Paraiso travel…

Paraiso Travel, Colombia, Simon Brand, 2008

Paraiso Travel, Colombia, Simon Brand, 2008

¿De qué trata?: Es la historia de un par de novios colombianos que viajan ilegalmente a Estados Unidos. Ella (Reina-Angelica Blandon-) lo hace obsesionada por vivir en Nueva York, segura de que el sueño americano existe, mientras que él (Marlon-Aldemar Correa-) la sigue más por el amor que siente por su novia que por convicción. Al llegar a la capital del mundo, una discusión y una circunstancia del destino los separa. De ahí en adelante la historia muestra la angustia y todas las peripecias que vive Marlon por volver a ver a su amada Reina…

¿Hasta dónde te lleva la ambición el amor?

¿Hasta dónde te lleva la ambición el amor?

Esta historia habla de la inmadurez y el proceso duro que puede ser el salto a la responsabilidad, lejos de la familia que cumple con la protección y apoyo hacia los hijos y tampoco permite su lejanía con facilidad. El móvil del desplazamiento es sin duda el sexo aunado a la inmadurez de la pareja que comete actos según la conveniencia de una de las partes y abusa de la confusión de la otra. El deseo trae como consecuencia el trayecto por tres países, difíciles de recorrer en situación de ilegales y como era de esperarse los abusos vistos en esta película tampoco fueron extraños, al contrario terriblemente se ven una y otra vez, volviendo las vejaciones una característica de la temática de las películas sobre migrantes.

Paraíso Travel tiene buen ritmo, nuevamente por el trabajo de edición que no nos permite pronóstico. También las actuaciones realmente son buenas, destacando a Margarita Rosa de Francisco con ese papel bizarrísimo de la yonqui loca y ninfómana, en la que no es común ver a actrices conservadoras de la imagen, realmente una sorpresa y una intervención memorable.

Un filme bien concebido desde su estructura narrativa, que combina muy bien la técnica de narrar oscilando entre pasado y presente para dejar en claro los mensajes discursivos sobre la concienciación de los pesares que deben pasar aquellos que se arriesgan a buscar horizontes más prósperos a pesar de la ilegalidad.

Una cinta dura y realista, subida de tono en algunos pasajes desde la liviandad sexual y la bajeza inescrupulosa por conseguir objetivos materialistas a cualquier precio, aún a expensas de lastimar los sentimientos y las sensibilidades de los demás.

Al grano: Interesante película colombiana que muestra el entendimiento de un personaje por si mismo a traves de la búsqueda de la persona amada en un lugar ajeno.

* * * * / 5

Hancock – Fate doesn’t decide everything. People get to choose.

Hancock, Peter Berg, 2008

Hancock, Peter Berg, 2008

¿De qué trata?: Hay héroes, hay superhéroes… y luego está Hancock (Will Smith). Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Todo el mundo lo sabe. Todo el mundo, menos Hancock. Insatisfecho, atormentado, sarcástico e incomprendido, las acciones heroicas y bienintencionadas de Hancock cumplen su objetivo y salvan muchas vidas, pero siempre provocan unos tremendos desaguisados. La población ya no puede más y, aunque está agradecida de tener a su héroe local, los buenos ciudadanos de Los Ángeles se preguntan “qué es lo que han hecho para merecer a este tipo”. Hancock no es alguien al que le importe lo que piense la gente, hasta el día en que salva la vida de Ray Embrey (Jason Bateman), alto ejecutivo de una empresa de relaciones públicas. Y es entonces cuando el impopular superhéroe se da cuenta de que, al fin y al cabo, tiene un lado vulnerable.

Buen arranque, mal seguimiento...

Buen arranque, mal seguimiento...

La verdad es que una historia que cuente acerca de un superhéroe que no es querido, no es tan innovadora…pero si en esta historia al superhéroe tampoco le importa esto, entonces es completamente distinto, y ESA es la historia que iba a convertir esta película en una obra maestra. PERO al final el guionista opta por una historia completamente distinta que prácticamente anula totalmente la primera. Empieza fenomenalmente bien, y te echas unas risas viendo a tan calamitoso personaje meter la pata una y otra vez empapado en Whisky y causando todo tipo de destrozos.

Mantiene durante bastante rato un ritmo muy alto y divertido hasta que de pronto el guionista se mete en un agujero del que ya no sabe salir, te empiezas a aburrir y finalmente te importa un bledo todo lo que está pasando. La media hora final se puede calificar hasta de horripilante, pierde totalmente la gracia y hasta resulta bastante absurda, muy por debajo de los primeros 45 minutos.

Charlize Therón cumple con un personaje importante para Hancock

Charlize Therón cumple con un personaje importante para Hancock

No obstante es una entretenida peli para pasar el rato y sobre todo divertirse en su primera hora, y quizás es con lo que debamos quedarnos. El resultado es un típico producto veraniego en el que destaca la torpeza del director a la hora de transitar a su personaje principal de vagabundo a superhombre como esa forma que tiene de hacer avanzar la historia hacia su espectacularmente absurdo final no sólo sin desarrollar una mitología rigurosa o lógica, sino reescribiendo constantemente sus propias reglas narrativas y dramáticas.

Hancock está perdido, no se encuentra a si mismo, no sabe quién es. Sólo sabe que tiene unos poderes increíbles y esto le convierte en un gamberro peligroso, falto de cariño y sobre todo de sentido en la vida. El personaje es simpático, Will Smith lo es, y cae bien haga lo que haga. No es una comedia al uso, ni un drama tradicional, ni una película de acción convencional, no encuentra, diría yo, una clasificación clara dentro de un género. Hancock, no es ni un Spiderman ebrio, ni un Superman tarado, quiere ser él mismo, distinto a todos. Si descartamos los efectos especiales, que son inmejorables como en cualquier película actual, nos quedamos con una cinta de muchas pretensiones pero pocos logros. Un héroe distinto que manifiesta su desagrado hacia los uniformes de los superhéroes clásicos juzgándolos como ridículos pero se cuida bien de no mencionar a los superhéroes consagrados. Su propio uniforme, una vez que acepta embutirse dentro de él, le parece demasiado ajustado. Fuerza un final feliz rescatando de la muerte a los dos protagonistas cuando el fin natural hubiera sido el sacrificio de uno de los dos.

Al grano: No es la gran película de Superhéroes. No viene precedida por una gran (ni pequeño) comic. Le falta un poco de fuerza y se hace corta. Pero al final es una película fresca y entretenida.

* * / 5