Vals con Bashir

Vals con Bashir, Vals Im Bashir, Ari Folman, 2008

Vals con Bashir, Vals Im Bashir, Ari Folman, 2008

¿De qué trata?: Documental animado sobre la matanza de refugiados palestinos en Sabra y Chatila (Líbano) en 1982. Una noche, en un bar, un viejo amigo cuenta al director Ari Folman que tiene una pesadilla recurrente en la que le persiguen 26 perros. Cada noche, el mismo número de animales. Los dos hombres llegan a la conclusión de que tiene que ver con una misión que realizaron para el ejército israelí durante la primera guerra con el Líbano a principios de los años ochenta. Ari se sorprende ante el hecho de que no recuerde nada de ese periodo de su vida. Intrigado, decide ver y hablar con viejos amigos y antiguos compañeros dispersados por el mundo entero. Necesita saber la verdad acerca de ese periodo y de sí mismo. Ari escarba cada vez más y sus recuerdos empiezan a reaparecer mediante imágenes surrealistas…

Lo onírico da frescura y virtualidad al realto

Lo onírico da frescura y virtualidad al realto

Vals con Bashir” es un film comprometido, arriesgado, profundamente emocional, que lleva al espectador a su terreno de manera ejemplar. Con un portentoso acabado técnico, se nos educa sobre un hecho histórico que muchos ignorarán, como es la matanza de refugiados en Líbano sucedida en 1982. Mediante un personaje principal, vamos descubriendo su vida, su historia, fundiendo imágenes oníricas con secuencias duras por su intensidad, por su realismo y su veraz forma de mostrar las secuencias. Es un film de animación que trasciende de su “género”: consigue emocionar, es informativo y lo hace de forma neutral, sin intentar modificar la opinión del espectador. No plantea dudas, no las resuelve: sólo muestra las cosas como fueron y es el espectador quien debe decidir.

El complejo de culpa, tema judaico donde los haya, es el punto de partida de una búsqueda del personaje principal, que combatió en la guerra del Líbano allá por el 82. El hombre tiene remordimientos, y trata de comprender por qué, puesto que su memoria parece haber borrado lo acontecido en aquel conflicto. Así, vamos pasando de una dimensión puramente individual de motivaciones y fantasmas del pasado, hacia diversos testimonios de otros ex-combatientes en aquellos mismos acontecimientos. El enemigo musulmán es tratado como una fuerza invisible y amorfa. Disparan, pero apenas esbozamos algún retrato facial del contricante. Son solo una amenaza latente, de la que ignoramos causas o consecuencias.

Otro cartel promocional.

Otro cartel promocional.

Y todas estas experiencias individuales que el protagonista va recolectando, se convierten en una tragedia colectiva, la de los masacrados palestinos tras el asesinato de Bashir. Y en todo esto, los israelíes son simplemente testigos que no toman parte. Si esto es éticamente reprobable, puesto que aparecen como unos pobres desgraciados que solo cumplen con su cometido mientras que en la realidad son el demiurgo de toda la espiral de violencia acontecida en la zona desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Si esto, como digo, es peligrosamente partidista, lo verdaderamente malo del film es comprobar que toda esa visión individual se va diluyendo en un magma colectivo que ni resuelve, ni aclara, ni cicatriza traumas, ni nada de nada.

Los recuerdos cohibidos, por muy escondidos que estén, siempre nos estarán alimentando, siempre seguirán rondando en nuestra vida, y basta un pequeño incidente, un inoportuno trampolín, para que salten de nuevo a escena y nos llenen el cuerpo de cicatrices. Y esto es lo que Ari Forman nos ha contado. De una manera conmovedora, en una de las interesantes animaciones del 2008.

Al grano: Interesante propuesta, sin embargo su talón de Aquiles es mostrarte sólo una capa de un hecho tan complejo. Sin embargo, es recomendable.

* * * 1/2   / 5

Transformers: La venganza del caído.

Transformers: La venganza del caído, Transformers: The revenge of the fallen, Michael Bay, 2009

Transformers: La venganza del caído, Transformers: The revenge of the fallen, Michael Bay, 2009

