Love Happens

LVH_1Sheet_1 (Page 1) ¿De qué trata?: El viudo Burke Ryan (Aaron Eckhart) es un exitoso autor de libros de autoayuda que enseña cómo enfrentarse al dolor, pero es incapaz de seguir sus propios consejos. De mala gana, Burke vuelve a Seattle, ciudad que abandonó tras morir su mujer, para impartir una serie de conferencias y cerrar un importante acuerdo publicitario. Allí conoce inesperadamente a Eloise Chandler (Jennifer Aniston), una florista algo desencantada con el amor, que asiste a sus seminarios y que, poco a poco y sin proponérselo, se convierte en la única persona capaz de ayudar a Burke a ayudarse a sí mismo; a la vez que él cada vez será más indispensable para Eloise.

De nuevo nos demuestra Hollywood que sabe diseñar dramas románticos con trazo firme que gustan a muchos espectadores y que sabe emplear mensajes positivos y buenos consejos para la buena gente, bien para ayudar a las personas y además llevarse el gato al agua o bien tan sólo para lo primero con una estudiada intención mercantil. Y aunque se tratara de la segunda opción, aún así es de agradecer. Pero la película no puede aprobar por varios motivos:

Love-Happens-movie-05 El primero es que no consigue tocar la fibra sensible, acaso unas milésimas de segundo a veces y muy superficialmente. Y huelga decir que emocionar es una premisa en este tipo de producciones. Hay alguna que otra escena, alguna que otra frase que se lanza hacia su cometido, pero no son suficientes y se pierden en el camino.

El segundo es que, si bien sabemos que es casi necesaria una trama que ya haya funcionado en varias ocasiones en la taquilla para una película comercial de estas características, la trama que Love happens utiliza (no crea, sino que utiliza, prácticamente recicla) es excesivamente convencional. Las líneas maestras que dibuja el guión ya han sido dibujadas en muchos otros guiones punto por punto. Sí, cambian los actores, los personajes, sus actividades profesionales, las situaciones… pero muy poco y, además, la estrategia, la estructura, las líneas maestras vienen a ser las mismas.

Dr. Burke Ryan (AARON ECKHART) meets Eloise Chandler (JENNIFER ANISTON) in the romantic drama ?Love Happens?.  When a self-help author arrives in Seattle to teach a sold-out seminar, he unexpectedly meets the one person who might finally be able to help him help himself. El tercero es que las escenas no alcanzan intensidad probablemente porque se cortan muy rápidamente, con lo que los diálogos son muchos, pero muy breves. Y esto se produce por seguir uno de los cánones de Hollywood, que es dirigir al espectador por una senda muy rígida que no permite ningún tipo de reflexión o interpretación acerca de lo que va sucediendo en pantalla. Debería tenerse más en cuenta la idea de orientar por un sendero sin necesidad de colocar vallas en cada uno de los andenes. O si no, como mínimo colocarlas con mucho tino.

Y el cuarto (seguro que hay más, pero aquí termina mi disertación) es que, debido al tercer punto, las relaciones entre los personajes son muy epidérmicas y el espectador apenas consigue empatizar con ninguna situación, lo que obliga a realizar un esfuerzo para creernos el devenir de la trama.

No digo que haya que innovar en este tipo de cine, que, por otro lado, en muchos casos, arriesgar un poco le ha sentado muy bien a este género, pero sí que remarco la necesidad de desmarcarse de algún modo. Si se desea calcar una estructura arquetípica para no arriesgar, cálquese, pero al menos, una vez calcada dicha estructura, téngase la consideración de trazar un par de pequeñas líneas que identifiquen a la producción y le otorguen un valor añadido.

Al grano: Lo más grato de la película es el encanto de Aaron Heckhart, que se roba la película por completo. De ahí en fuera es una película convencional que no aporta nada al género.

* * 1/2 / 5

Un hombre solitario – A Single Man

a-single_man-afiche-d-cine-506x750 ¿De qué trata?: Los Ángeles en 1962, en el punto álgido de la crisis de los misiles cubanos. George Falconer (Colin Firth) es un profesor universitario británico homosexual de 52 años que lucha por encontrarle sentido a su vida tras la muerte de su compañero sentimental, Jim (Matthew Goode). George rememora el pasado y no consigue ver su futuro, especialmente en un día en el que una serie de sucesos y encuentros lo llevan en última instancia a decidir si la vida tiene sentido después de Jim. George recibe consuelo de su amiga más íntima, Charley (Julianne Moore), una belleza de 48 años que también lucha con sus propias dudas acerca del futuro. Un joven estudiante, Kenny (Nicholas Hoult), que está intentando aceptar su auténtica naturaleza, acecha a George porque ve en él a un espíritu afín.

