) se roba la película.

El guión tiene, en ocasiones, cierta relevancia repentina. Por momentos goza de un intento aleccionador de explicar la problemática de los embarazos a temprana edad pero cae en picada con su conservadurismo y no profundiza en ese aspecto, claro para darle lugar a la redención del protagonista ante todo lo que ha desperdiciado de su vida.

Al grano: Convencional, muy mediocre y con un margen de previsibilidad demasiado ancho, “17 otra vez” nace con fecha de caducidad encima. Se ve en un rato tonto, pero tonto, muy tonto.

* 1/2 / 5

Mero lucimiento para Zac Efron

Mero lucimiento para Zac Efron