¿De qué trata?: Han pasado dos años desde que el joven Sam Witwicky (Shia LaBeouf) salvara al universo de una decisiva batalla entre dos razas de alienígenas robóticos en guerra. Pese a su extrema heroicidad, Sam sigue siendo un adolescente normal con las preocupaciones cotidianas de prepararse para ir a la universidad, dejando atrás a su novia Mikaela (Megan Fox), y separándose por primera vez de sus padres. Por supuesto, además está la carga adicional de tener que intentar explicar su partida a su amigo más reciente y robot guardián suyo, Bumblebee. El objetivo de Sam es llevar una vida universitaria normal, pero para hacerlo, deberá olvidar su destino. Mientras Sam ha hecho todo lo posible por dejar atrás el conflicto de Mission City y volver a su rutina diaria, la batalla entre los Autobots y los Decepticons, aunque haya sido un incidente súper secreto, ha provocado muchos cambios. El Sector 7 ha sido desmantelado y su soldado más leal, el agente Simmons (John Turturro), despedido sumariamente. En su lugar se ha creado una nueva agencia, NEST. Empleando mandos con experiencia de campo como Lennox (Josh Duhamel) y Epps (Tyrese Gibson), NEST pretende trabajar codo con codo con los Autobots para evitar otra confrontación mortal con los Decepticons. Por desgracia, un asesor de seguridad del gobierno, Theodore Galloway (John Benjamin Hickey) tiene muy poca previsión como para comprender totalmente los inexorables peligros que acechan. Dispuesto a hacerse con el control de todas las organizaciones de defensa, junto con su potencial de poder, y al mismo tiempo deshacerse de lo que él considera un frívolo gabinete gubernamental, Galloway se esfuerza por acabar con NEST, creyendo que toda amenaza de guerra ha desparecido hace tiempo. Está convencido de que los humanos no tienen ningún interés directo en la disputa entre los Autobots y los Decepticons. Justo cuando la vida está a punto de ordenarse cómodamente en la nueva escuela de Sam, adaptándose a un nuevo y prepotente compañero de habitación, Leo (Ramon Rodriguez), y a una nueva conocida igualmente prepotente pero mucho más atractiva, Alice (Isabel Lucas), Sam es asaltado de pronto por visiones que chispean como rayos por su cerebro. Temiendo sufrir la misma demencia que amargó a su abuelo, Sam mantiene en secreto sus visiones hasta que ya no puede seguir ignorando los mensajes y símbolos que se filtran en su mente. Pese a sus cuidadosos planes, Sam vuelve a encontrarse en el medio de una batalla entre los Autobots y los Decepticons, con el destino del universo en juego. Sin que Sam lo sepa, sólo el tiene la clave del resultado de la lucha entre el mal y el poder supremo del bien. Con la ayuda de sus amigos, sus compañeros de NEST e incluso de sus padres, Sam aprende a aceptar la herencia de los Witwicky, sin esconderse más del legado de su familia.

Autobots vs Descepticons

Autobots vs Descepticons

Si te va la coherencia en los guiones, los personajes profundos, la coherencia argumental en películas que tratan sobre robots alienígenas gigantescos con capacidad de transformarse en diversos objetos y vehículos no vayas a ver esta película. Si en cambio te gusta el buen cine, pero te apetecen dos horas de evasión con complicaciones cero y diversión al cubo, esta es tu película. El verano es una época en que nos masacran con grandes producciones repletas de efectos especiales y estrellas, blockbusters en una plabra. Pero si alguien a demostrado en repetidas ocasiones ser capaz de elevar a los altares cinematográficos ese género tan particular ese ha sido Michael Bay. La inmensa mayoría lo tacha de realizador videoclipero con taquicardia a la hora de cortar sus planos en menos de un segundo, de bombardear al espectador con cientos de imágenes sin otorgar sentido y presentando historias supuestamente vacías.

Michael Bay

Con el apoyo de Steven Spielberg, Michael Bay dirige Transformers

Transformers es una película que exige que te reencuentres con tu yo adolescente, e incluso niño. Transformers 2:La Venganza de los Caídos ofrece todo lo que la primera parte dio y diez veces más. Bay a cercenado lo poco que no funcionaba o encajaba en la primera y da un producto brutal en su género ¿Historia absurda? Culpable ¿Incoherencias? Culpable ¿Diversión constante? Culpable ¿Adrenalina? Bombeando durante 2 horas y 20 minutos.  El guión está hecho de una manera tan irregular que es mejor no hablar de él, Es totalmente irregular, anodino. Los puntos de humor, bastos, repetidos hasta la saciedad. Un servidor iba con la mentalidad abierta y procuraba disfrutar, así que reconozco que me reí bastante, lo cual no quiere decir que muchas cosas de las que me reí tuvieran realmente gracia.

En cuanto a la duración y distribución del tiempo, a pesar de durar 2h 30 mins, todo ocurre de forma frenética y descompensada. Dan importancia y tiempo a un punto de humor que no vale nada, pero no dudan en aportar información escuetísima a la hora de explicar datos concernientes a la profundidad del argumento. Hay planos generales o cámaras lentas que pretenden tal vez aportar descanso a la vista o cierto toque dramático y no hacen más que cansar. A veces las cosas simplemente pasan porque sí. Abusan de las elípsis. En una toma están en un sitio, en la siguiente 2 km más allá. Sabemos que el escenario es el mundo, pero de ahí a traernos la cabeza loca.

Optimus Prime listo para la batalla

Optimus Prime listo para la batalla

En cuanto a lo bueno está que si disfrutas de mucha acción y diversión tienes que verla, en cuanto a lo malo está que se notan varios defectos. Sin embargo, la historia entretiene.

Al grano: Continuación que explota más las escenas de acción que en la primera. Sin embargo ciertos detalles técnicos y de guión te dejan un sabor a equivocación por parte de los realizadores.

* * * / 5