Coco antes de Chanel…

Coco antes de Chanel, Coco avant Chanel, Anne Fountaine, 2009

Coco antes de Chanel, Coco avant Chanel, Anne Fountaine, 2009

¿De qué trata?: Se centra en los años de aprendizaje de la gran diseñadora de moda y demuestra como una joven de una familia muy modesta, autodidacta pero dotada de una personalidad excepcional, llega a ser un símbolo de éxito y libertad, creando la imagen de la mujer moderna después de haberlo sido ella misma.

Muy buenos los detalles técnicos...pero sosa en fondo.

Muy buenos los detalles técnicos...pero sosa en fondo.

Teniendo en cuenta la época, y muy especialmente el mundo en el que se adentra, la moda, dominada mayoritariamente por hombres, la aparición de esta jovencita francesa supuso todo un acontecimiento, y un verdadero hito ver el cielo hasta donde fue capaz de volar. Pero no es el mundo de la moda ni sus entresijos lo que se cuenta en esta película, sino más bien los orígenes de esta niña huérfana de madre, y la manera en que se fue abriendo camino a base de ingenio y mucha personalidad.

En este sentido, nos encontramos con una historia ya tratada con anterioridad en cine y novelas, en torno al duro recorrido de una persona desde la humildad hasta la popularidad, desde la discreción hasta la leyenda. No hay por tanto en este aspecto innovación, ni lo hay tampoco en la manera de contar la historia. Por desgracia la película es bastante plana en el terreno dramático. Sólo cuenta los comienzos desde que actúa en un cabaret de segunda fila. Esta desaprovechada de principio a fin. Es aséptica, omite cualquier escena comprometida, no tiene ritmo. En ningún momento se aprecia la evolución profesional. No sabemos por qué tiene ese poder de fascinación. Lo único que la hace especial es que viste de manera diferente.

La película no capta la poderosa escencia de Coco Chanel

La película no capta la poderosa escencia de Coco Chanel

El montaje la hace más lenta de lo que es. Es inevitable compararla con “La vie en rose“, biopic de Edith Piaf, otro de los mitos franceses del siglo XX. ¡Qué diferencia!. En ella sacaban el máximo partido, vaivenes emocionales, pasión, decepción, etc. Todo lo que le falta a esta Coco desangelada.  Es una lástima porque Audrey Tautou ha demostrado sobradamente que es una gran actriz, aparte de tenernos omnubilados por su encanto y su belleza. Pero lo cortés no quita lo valiente, y la peli no funciona, posiblemente no por ella sino por la remilgada, austera y parca dirección de Anne Fontaine. Audrey, ¿qué te han hecho?

Al grano: La película es bonita pero falla en fondo y estructura. Te queda con el sabor de que pudo haber sido mejor.

* * 1/2  /  5

Identidad Sustituta

Identidad Sustituta, Surrogates, Jonathan Mostow, 2009

Identidad Sustituta, Surrogates, Jonathan Mostow, 2009

¿De qué trata?: Ambientada en un mundo futurista donde los humanos viven aislados en interacción con robots, un policía (Bruce Willis) se verá forzado a abandonar su hogar por primera vez en años para una investigación. Todo comienza cuando dos agentes del FBI (Willis y Radha Mitchell) son asignados para investigar el misterioso asesinato de un estudiante universitario relacionado con el hombre que participó en la creación del fenómeno high-tech de los sustitutos, que permiten a la gente comprar versiones perfectas de sí mismos -en buena forma, guapos, y controlados por control remoto-. Estas máquinas perfectas acaban asumiendo sus roles vitales, de modo que la gente puede experimentar la vida a través de otro cómodamente sentados en el sofá de su casa. El asesinato pone de manifiesto una cuestión: en un mundo de máscaras ¿quién es real y en quién se puede confiar?

