Duplicity – Duplicidad.

Duplicidad, Duplicity, Tony Gilroy, 2009

Duplicidad, Duplicity, Tony Gilroy, 2009

¿De qué trata: Claire Stenwick (Julia Roberts), ex agente de la CIA, y Ray Koval (Clive Owen), ex agente del MI6, han abandonado el mundo del espionaje nacional para aprovecharse de la lucrativa guerra fría existente entre dos multinacionales rivales. Su misión: conseguir la fórmula para un producto que hará ganar una auténtica fortuna a la empresa que la tenga primero. Sus jefes, el titán de la industria Howard Tully (Tom Wilkinson) y el desaprensivo consejero delegado Dick Garsik (Paul Giamatti), están dispuestos a todo. Cada vez hay más en juego, el misterio se hace más palpable y las tácticas son más sucias, pero el secreto mejor guardado es la creciente atracción que sienten Claire y Ray el uno por el otro. Mientras se esfuerzan en mantenerse un paso por delante del otro, estos dos solitarios profesionales acaban enfrentándose a algo a lo que no pueden engañar: el amor.

A nadie puede sorprender una película así a estas alturas, es cierto. Me esperaba algo a lo Mr. & Mrs. Smith con tiros por doquier y situaciones bochornosas a cada minuto. Y no.

Cuando se estrenó Michael Clayton, la primera película del anteriormente solo guionista Tony Gilroy, la crítica anunció la vuelta del modelo de thriller de los años 70 (político y pesimista, en esencia) gracias a ella. Cuando la vi en el cine, me parecio correcta la comparación desde el punto de vista temático, pero no a tenor del resultado final, ya que me resultó tremendamente fría y aburrida.

Gran química entre Julia y Clive...

Gran química entre Julia y Clive...

Con Duplicity, Gilroy vuelve a recordarnos que el mundo está muy mal, dominado por gente con un dudoso sentido de la moralidad que aplica el todo vale con tal de lograr los objetivos planteados (véase el ganar mucho dinero). Pero lo hace usando otras armas mucho más acertadas.

Duplicity es un thriller tímidamente orientado hacia la comedia que consigue adentrarnos en el mundo del espionaje industrial y mostrarnos las “reglas” no escritas que se cuecen puertas a dentro, principalmente bases de datos inmensas sobre ejecutivos de las grandes empresas de la competencia obtenidas mediante el seguimiento tanto físico como virtual de los mismos, al estilo de las mejores agencias gubernamentales del mundo.

Análisis de la pareja vinculada a la confianza.

Análisis de la pareja vinculada a la confianza.

Para empezar, los silencios y planos autocontemplativos de Michael Clayton se convierten en afilados diálogos en boca de unos grandes Clive Owen (para variar) y Julia Roberts (como sorpresa agradable). Además, el director combina la trama principal con una historia amorosa entre dos ex-espías (los actores antes citados) que, pese a no confiar para nada el uno en el otro, se sienten atraídos como consecuencia de su comprensión mutua.

Pero también hay fallos. Los diálogos son sin duda ingeniosos pero tampoco provocan carcajadas, y el director sigue abusando de algunos tics narrativos (planos pseudomolones o pantallas partidas autocomplacientes) y de una estética un tanto fría. Además, Paul Giamatti y Tom Wilkinson, excelentes intérpretes, no salen en pantalla todo el tiempo que se merecerían.

Sin embargo, el resultado final es, por mucho que se venda como un simple entretenimiento (que también), una nueva denuncia del mundo empresarial de hoy desde un punto de vista mucho más cómico (que no más suave) que en su ópera prima. Yo me fui del cine sintiéndome un poco más sabio y con una ligera sonrisa en la cara.

Al grano: Si es mejor trabajo que Michael Clayton y la química entre Julia y Clive están más que comprobada, la película entretiene.

* * * 1/2 / 5

Closer…..Llevados por el deseo

Llevados por el deseo, Closer, Mike Nichols, 2004.

Llevados por el deseo, Closer, Mike Nichols, 2004.

¿De qué trata?: Una historia de pasiones, sexo, amor y abandono que involucra a dos parejas, con una situación que se complica cuando el hombre de la primera pareja conoce a la mujer de la segunda pareja.

Closer es una película muy realista sobre relaciones de pareja, normalmente las películas que tratan este tipo de temas nos venden cosas que son mentira, sin embargo, ésta película es como la vida misma, triste y dura.

Julia Roberts, Jude Law, Natalie Portman y Clive Owen

Julia Roberts, Jude Law, Natalie Portman y Clive Owen

Los diálogos tienen una fuerza impresionante, todo se basa en ellos, todo el contenido sexual de la película está en los diálogos, son intensos y tan reales que en cualquier momento el espectador puede sentir que él ha vivido esa situación. Por primera vez se habla claramente y sin tapujos de sexo en un diálogo serio en el cine, por fin una película adulta sobre el amor.

Los mejores personajes: Larry (Clove Owen) y Alice (Natalie Portman)

Los mejores personajes: Larry (Clove Owen) y Alice (Natalie Portman)

Natalie y Clive se llevan la película...

Natalie y Clive se llevan la película...

Clive Owen es toda una revelación y esta cinta le sirvió para lanzarse al estrellato y demostrar que tiene una presencia en pantalla que pocos pueden igualar. Pero el premio gordo se lo lleva Natalie Portman, nunca ha estado tan bella y magistral a la hora de encarnar un papel, que aparte tiene la ventaja de tener el personaje más suculento de todos, un personaje tan seductor como enigmático que va a ponerle el listón muy alto de cara a futuros proyectos.

En contra parte Jude Law luce menor a todo lo que nos ha mostrado mientras Julia Roberts no luce a pesar de tener un buen personaje, ambos actores desaprovecharon la fuerza y la pasión de la historia y se quedaron menos de a medias tintas, es una pena por que han realizado mejores trabajos.

Drama de parejas....

Drama de parejas....

Closer aparte de beneficiarse del texto de una buena obra teatral está hecha por y para sus protagonistas bajo la batuta de un veterano en forma como es Mike Nichols (pocas películas fallidas tiene en su haber) y que deja la sensación de que el espectador una vez termina la película hable en la cafetería sobre lo que haría en la situación de sus protagonistas, ya que Closer habla de temas tan universales como los celos, el deseo, la infidelidad y el amor, pero se hace de una manera tan elegante e inteligente que hace de esta película una de las sorpresas más agradables de los últimos años.

La sensación final de vacío y tristeza es desoladora. La vida a veces también lo es en cuanto al corazón se refiere, y una de las virtudes de Closer es presentarla tal cual, como un crudo relato de la sociedad moderna alternando pros y contras como una montaña rusa sin fin. La secuencia del burdel me parece magistral.

El desenlace es patético pero vigoroso. Ahí radica su fuerza.

Al grano: Película que emociona a travéz de los diálogos, como buen adaptación teatral, goza de mucha pasión y se puede considerar un clásico en el drama moderno.

* * * * / 5