Quiero robarme a la novia… Made of honor…

Quiero robarme a la novia, Made of honor, Paul Weiland, 2008

Quiero robarme a la novia, Made of honor, Paul Weiland, 2008

¿De qué trata?: Para Tom (Patrick Dempsey), la vida es maravillosa: Es sexy, triunfador, tiene éxito con las mujeres y sabe que siempre podrá confiar en su mejor amiga, la encantadora Hannah (Michelle Monaghan). Todo va bien hasta que Hannah se va seis semanas a Escocia por trabajo. Tom se da cuenta de que su vida está vacía sin ella y decide pedirle matrimonio cuando regrese de su viaje. El problema es que Hannah vuelve prometida y le pide a Tom que sea su “dama de honor”…

Una película que conoce sus limitaciones y sus virtudes, y juega con ellas adecuadamente. Unos personajes con carisma, unas canciones conocidas por el gran público, unos cuantos gags y varios clichés, y ya tienes tu película. Divertida, muy graciosa en algunos momentos y demasiado previsible en otros, te gustará si no aborreces las comedias románticas. Además, es una gran (y última) oportunidad de ver a Sydney Pollack en el cine.

Patrick Dempsey aprovecha su popularidad...

Patrick Dempsey aprovecha su popularidad...

Made of Honor” es otra de las tantas comedias americanas que nos llegan cada año. Patrick Dempsey y Michelle Monaghan (aceptable trabajo por parte de ambos) forman la pareja protagonista de una cinta con una premisa calcada a la de la película de Julia Roberts y Cameron Diaz, “My Best Friend’s Wedding“.

El problema con estas películas es que pareciera que todas (salvo contadas y muy honrosas excepciones que aportan luz al género) han salido de una máquina de prefabricados. Metes los actores, el lugar donde se va a desarrollar la cinta y un guión que permanece casi inalterado en la mayoría de los casos y ya tienes un producto empaquetado y listo para ser servido, destinado siempre a la misma audiencia. Es una pena que un género que cuenta con tantas y tan buenas películas se vea denostado por la decena de títulos similares que salen cada mes.

Última actuación de Sydney Pollack (1934 - 2008)

Última actuación de Sydney Pollack (1934 - 2008)

Con una trama a caballo entre Nueva York y Escocia (que nadie se engañe, aunque la mayor parte de la cinta transcurra en el país del Lago Ness no se nos ofrece nada nuevo), “Made of Honor”, título que también juega con la pronunciación similar entre “maid” (dama) y “made” (hecho), resulta en una cinta de lo más convencional, que no tiene nada creativo, diferente u original que mostrarnos, pero que sin embargo se deja ver sin demasiada complicación, resultando en ciertos momentos incluso agradable y simpática.

Al grano: Película romántica convencional que si se ve con fines de entretenimiento logra pasar un rato agradable.

* * * / 5

Loca por las compras… Confessions of a Shopaholic

Confessions of a Shopaholic

Confessions of a Shopaholic

¿De qué trata?: En el mundo glamuroso de la ciudad de Nueva York, Rebecca Bloomwood (Isla Fisher) es una chica muy divertida y muy buena haciendo compras –demasiado buena quizás-. Sueña con trabajar en su revista de moda favorita, pero no encuentra el modo de meter la cabeza hasta que, irónicamente, consigue un trabajo como columnista en una revista económica publicada por la misma compañía. Con su sueño a punto de cumplirse, Rebecca tiene que hacer los esfuerzos más increíbles para impedir que su pasado arruine su futuro.

Loca por las compras fué una grata sorpresa, un inesperado y buen sabor de boca que esas películas chick flickeras te dejan cuando sales sonriendo de la sala y con ganas de veerla otra vez, es lo que pasó conmigo. La película no es más que una forma de entender cuál es el verdero valor de las cosas con un toque de The devil wears prada, pero con diferente escencia.  Isla Fisher está escalando poco a poco papeles mucho más interesantes y pronto se establecerá dentro de nuestra memoria, apoyada por un elenco de primer nivel, Joan Cusack, John Goodman, John Lithgow, Kristin Scott Thomas y hasta una Lynn Redgrave en un papel muy singular.

Tiene buen guión, simpáticas puntadas, aunque tampoco es la gran ciencia- sin embargo está bien lograda, cumple sus objetivos y te hace reir, es honesta un tanto manipuladora pero aún así te deja con ganas de saborear un soundtrack muy pop y un muy meloso romance.

Si bien la película no es una comedia romántica como tal cumple como una comedia estructurada a hacerte reflexionar, el eje estructural de la trama es Rebecca Bloomwood y los demás personajes giran en torno a ella, sin embargo nos define muy bien la meta y los objetivos del personaje y el cambio de pensamiento al final, que es en donde realmente ella decide que es lo que realmente vale más.

Les dejo aqui un mix elaborado con varias canciones para promover el soundtrack 😀

Al grano: Comedia ligera,bien llevada y estructurada que cumple con dejarte 90 mins sonriendo y hasta pedir más.

* * * 1/2 / 5

Sin reservas…

Sin reservas - en Blu Ray

Sin reservas - en Blu Ray

¿De qué trata?: Kate Armstrong (Catherine Zeta-Jones), reputada chef de un restaurante de moda en Manhattan, vive su vida al igual que dirige su cocina: con una intensidad que cautiva y a la vez intimida a la gente que la rodea. Pero la naturaleza perfeccionista de Kate se pondrá a prueba cuando se tiene que hacer cargo de su sobrina de nueve años Zoe (Abigail Breslin), al mismo tiempo que debe lidiar con un nuevo sub-chef que se une a su personal. Nick Palmer (Aaron Eckhart), alegre y bastante irresponsable, es completamente distinto de Kate, sin embargo la química que se da entre ellos es innegable. La rivalidad se vuelve romance, pero Kate deberá aprender a expresarse más allá que en el campo de su cocina, si quiere conectarse con Zoe y encontrar la verdadera felicidad con Nick… Remake norteamericano de la cinta alemana “Deliciosa Marta” (Mostly Martha, 2001).

Catherine Zeta-Jones no suele gustarme, su actuación me parece bastante plana pero hay papeles que simplemente le vienen como anillo al dedo y éste es el caso; Kate es un personaje muy acorde a ella y lo interpreta muy correctamente. La niña Abigail es un derroche de ternura y talento que realmente te conmueve.

Aaron Eckhart encantador y natural como siempre y Patricia Clarkson a pesar de no aparecer mucho muy bien en su papel y destacando con su elegante presencia en escena

Mención aparte la bellísima ambiantación musical de Philip Glass profundizando los momentos dramáticos y amenizando los momentos alegres de manera siempre sencilla pero que se hace notar por su sensibilidad y su manera de exaltar la trama con sus preciosas melodías sin que apenas lo notes.

Aunque no aporte nada nuevo, sabe reinventarse incorporando una linea dramática que aporta mucha ternura al film. Logrando combina r drama y comedia pero de forma sutil, puede que no te rías a carcajadas pero es de las que fácilmente te dibujan una sonrisa en la cara. Y con tanto plato refinado en la pantalla te entran unas ganas de comer.

Al grano: Interesante película muy bien condimentada que al final quedas bastante satisfecho con los resultados. Sin embargo, hay cierto aspectos que le faltó un poco de cocimiento.

* * * 1/2 / 5