Se ha comentado en múltiples ocasiones en referencia a este género que aquellas obras que, presentando una paradoja o una anomalía física o biológica (ciencia), situada en un lugar y un tiempo determinado para narrar una historia en función de unos personajes (ficción), alcancen la reflexión, generalmente sobre la condición humana (filosofía).La tendencia pesimista (con cierre optimista, claro) del cine de este milenio referente al ser humano, no escapa a Identidad Sustituta, que si bien no muestra el Apocalipsis de nuestra especie como especie viva, sí lo hace como especie humana: la máquina vence al hombre, porque el hombre quiere ser máquina.

 El apoyo que ofrecen unos buenos efectos especiales al argumento científico (que resulta convincente cuanto mayor sea el equilibrio entre la imaginación y la verosimilitud), no es suficiente para salvar los papeles a esta producción, que no consigue que sus buenos detalles sean algo más que meras anécdotas en el guión.Toda la perfección humana ¿Qué es lo que puede salir mal? El gancho de ficción viene gracias a un Willis ensangrentado y atormentado que tiene que salvar la vida a un numeroso grupo de seres humanos, no sólo a unos cuantos si no a toda la raza humana. El umbral, o mejor dicho, el hueco que se forma entre nuestro conocimiento limitado y los hechos que acontecen ante nuestros ojos, abre las puertas a la divagación, la exposición de teorías, la formulación de incógnitas. Es la parte más jugosa para el guionista y el escritor. Por desgracia, Jonathan Mostow reduce este jugo a unas lágrimas en un par de personajes y unas cuantas críticas sin dirección a la sociedad de plástico y videojuego. Ni siquiera consigue conmover en su oda a la belleza de la imperfección.

Así que al final la película es una paradoja en sí misma: una crítica a la falta de inquietudes del ser humano, a la mecanización de la sociedad, a la imagen como referente social, realizada con un cine estético, robotizado y mecánico como el que más, al que le faltan todas esas inquietudes que nos parece recriminar.
Al grano: Intento reflexivo que queda en mero entretenimiento palomero.
* * * / 5

Inglorious Basterds….

Inglorious Basterds, Bastardos sin gloria, Tarantino, 2009,

Inglorious Basterds, Bastardos sin gloria, Tarantino, 2009,Resúm

Resumen de la crítica enviada a LA VERDAD para el 11 de octubre.

¿De qué trata?: Durante la ocupación alemana de Francia, Shosanna Dreyfus (Mélanie Laurent) presencia la ejecución de su familia a manos del coronel nazi Hans Landa (Christoph Waltz). Shosanna consigue escapar y huye a París, donde se forja una nueva identidad como dueña y directora de un cine. En otro lugar de Europa, el teniente Aldo Raine (Brad Pitt) organiza un grupo de soldados judíos para tomar represalias contra objetivos concretos. Conocidos por el enemigo como “The Basterds”, los hombres de Raine se unen a la actriz alemana Bridget Von Hammersmark (Diane Kruger), una agente secreto que trabaja para los aliados, con el fin de llevar a cabo una misión que hará caer a los líderes del Tercer Reich. El destino quiere que todos se encuentren bajo la marquesina de un cine donde Shosanna espera para vengarse…

Quentin Tarantino tiene un gran poderío cinematográfico que trenza, sobre diferentes tonos y géneros, un historial fílmico cuya personalidad supera el conjunto que ofrece el mosaico de referencias. No se trata de una conexión directa con el género o el filme, sino el talento y estilo propio del cineasta que se impone estableciendo una nueva visión dimensionada del autor. Es así que Bastardos sin gloria es un filme puramente tarantiniano cuyos orígenes quedan borrados y ametrallados por la cinefilia y la genialidad.

