Avatar

avatar1 Año 2154. Jake Sully (Sam Worthington) es un ex-marine confinado en una silla de ruedas que, a pesar de su cuerpo tullido, todavía es un guerrero de corazón. Jake ha sido reclutado para viajar a Pandora, donde las corporaciones están extrayendo un mineral extraño que es la clave para resolver los problemas de la crisis energética de la Tierra. Al ser tóxica la atmósfera de Pandora, ellos han creado el programa Avatar, en el cual los humanos "conductores" tienen sus conciencias unidas a un avatar, un cuerpo biológico controlado de forma remota que puede sobrevivir en el aire letal. Estos cuerpos están creados genéticamente de ADN humano, mezclado con ADN de los nativos de Pandora, los Na’vi. Ya en su forma avatar, Jake puede caminar otra vez. Ha recibido la misión de infiltrarse entre los Na’vi, los cuales se han convertido en el mayor obstáculo para la extracción del mineral. Pero una bella Na’vi, Neytiri (Zoe Saldana), salva la vida de Jake, y todo cambia. Jake es admitido en su clan y aprende a ser uno de ellos, lo cual le hace someterse a muchas pruebas y aventuras. Mientras, los humanos siguen con su plan, confiando en que la información de Jack les sea útil.

Avatar-1-600x337 Avatar tiene todo lo que le gusta al público estadounidense. Una historia que enaltece el valor de ser militar, en tiempos de guerra es algo que les gusta escuchar; Una historia sobre colonización para obtener recursos o destruir otra cultura se ha visto en múltiples ocasiones. Entonces Avatar no es tan original como nos la pintan. Si, James Cameron ha hecho clásicos en la ciencia ficción y siempre ha estado a la vanguardia, pero es un fanfarrón. Lo único que está por demás es su ego y el lujo que se da de que cada película que hace sea más cara que la anterior.

No se puede negar que Avatar marcará un antes y un después en el cine en lo que a aspectos técnicos se refiere. Con su 3D,su motion-capture, su CGI y sus mil palabras y siglas raras que no sabemos qué cuernos significan, se filmarán las superproducciones venideras. Pero no es la revolución prometida. Lo único que cambiará en el cine es que en muchas películas en vez de ver arrugas o bótox, veremos los píxels de última generación que el amigo Cameron ha descubierto/inventado. Aparecerán escenarios antes inimaginados y cierto es, que dará lugar a que se amplíe la creatividad de los autores. Para hacernos una idea de lo que costó hacer esta película en 12 años doy un dato: el proyecto de ‘Titanic’ ocupó dos terabites, ‘Avatar’ mil. Y eso se plasma en todas las escenas, haya Na’vis o no los haya, los efectos son únicos. Esto lo digo porque comparando efectos con lo más moderno de este año (‘Tranformers 2’, ‘2012’) que solo colocan ICGs de fondo, en ‘Avatar’ los efectos interactúan con los personajes.

AvatarBehindTheScenes

En Avatar el guión no deja de ser convencional, aunque he de admitir que la creación de ese universo de Pandora, con cultura, fauna, flora, lengua, etc. propia es digna de admirar y alabar. Los personajes se estereotipan por lo que no permite que nadie se luzca en la interpretación, cosa que se agrava si tienen que rodar llenos de cables, frente a pantallas gigantes y sin saber dónde está la cámara. No digo que la historia sea mala, en absoluto, simplemente es muy convencional, pero se nota que quedó en segundo lugar en la ranking de importancia de Cameron. Tiene sus puntitos ecologistas y antibélicos y un edulcorado drama romántico.

En conjunto, aunque “Avatar” se vista de seda, plana se queda. Y por ello me remito a ese guión tan soso. Todo es superficial, el mensaje, su intento de despiadada metáfora. Incluso las actuaciones, exceptuando la de mi bella dama Sigourney Weaver (bueno, Michelle Rodríguez tiene su estrellita, aunque haga el mismo papel una y otra vez), que siempre queda de perlas haga lo que haga. Lo demás… efímero. Olvidable.

No, no es inmensa en todos los sentidos. No es la obra colosal de esta década en la ciencia ficción, ni Cameron es el rey del mundo (¡faltaba más!), así como tampoco es su obra magna. Es una peli de buen entretenimiento donde se esmeraron mucho en el apartado visual. Pues eso, que me ha gustado y cumplió con las expectativas que le tenía. Nada más.

avatar

Al grano: Fastuoso espectáculo visual opacado por una historia simple .

* * * 1/2 / 5

Mi vida sin mi…

Mi vida sin mi, Isabel Coixet, 2003

Mi vida sin mi, Isabel Coixet, 2003

¿De qué trata?:  Ann(Sarah Polley) tiene 23 años, dos hijas, un marido que pasa más tiempo en paro que trabajando, una madre que odia al mundo, un padre que lleva 10 años en la cárcel, un trabajo como limpiadora nocturna en una universidad a la que nunca podrá asistir durante el día… Vive en una caravana en el jardín de su madre, a las afueras de Vancouver. Esta existencia gris cambia completamente tras un reconocimiento médico. Desde ese día, paradójicamente, Ann descubre el placer de vivir, guiada por un impulso vital: completar una lista de “cosas por hacer antes de morir”.

Sarah Polley sorprende en esta película...

Sarah Polley sorprende en esta película...

Presenciamos el veloz declive progresivo de una mujer de veintitrés años. Veintitrés. Como quien dice, poco más de dos décadas atrás era un nuevo pedacito palpitante que fue creciendo y en el que varias personas fueron vertiendo ilusiones y esperanzas. Dos décadas que se pasan en un suspiro, aprendiendo apenas los pasos para transitar por este mundo tan inexplicable y complicado. Y ese pedazo de vida joven pero que ha tenido que madurar deprisa, a su vez trae nuevos pedacitos de vida, y avanza junto a los pedazos que la rodean, formando ese círculo misterioso de corriente eléctrica invisible llamado amor.

Muy buena actuación de soporte por parte de Mark Ruffallo

Muy buena actuación de soporte por parte de Mark Ruffallo

Desgarrador, sencillo, entrañable, cercano y valeroso viaje de una madre, de una esposa, de una hija, de una amante y de una amiga que camina hacia su final con la mirada serena, con un propósito firme y un amor inmenso e infinito que anida en ese cuerpo que se apaga, en ese espíritu que resplandece. Tal vez la memoria de los demás es lo que, de alguna forma, nos mantiene vivos cuando ya nos hemos ido.

Isabel Coixet

Isabel Coixet

Mi vida sin mí” es hermosísima, sincera, sobria, contenida, desgarradora y optimista. Las formas puede que sean algo irregulares pero el fondo es una genialidad. El mérito es hacerlo desde la sencillez, contar un dramón como la copa de un pino desde el optimismo, no debe ser nada fácil.
Hablar de algo tan desgarrador como la muerte con fecha anunciada y empapar toda la historia de calidez, ilusión y ternura es una proeza digna de mi admiración y mi aplauso. Esta es la mejor obra de Isabel Coixet sin duda.

Al grano: Bien intencionado drama que con finura te lleva a diversas sensaciones y te pone a valorar la muerte como un punto cercano para todos.

* * * * * / 5