Es hora de “Comer, rezar, amar”

eat-pray-love-movie-poster

Comer, rezar, amar” es la historia de una mujer que decide encontrarse “a sí misma”, tras varios fracasos con el amor y la vida misma, a través de un viaje por Italia, la India, Bali e Indonesia. La cinta basada en las memorias de Elizabeth Gilbert, una mujer que aparentemente tenía todo, pero que dentro de si misma tenía un enorme vacío, el cuál nota cuando su mundo se viene abajo. Recién divorciada y ante la disyuntiva de qué camino tomar, Gilbert sale de su acomodada vida y lo arriesga todo, embarcándose en un viaje alrededor del mundo que se convierte en una búsqueda para encontrarse a ella misma.

La película se inscribe en el tan vigente subgénero “made in Hollywood”, de comedia romántica con marcado protagonismo femenino, pero se diferencia en no poner el acento en la frivolidad, el consumismo y el derroche -al estilo de las banales féminas de “Sex and the city”-, sino (aunque con cierta ingenuidad) en una búsqueda interior que incluye una cuota de solidaridad y de misticismo new age.

65fb037a28a25c00_eat-pray-love

Con un generoso presupuesto de 60 millones de dólares, que permite la presencia de megaestrellas como Julia Roberts y del galán español Javier Bardem, la historia transcurre en bellos exteriores turísticos, registrados por la cámara de Robert Richardson, responsable de la fotografía de filmes relevantes, como “El aviador” y “JFK”.

La dirección está en manos de Ryan Murphy (muy conocido por su serie “Nip/Tuck” y recientemente reconocido como Mejor Director en los Emmy por la serie musical “Glee”), quien aquí combina gastronomía, sentimientos y espiritualidad, en un molde que mixtura comedia romántica y manual de autoayuda. Con un anclaje muy fuerte en la mirada de la protagonista (a Julia Roberts le calza muy bien su personaje de divorciada desconcertada), la película también construye escenas planificadas para el lucimiento de los distintos intérpretes secundarios que van apareciendo en el camino: un gurú incompleto y predictivo, un maduro arquitecto tejano con pasado doloroso, una amiga sueca que descubre el amor en su profesor de italiano y la madura administradora de una desordenada pensión romana, entre otros.

Eat Pray Love Movie Stills-1

3Estrellas-tealstar-thumb  3Estrellas-tealstar-thumb 3Estrellas-tealstar-thumb

Buscando amar…o como por primera vez Mandy Moore pudo ser feliz….

Dedication - Buscando amor - Justin Theroux

Dedication - Buscando amar - Justin Theroux

¿De qué trata?: Un autor de cuentos para niños (Billy Crudup) , de carácter obsesivo compulsivo y misógino, se ve obligado a trabajar con una ilustradora (Mandy Moore), en lugar de su habitual colaborador (Tom Wilkinson), y único amigo, que ha fallecido.

TITULO ORIGINAL Dedication
AÑO
2007
DURACIÓN
111 min.
PAÍS
DIRECTOR Justin Theroux
GUIÓN David Bromberg
MÚSICA Ed Shearmur (AKA Edward Shearmur)
FOTOGRAFÍA Stephen Kazmierski
REPARTO Billy Crudup, Mandy Moore, Tom Wilkinson, Dianne Wiest, Bob Balaban, Peter Bogdanovich, Bobby Cannavale, Martin Freeman, Amy Sedaris, Christine Taylor
PRODUCTORA The Weinstein Company / First Look International

Con esta ópera primma Justin Theroux ha logrado hacer que la imagen de mujer frágil y ñoña que tenía de Mandy Moore se borrara de mi mente. En cambio ha quedado la imagen de una caricaturista que vive los problemas de una persona cotidiana y noble. Lucy no es una Julia Roberts que dice “sólo soy una chica, parada frente a un chico, pidiéndole que la ame” (veáse Notting Hill, 1999). Contrastando con el personaje de Billy Crudup, cuya construcción psicológica es en por demás compleja y muy bien estructurada. Él es un hombre completamente obsesivo siempre cuestionandose de su vida rutinaria, que después de 20 años de ser acompañado por un amigo tiene que aprender a vivir sin él y no sólo eso, si no aprender a abrir su corazón.

Es de esas pequeñas películas cuya gran inmensidad depende de la construcción de la relación que tienen ambos. El choque de dos personajes “rotos” cuya unión depende de esta imperfección pues en nuestra vida tenemos claro que todos tendremos alguna parte faltante, alguna parte que ha sido pisada o lastimada y que vemos la vida como si no fuera hecha para disfrutarla si no para adolecerla. Apela a cuestiones como la soledad, el amor, el egoísmo y la tristeza para demostrarnos que, muchas veces, “la vida nos sorprende regalándonos un encuentro especial con la persona menos pensada”

Dedication es una comedia romántica, pero más que eso, es la comedia romántica de los desadaptados. Es una comedia un tanto pesada para el espectador que busca todo dado – comedias superficiales que dejan varias sonrisas y al final es puro show y nada de profundidad -, es una obra tan perfectamente bien construida que merece que se le de una oportunidad. Su complejidad radica en su óptica sobre la realidad. Es de esas pequeñas historias que con buenos detalles – buenos quotes, buena elección musical, un guión efectivo y circular – te dejan con un grato sabor de boca y te hacen cuestionar realmente el poder que tenemos en la vida de valorarla, de no rechazar las oportunidades que llegan a nuestra vida, por que no sabemos si tendremos una segunda vez para hacerlas.

Al grano: A pesar de su retrazo de un año, llega a corde con la Navidad. Más allá de que esta propuesta presente algunos errores menores, parece que, para ser su primera vez en el rol de director, Justin Theroux no lo hizo mal.  En general es una pequeña gran historia que funciona por el guión, muy buenas actuaciones y un resultado final que a mí ha hecho que se convierta en una de mis películas favoritas.

* * * *  / 5