a-single-man-by-tom-ford

Nunca había visto una película que tocara el tema homosexual de una forma tan bellamente contada. Esta película es para mí, la mejor en mostrar un personaje abatido por la muerte de su pareja y como sobrelleva su monotonía y rutina cotidiana. Colin Firth se luce IMPRESIONANTEMENTE como nunca antes había visto una actuación tan bien llevada. Julianne Moore está FANTÁSTICA y borda su personaje de una forma que llena todos esos minutos que entra en pantalla. Los personajes que acompañan a George Falconer en su día están justos a la medida, Kenny (Nicholas Hoult), Carlos (Jon Kortajarena) y su vecina Mrs. Strunk (Ginnifer Goodwin) aportan demasiado a la película. Sin embargo, el que demuestra un carisma arrollador es Matthew Goode, si en Match Point y en Imagine Me & You, luce genial, aquí está deliciosamente perfecto.

Narrativamente lenta, si, pero es una película de hermosos detalles visuales, las texturas son expuestas en su máximo nivel. Cada movimiento, sonido, color es magnificado y exprimido de una forma que cada cuadro es bello y único. La dirección de Tom Ford ni parece que es opera primma, se siente con un sabor de que realmente sabe lo que está haciendo. Espero mucho de Tom Ford como director. La novela de Christopher Isherwood está perfectamente llevada al cine. Colin Firth Set Single Man 5nu23gqVLC5l

El diseño de arte y de producción están fantásticamente logrados, el vestuario, la peluquería, la fotografía, todo está tan bien cronometrada que la película te absorbe y te maneja esa agonía cotidiana que todos vivimos. Nos hace reflexionar que cada uno de nosotros vivimos una historia de vida, un drama personal que merece ser contado.

Al grano: Con imágenes casi poéticas, Colin Firth da una cátedra de actuación. A mi gusto, lo mejor de todo el 2009. ABSOLUTAMENTE RECOMENDABLE.

* * * * * / 5

Siete almas… (Seven Pounds)

Seven Pounds, Muccino, 2008

Seven Pounds, Muccino, 2008

¿De qué trata?: Un hombre (Will Smith) con un inquietante secreto que decide, para redimirse, cambiar drásticamente la vida de siete completos desconocidos. Una vez que el plan está en marcha, nada puede alterarlo.

Ben y Emily

Ben y Emily

Todo comienza con una lista de siete nombres: Holly Apelgren, Connie Tepos, George Ristuccia, Sarah Jenson, Nicholas Adams, Ezra Turner y Emily Posa. Lo único que todos tienen en común es que cada uno de ellos han llegado a un punto en sus vidas en que necesitan ayuda desesperadamente, financiera, espiritual o médica y que sin saberlo, han sido elegidos cuidadosamente por Ben Thomas (Will Smith) para formar parte de su plan de redención. Pero es Emily Posa (Rosario Dawson), una vital paciente cardiaca, que tira por tierra todos sus planes, y hace lo que Ben creyó imposible, se acerca a él y pone del revés su visión del mundo y de lo que es posible.

La película plantea cuestiones acerca de la vida y la muerte, la culpa y el perdón, los extraños y la amistad, el amor y la redención, y busca la conexión entre esos lazos que unen el destino de la gente de una manera sorprendente.

Ben reflexionando...

Ben reflexionando...

Después de sorprender con “En búsqueda de la felicidad“, Gabriele Muccino y Will Smith vuelven a reunirse en Seven Pounds para crear una cinta mucho menos cuidada, interesante por su planteamiento pero no tanto en la forma de llevarlo a cabo, siendo bastante tramposo en algunos momentos y presentando secuencias que fallan en su intento de llegar a ser emotivas. Con un reparto bastante sólido, con secundarios como Woody Harrelson, o Rosario Dawson para darle réplica a Smith (sin duda, la que más empeño le pone).

Lo que empieza como una tarea casi divina poco a poco se descubre como algo más, se van desvelando las motivaciones del protagonista, las razones por las cuales actúa así, en un tramo final bastante mejor llevado -intercalando flashbacks y escenas del presente-, pero que pese a todo no logra levantar el vuelo de lo que, hasta ese momento, sólo había sido un drama rutinario que se seguía con interés, pero no con emoción. Una propuesta interesante, que tiene como mayor valor el no hacerse nunca pesada y, como ya digo, una potente parte final que, pese a no ser del todo creíble, al menos aporta algo de grandeza a un material tratado de forma simple y vanal.

Al grano: Película lacrimogénica y convencional donde Will Smith deja en claro que puede hacer buenos papeles dramáticos y redimirse de bodrios como “Hancock“.

*  *  *   1/2   /  5