Yo soy mi propia esposa

Yo soy mi propia esposa de Doug Wright con Héctor Bonilla

Yo soy mi propia esposa de Doug Wright con Héctor Bonilla

Charlotte von Mahlsdorf.

Charlotte von Mahlsdorf.

Está basada en la vida de Charlotte von Mahlsdorf, un extravagante personaje de Berlín del Este, conocido por coleccionar relojes, fonógrafos y muebles antiguos de la época de Wilhelm II. Von Mahlsdorf salió airoso de dos de los más opresivos regímenes del siglo XX (los nazis y los comunistas); mientras se mostraba abiertamente travestido. Creó un museo en Berlín, que aún hoy sigue abierto, donde salvaguardó los objetos de arte y el mobiliario que rescató de los embates de la segunda guerra mundial. Por este aporte al patrimonio cultural germano fue distinguido con la Orden Alemana del mérito luego de la caída del muro. Sus años finales fueron muy controvertidos debido a las acusaciones de complicidad con los Stasi (policía secreta alemana).

Explorando el conflicto sobre los sentimientos de Charlotte, Doug Wright produjo un dinámico y profundo trabajo que resultó un vívido retrato de la Alemania en la segunda parte del siglo XX, moralmente compleja.
En la obra, Wright viaja de Nueva York a Berlín para entrevistar a Charlotte y queda hechizado por su encanto y sus relatos sobre cómo logró sobrevivir a los maltratos de su padre.

“Yo soy mi propia esposa” bebe de varias fuentes; transcripciones de mis entrevistas con el sujeto; Charlotte von Mahlsdorf, que abarcan desde nuestro primer encuentro en agosto de 1992 hasta enero de 1994; cartas que intercambiamos hasta su muerte en el 2002, artículos publicados en diarios sobre su vida; archivos de los Stasi y míos personales”, señala respecto a la obra, Wright, su creador.

Entrar en la Piel de Lothar Berfelde,  enfrentar a un estricto régimen social de la Alemania de 1928 y a un implacable padre que le exigía ser soldado, no ha sido tarea fácil para Héctor Bonilla, es más; el tener que hablar con acento alemán y aprenderse de memoria los diálogos de 35 personajes para la obra YO SOY MI PROPIA ESPOSA ha hecho más interesante su reto.

La historia del monólogo ha sido premiada en numerosas ocasiones por muchos sitios del planeta, tal es el caso de Nueva York, donde recientemente obtuvo los premios Tony y Pulitzer, debido a su complejidad y todo lo que envuelve dentro de sí, tras abordar el caso de Charlotte von Mahlsdorf, quien hace años se convirtió en un héroe por su labor como protector del acervo cultural de la humanidad, además de ser un extravagante personaje de Berlín, quien salió airoso del régimen nazi mientras se mostraba abiertamente como travesti, situación que fue severamente criticada.

Con un teatro lleno, Bonilla, quien usó durante toda la obra un vestido negro, unos toscos zapatos y un collar de perlas, no necesitó más que unas sillas, vitrinas, relojes y otros muebles para ganarse los aplausos del público, incluso antes de comenzar su actuación.

Lo mejor: La poderosa actuación de Hector Bonilla. El buen trabajo de producción y traducción de la obra original.

Lo peor: No existe LO PEOR es uno de los mejores montajes mexicanos del año.

* * * * * / 5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s