Tarantino realiza su narración mediante capítulos, desgranando situaciones y sucesos que, poco a poco, conformarán un todo hasta desembocar en un final muy coherente y bien atado que transgrede la historia reconstruyéndola mediante una pantalla de cine. Todos los capítulos mostrados forman una unidad perfecta, es delicioso ver los diferentes estilos remezclados y que da enorme riqueza al contenido como los muchísimos detalles que contiene y que seguro se valorarán mejor en posteriores revisiones.

Mélanie Laurent, muy buena actuación...

Mélanie Laurent, muy buena actuación...

Los diálogos, las interpretaciones, las referencias cinéfilas y las esporádicas incursiones de la violencia, en brutales estallidos que consumen y aderezan un dramatismo producido sin prisa alguna, constituyen las herramientas de un director que, con Bastardos sin gloria ha creado una de las películas más interesantes y audaces de los últimos años. Tarantino ha vuelto a demostrar que no hay en él nada conformista y que continúa renovándose a sí mismo, evitando resultar plano y predecible.

Bastardos sin Gloria exhibe a uno de los villanos más maquiavélicos de la historia del cine, el coronel Hans Landa, que construye en la comienzo el leitmotiv de toda la cinta: un simple disparo puede cambiar toda una guerra como si de un efecto mariposa se tratase. No sólo es una representación conocida del concepto del azar sino del conocimiento personal y las experiencias. Es significativo el juego de idiomas en el guión y el pasado que arrastran los personajes como los actos que desencadenan.

La recreación de la Segunda Guerra Mundial no es un retrato de las trincheras, ni del campo de batalla sino de pura negociación (las situaciones en todas las secuencias se resuelven siempre así).

Gran actuación de Christoph Waltz

Gran actuación de Christoph Waltz

Al grano: Bastardos sin gloria es un monumento cinematográfico a la historia del cine. Un acto de amor brutal, combativo y suicida donde la ficción se mantiene de la mano de una realidad que ha impactado a la humanidad.

* * * * * / 5

Pájaro Negro

Mancuerna entre Ana Serradilla y Humberto Zurita

Mancuerna entre Ana Serradilla y Humberto Zurita

Ray (Humberto Zurita) se enfrenta a su pasado al estar de nuevo con Una (Ana Serradilla) y recordar la apasionada aventura amorosa que sostuvieron hace varios años. La obra Pájaro Negro recibió en 2007 el Premio a la “Mejor Obra Nueva” en los Laurence Olivier Awards en Inglaterra y en los Premios de los Críticos de Teatro de Escocia.

En la Primer Temporada de Pájaro Negro en México (2008), la Agrupación de Críticos y Periodistas de Teatro (ACPT) reconoció a Humberto Zurita con el premio de mejor actor y aKate del Castillocon el premio de mejor actriz, así como la Agrupación de Periodistas Teatrales (APT) reconoció a Kate del Castillo como mejor actriz.

Una obra pequeña, intensa y poderosa. A diferencia del bodrio de las Arpías, Zurita se redime y toma las riendas de una historia fuerte que pone en tela de juicio la pederastía. Un montaje muy bien estructurado. Yo me sorprendí gratamente de la actuación de Ana Serradilla, quien se ve madura y al mismo tiempo ingenua. Una agradable sorpresa. Mientras que al señor Zurita lo sigo viendo en el papel que siempre le ha sido mejor, el de el mismo.

Zurita y Serradilla

Zurita y Serradilla

Ana Serradilla destaca en esta puesta en escena.

Ana Serradilla destaca en esta puesta en escena.

Ventajas:

  • Ana Serradilla.
  • La historia.
  • Producción.

Desventajas:

  • Una actitud plana de Zurita, quien brilla en momentos pero vuelve a apagarse de un momento a otro.

Calificación: * * * * / 5 Muy buena, recomendable.

Código de barras…

Código de Barras, 2009, Dir. Eduardo Sarugal

Código de Barras, 2009, Dir. Eduardo Sabugal

Con apoyo de varias instancias culturales y gubernamentales Eduardo Sabugal escribió un texto que enfatiza una actualidad decadente, a punto de la destrucción y que vivimos en un mundo a expensas de las mentiras comerciales, los demonios sociales y los diferentes choques culturales.

