El día que la tierra se detuvo…

El dia que la tierra se detuvo

El día que la tierra se detuvo

¿De qué trata?: Un día la Dr. Helen Benson (Jennifer Connelly) es sacada repentinamente de su casa por la Agencia de Seguridad Nacional, y llevada junto a otros científicos para intentar explicar las causas de un misterioso objeto del espacio que va a chocar de forma inmintente contra la isla de Manhattan. Pero la colisión no se produce pues el OVNI, que resulta ser una nave espacial de origen desconocido, aterriza en medio de Central Park. Las extraordinarias circustancias que siguen a tan prodigioso acontecimiento, con el planeta entero en estado de shock, llevarán a Helen a conocer a Klaatu (Keanu Reeves), un extraterrestre humanoide que dice llegar a la Tierra -aparentemente con fines pacíficos- para advertir a la población… Remake del clásico de ciencia-ficción de 1951.

El que “The Day the Earth Stood Still” venga dirigida por el responsable de la interesante y verosímil “El exorcismo de Emily Rose” (The Exorcism of Emily Rose, 2005) –Scott Derrickson– hacía prometer algo, y de hecho empieza con nervio, pero lo cierto es que desde que aparece la primer bolita… todo rueda cuesta abajo. El resultado es un tanto similar a “El final de los tiempos” bien planteado el inicio, mal llevado el núcleo final sin mayor eco.

GORT de 1951

GORT de 1951

El mensaje de salvar a la tierra de lo que hacemos los humanos no es diferente al de otras películas con mejores resultados. La versión de 1951 está concebida en un momento histórico muy concreto, el final de la guerra fría, lo que la hace un referente obligado de un cine que con los recursos de la ciencia ficción declara que los humanos con tantos conflictos entre nosotros podemos destruir la tierra. Esta nueva versión NO DICE NADA.Había material para hacer un buen remake.

Derrickson ha mantenido un pulso narrativo centrado en el objetivo que lleva a Klaatu a la tierra y en cómo su breve estancia le hace ver la naturaleza del problema humano desde un punto de vista más personal.  La película está bien hecha, visualmente es bastante notable y sofísticada. Una persona conformista que haya visto esta película dirá: “la peli está bien, a mi me ha gustado”, pero es que la película no es interesante, a mitad de la película ya la misma no te dice absolutamente nada, no te hace sentir la necesidad de seguir el argumento.

Helen y Klaatu

Helen y Klaatu

Jennifer Connelly es la única que parece tomarse en serio su trabajo, la ganadora del Oscar sigue bella y pluscuamperfecta aunque asusta su alarmante delgadez en cada nueva aparición en pantalla. Por que tanto Keanu Reeves y Kathy Bates están más que desangelados, sin chispa y empatía. El hijo de Will Smith, que “En busca de la felicidad” lograra mucha empatía en mí, aquí no es más que un escuincle pedante e insoportable que te dan ganas de estrangularlo.Para colmo, las escenas con Gort (el robot gigante de la película), se quedan en muy poquita cosa (no sé si por falta de presupuesto o por carencia de ideas). En fin, que el único elemento que podía haber salvado un poco la peli tampoco funciona.

El GORT actual.

El GORT actual.

En resumen: Otra más del montón que será olvidada tan pronto abandone la cartelera. Hoy en día cada vez parece más difícil que algún director contemporáneo pueda sorprendernos con un buen trabajo de ciencia ficción.

** / 5