Un hombre solitario – A Single Man

a-single_man-afiche-d-cine-506x750 ¿De qué trata?: Los Ángeles en 1962, en el punto álgido de la crisis de los misiles cubanos. George Falconer (Colin Firth) es un profesor universitario británico homosexual de 52 años que lucha por encontrarle sentido a su vida tras la muerte de su compañero sentimental, Jim (Matthew Goode). George rememora el pasado y no consigue ver su futuro, especialmente en un día en el que una serie de sucesos y encuentros lo llevan en última instancia a decidir si la vida tiene sentido después de Jim. George recibe consuelo de su amiga más íntima, Charley (Julianne Moore), una belleza de 48 años que también lucha con sus propias dudas acerca del futuro. Un joven estudiante, Kenny (Nicholas Hoult), que está intentando aceptar su auténtica naturaleza, acecha a George porque ve en él a un espíritu afín.

a-single-man-by-tom-ford

Nunca había visto una película que tocara el tema homosexual de una forma tan bellamente contada. Esta película es para mí, la mejor en mostrar un personaje abatido por la muerte de su pareja y como sobrelleva su monotonía y rutina cotidiana. Colin Firth se luce IMPRESIONANTEMENTE como nunca antes había visto una actuación tan bien llevada. Julianne Moore está FANTÁSTICA y borda su personaje de una forma que llena todos esos minutos que entra en pantalla. Los personajes que acompañan a George Falconer en su día están justos a la medida, Kenny (Nicholas Hoult), Carlos (Jon Kortajarena) y su vecina Mrs. Strunk (Ginnifer Goodwin) aportan demasiado a la película. Sin embargo, el que demuestra un carisma arrollador es Matthew Goode, si en Match Point y en Imagine Me & You, luce genial, aquí está deliciosamente perfecto.

Narrativamente lenta, si, pero es una película de hermosos detalles visuales, las texturas son expuestas en su máximo nivel. Cada movimiento, sonido, color es magnificado y exprimido de una forma que cada cuadro es bello y único. La dirección de Tom Ford ni parece que es opera primma, se siente con un sabor de que realmente sabe lo que está haciendo. Espero mucho de Tom Ford como director. La novela de Christopher Isherwood está perfectamente llevada al cine. Colin Firth Set Single Man 5nu23gqVLC5l

El diseño de arte y de producción están fantásticamente logrados, el vestuario, la peluquería, la fotografía, todo está tan bien cronometrada que la película te absorbe y te maneja esa agonía cotidiana que todos vivimos. Nos hace reflexionar que cada uno de nosotros vivimos una historia de vida, un drama personal que merece ser contado.

Al grano: Con imágenes casi poéticas, Colin Firth da una cátedra de actuación. A mi gusto, lo mejor de todo el 2009. ABSOLUTAMENTE RECOMENDABLE.

* * * * * / 5

Arrástrame al infierno

Arrástrame al infierno, Drag Me to hell, Sam Raimi, 2009

Arrástrame al infierno, Drag Me to hell, Sam Raimi, 2009

¿De qué trata?: Thriller sobrenatural centrado en una maldición. La historia gira en torno a una joven (Alison Lohman) que trabaja en un banco concediendo préstamos hipotecarios y que, tras negar la rehipoteca a una anciana, ésta se venga haciéndola portadora de una maldición.

Drag Me To Hell” es un soplo de aire fresco a un trillado ya género de terror actual, de la mano de uno de los astros del fantástico, Sam Raimi. Una empleada de banca, interpretada formidablemente por Alison Lohman, cae en la maldición de una extraña mujer a la que le deniega un aumento de su crédito. A partir de entonces, Raimi se pone manos a la obra y ofrece un auténtico festín de autoparodia, humor macabro y unos juegos de cámara que mucho recuerdan a su cámara kamikaze antes vista en The Evil Dead y Army of Darkness.

Raimi  homenajea a las películas de terror constamentemente en esta película. Consigue hacer una película de terror que muy inteligentemente combina terror con un  sentido de la diversión que muy pocos saben plasmar. Este es un film desprejuiciado, cargado de escenas impactantes y palomeras. Una propuesta que consigue entablar un dinámico juego con el espectador, gracias a un vaivén constante entre tensión-diversión.

Ya desde los primeros minutos, el divertido guión escrito por Sam & Ivan Raimi consigue captar nuestra atención. Ojo, la historia de posesiones que nos ofrecen no es nada del otro mundo, pero lo que sí es encomiable es la forma en que está contada. Y es que, al film hay que reconocerle un enorme afán por entretener, de tal forma que siempre haya espectación por descubrir que nueva ocurrencia o salvajada veremos en la pantalla. Entretenídisimos noventa minutos de metraje que mantienen a la audiencia en sorpresa constante.

Mención especial merece Lorna Raver, que hace que su Mrs. Ganush ya sea todo un icono, realizando una interpretación excelente de una personaje que por méritos propios es el epicentro del film. Excepcional este personaje (puramente Raiminiano) que aterroriza y hace reir a partes iguales.

Al grano: Raimi se ha superado a sí mismo, a vuelto a sus orígenes, aprovechando la experiencia de sus últimas películas de alto presupuesto, consiguiendo un cine fácil, divertido y sangriento, a la vez que de alta calidad visual, especialmente recomendado para los amantes del género.

* * * / 5