Código de Barras: La danza complementa la idea teatral.

Código de Barras: La danza complementa la idea teatral.

Vivimos en un mundo egoísta, adentrado en sus propias tribulaciones. Código de Barras es un montaje que te propicia una reflexión. Es una propuesta original e interesante. Nos adentra en un supermercado y lo que sucede cuando ocurre un terremoto y cuatro personas quedan atrapadas en su interior. Un hombre viejo, la cajera, un trabajador del supermercado y un cliente consumista metido en su locura y en su encierro a sustentar su vida en productos que compra compulsivamente.

Los cuatro personajes nos adentran en temas como el fervor religioso, la pelea por el agua, el sometimiento al trabajo, el paso de la edad y la expericencia en la vida y la locura que complementa esa sed de comercialismo. Intercalados a la historia se presentan danzas que complementan un montaje bien estructurado y bien producido. Sin embargo no todo es perfecto, pues los actores no lucen tanto y les falla el volumen, haciendo que pierda lucidez este trabajo.

Dirigida y escrita por Eduardo Sabugal se combinan elementos como el video y la danza. El guión bastante original e incisivo te deja pensando en la brutalidad humana y que lo creemos cotidiano puede ser nuestro peor enemigo.

Calificación: * * * 1/2 de 5 / Muy buena, salvo por los detalles técnicos.

Lo cotidiano es un evento teatral.

Lo cotidiano es un evento teatral.

Las Arpías…

Las Arpías 2009 Dir. Humberto Zurita

Las Arpías 2009 Dir. Humberto Zurita

Ofelia Medina

Ofelia Medina

El pasado jueves me tocó asistir a una presentación de esta obra en el Complejo Cultural de Buap. “Las arpías” retoma la anécdota escrita por Robert Thomas, de un hombre asesinado y la reunión de ese número de mujeres que cuentan con un pretexto para ser la homicida. El elenco estuvo formado por María Rubio, Ofelia Medina, Victoria Ruffo, Ana Patricia Rojo, Magda Guzmán, Niurka, Adriana Fonseca y Patricia Reyes Espíndola.

La obra basada en la película de Francois Ozon, “8 Femmes”. Y se respira un aire de thriller. La historia va de esta manera: Todas las mujeres tienen relación con el difunto, María Rubio es la madre alcóholica de los personajes de Ofelia Medina y de Patricia Reyes Espíndola. Ofelia Medina era la esposa del muerto y a su vez madre de los personajes de Ana Patricia Rojo y de Adriana Fonseca. Víctoria Ruffo es la hermana del muerto y Magda Guzmán y Niurka son la nana y la sirvienta respectivamente. Todas tenían intensión de matarlo por lo que alguna de ellas pueden ser culpables.

La obra está mal llevada, la dirección peca de ausente y el resultado es insoportable. Las actuaciones de las actrices es deslucida y el ritmo thrilleriano cae en la comedia. La propuesta es pretensiosa y falla en todo sentido. Yo me fie en el nombre de las actrices en escena y por supuesto del director. Pero el fallido resultado me dejó con un mal sabor de boca. En resumidas cuentas es una obra que no merece ser ni vista ni promocionada. Y que mejor cada quien, se vaya a su casa.

María Rubio da uno que otro chiste, Adriana Fonseca grita y su dicción es mala, Ofelia Medina está de Flojera, Magda Guzmán, Victoria Ruffo, Ana Patricia Rojo están en telenovela y Niurka, vaya, es la que mejor parada queda por lucir natural y segura.

Calificación:  * de 5 / Bajo su propio riesgo.

Las Arpías se han promocionado bastante, sin embargo no cumplen lo que prometen

Las Arpías se han promocionado bastante, sin embargo no cumplen lo que prometen