17 otra vez

17 otra vez, 17 again, Burr Steers, 2009

17 otra vez, 17 again, Burr Steers, 2009

¿De qué trata?: A los 35 años, la vida de Mike (Matthew Perry) no ha ido por el camino del éxito que todos preveían cuando en el instituto era la estrella del equipo de baloncesto y el que ligaba con las chicas más guapas. Después de 18 años vendiendo productos farmacéuticos no ha conseguido ascender en el trabajo, no tiene buena relación con sus dos hijos y se acaba de separar de Scarlet (Leslie Mann), su encantadora mujer. Una noche de tormenta, Mike ve al que fuera bedel de su instituto subido encima de la valla de un puente mirando al río. Mike detiene su coche con intención de evitar que el hombre se tire, pero cuando llega a la altura del bedel, éste ha desaparecido y Mike cae irremediablemente al río. Cuando a la mañana siguiente Mike llega a casa de su amigo Ned (Thomas Lennon), se da cuenta de que no es el mismo Mike vendedor de medicamentos sino Mike O’Donnell, el adolescente de 17 años (Zac Efron).

De “17 otra vez” no se puede esperar nada original ni novedoso, simplemente la gente irá a verla porque el actor o actriz protagonista les gusta, les cae bien o le admirarán. No engaña a nadie. Ya existe un molde para estas películas preescrito y lo único que tienen que hacer director y guionistas es rellenarlo de algún material cien por cien reciclable. Si se han visto “Big“, “Este cuerpo no es el mío“; “Un viernes de locos” y sigamos con los etcéteras de aquí a los años ochenta, nada de lo que sucede en “17 otra vez” supondrá la mínima sorpresa.

Comedia adolescente del montón para el lucimiento de la carita angelical de Zac Efron, si bien es cierto que aquí realiza una interpretación más decente de lo que pudiera parecer en un primer momento. Eso sí, aunque pocos, tiene sus momentos de risa, la mayoría a cargo del amigo friki -Ned–  del protagonista. Al salir del cine pude llegar a dos conclusiones: Que estuvo hecha para un total lucimiento de Zac Efron y que Thomas Lennon le espera futuro en la comedia.

Ned (Thomas Lennon) se roba la película.

Ned (Thomas Lennon) se roba la película.

El guión tiene, en ocasiones, cierta relevancia repentina. Por momentos goza de un intento aleccionador de explicar la problemática de los embarazos a temprana edad pero cae en picada con su conservadurismo y no profundiza en ese aspecto, claro para darle lugar a la redención del protagonista ante todo lo que ha desperdiciado de su vida.

Al grano: Convencional, muy mediocre y con un margen de previsibilidad demasiado ancho, “17 otra vez” nace con fecha de caducidad encima. Se ve en un rato tonto, pero tonto, muy tonto.

* 1/2 / 5

Mero lucimiento para Zac Efron

Mero lucimiento para Zac Efron

Anuncios

Quiero robarme a la novia… Made of honor…

Quiero robarme a la novia, Made of honor, Paul Weiland, 2008

Quiero robarme a la novia, Made of honor, Paul Weiland, 2008

¿De qué trata?: Para Tom (Patrick Dempsey), la vida es maravillosa: Es sexy, triunfador, tiene éxito con las mujeres y sabe que siempre podrá confiar en su mejor amiga, la encantadora Hannah (Michelle Monaghan). Todo va bien hasta que Hannah se va seis semanas a Escocia por trabajo. Tom se da cuenta de que su vida está vacía sin ella y decide pedirle matrimonio cuando regrese de su viaje. El problema es que Hannah vuelve prometida y le pide a Tom que sea su “dama de honor”…

Una película que conoce sus limitaciones y sus virtudes, y juega con ellas adecuadamente. Unos personajes con carisma, unas canciones conocidas por el gran público, unos cuantos gags y varios clichés, y ya tienes tu película. Divertida, muy graciosa en algunos momentos y demasiado previsible en otros, te gustará si no aborreces las comedias románticas. Además, es una gran (y última) oportunidad de ver a Sydney Pollack en el cine.

Patrick Dempsey aprovecha su popularidad...

Patrick Dempsey aprovecha su popularidad...

Made of Honor” es otra de las tantas comedias americanas que nos llegan cada año. Patrick Dempsey y Michelle Monaghan (aceptable trabajo por parte de ambos) forman la pareja protagonista de una cinta con una premisa calcada a la de la película de Julia Roberts y Cameron Diaz, “My Best Friend’s Wedding“.

El problema con estas películas es que pareciera que todas (salvo contadas y muy honrosas excepciones que aportan luz al género) han salido de una máquina de prefabricados. Metes los actores, el lugar donde se va a desarrollar la cinta y un guión que permanece casi inalterado en la mayoría de los casos y ya tienes un producto empaquetado y listo para ser servido, destinado siempre a la misma audiencia. Es una pena que un género que cuenta con tantas y tan buenas películas se vea denostado por la decena de títulos similares que salen cada mes.

Última actuación de Sydney Pollack (1934 - 2008)

Última actuación de Sydney Pollack (1934 - 2008)

Con una trama a caballo entre Nueva York y Escocia (que nadie se engañe, aunque la mayor parte de la cinta transcurra en el país del Lago Ness no se nos ofrece nada nuevo), “Made of Honor”, título que también juega con la pronunciación similar entre “maid” (dama) y “made” (hecho), resulta en una cinta de lo más convencional, que no tiene nada creativo, diferente u original que mostrarnos, pero que sin embargo se deja ver sin demasiada complicación, resultando en ciertos momentos incluso agradable y simpática.

Al grano: Película romántica convencional que si se ve con fines de entretenimiento logra pasar un rato agradable.

* * * / 5