Marcha de Colores



DSC04153, originalmente cargada por gustavobarrientos88.

¿Por qué marchar? ¿Por qué ir y sumarme a un grupo de personas que gritan consignas y van en comparza? ¿Por qué no hacerlo todos los días? La idea de la marcha es buena, levantar la voz y ganar reconocimiento, pero es virtualmente mala al ser opacada con tanto desmadre que muchas usan para ir a ligar y destramparse. El marchar es algo que deberíamos de hacer todos los días en el sentido de ser valientes y acordes con nosotros mismos. De defender nuestros ideales y nuestras verdades. Nuestra propia lucha interna es igual de fuerte que una pugna externa. No olviden que al marchar también se les da reconocimiento a todas las víctimas del VIH, acaecidos por la homofobia y por todos los daños hechos a personas con diferente orientación sexual. No todo es fiesta, tambien hay dolor. Así que recuerden antes de pensar ir a una marcha, sólo recuerden por qué lo hacen, por qué luchan…Y todo será más fácil

Up, una aventura de altura

UP una Aventura de Altura, UP, Pete Docter - Bob Peterson, 2009

UP una Aventura de Altura, UP, Pete Docter - Bob Peterson, 2009

¿De qué trata?: Carl Fredricksen es un hombre de 78 años de edad. Cuando era un niño, conoció y, finalmente, se casó con una niña llamada Ellie, que creció en una pequeña ciudad. Ellie siempre soñó con explorar las montañas, pero falleció antes de tener la oportunidad. Ahora, cuando amenazan con trasladar a Carl a un asilo de ancianos, éste decide cumplir su promesa. Sin embargo a su aventura se suma un chico de 9 años llamado Russell. Ambos, tan opuestos entre sí, corren emocionantes aventuras en terrenos salvajes, enfrentándose a villanos inesperados, y a todas las criaturas aterradoras que esperar en la selva.

Nuevo proyecto de Pixar en pantallas, esta vez de la mano de los que trajeron Monsters, Inc. en el 2001. Como siempre las películas de Pixar destacan en monstrar doble mensaje, uno para los niños y otro para los adultos. Los niños tienen la oportunidad de vivir una aventura mientras que los adultos volteamos a ver a la persona a lado para agradecerle el camino y los sueños recorridos a lo largo de la vida.

Sin embargo, el pequeño inconveniente de la película es que tiene algunos errores en el guión, que si bien se pueden pasar por alto entendiendo los cánones en la animación, son notorios.

Técnicamente la película no se queda atrás en cuanto a contenido y mucho encanto.

Al grano: Pixar demuestra nuevamente que es el Rey en la animación, una película indispensable de ver y de gozar.

* * * * / 5

Sin Nombre

Sin Nombre, Cary Fukunaga, 2009

Sin Nombre, Cary Fukunaga, 2009

¿De qué trata?: Sayra (Paulina Gaitan), una adolescente hondureña, se reúne con su padre para viajar con él a los Estados Unidos; a partir de Chiapas, viajan en el techo de un vagón de carga, en donde son vulnerables a la naturaleza y a la violencia. Mientras tanto, en un grupo de maras uno de sus miembros se separa y huye en el tren de carga.

Cary Fukunaga, es un joven director ya bastante versado en la temática de la emigración de latinos desde Centroamérica a USA. Antes de “Sin Nombre“, ha dirigido el cortometraje, “Kofi” (2003), ganador de Mejor Corto del Bronx Independent Film Festival, y también el cortometraje “Victoria para chino” (2005), donde abordó el tema de la emigración clandestina, siendo galardonado con la Mención de Honor del Jurado en el Festival de Sundance 2005.

En “Sin nombre”, su primer largometraje, aborda el hecho social centroamericano de las “maras”, realidad cada vez más multiplicada en El Salvador, Honduras, Guatemala, Nicaragua y México, es decir pandillas antisociales y delincuenciales compuestas en su mayor parte por jóvenes, adolescentes y niños, todos ellos procedentes de familias desestructurizadas, barrios marginales, pobreza endémica, emigración frustrada, gente sin educación, etc. Estos grupos de pandilleros violentos, mafiosos, brutos, drogados, animales humanos prácticamente irracionales, estas “maras”, están expansionándose y han exportado su aterrador modelo existencial a EE.UU. e incluso a Europa.

Los Mara Salvatrucha mostrados en la película, destaca Luis Fernando Peña...

Los Mara Salvatrucha mostrados en la película, destaca Luis Fernando Peña...

Parece que el tiempo dónde los malos son muy malos y los buenos son muy buenos sigue en la mente de mucha gente que considera a los grupos marginales como un enemigo de la sociedad y que estos grupos pretenden eliminar a la sociedad por su maldad e irracionalidad… ingenuo punto de vista a mi juicio. Los grupos marginales, sus problemas, necesidades y desgraciadamente sus respuestas, son inherentes a nuestra sociedad porque nuestra sociedad los ha creado, gracias a las injusticias, impunidad, desigualdad, mala distribución de la riqueza y un largo etcétera; la sociedad los ha marginado, los ha empobrecido y explotado, su existencia no es elegida, como tampoco su respuesta… “mi vida es una mierda” dice el protagonista, y una mierda es lo que esa gente ha recibido.

Migración y Maras, dos problemáticas unidas en ésta película.

Migración y Maras, dos problemáticas unidas en ésta película.

Fukunaga nos muestra con contundencia y estética lo endemoniados que pueden ser los integrantes de estas maras y como dentro de ellas se adiestran en el terror y el terrorismo de andar por casa o barrio, a simples niños a quienes despersonalizan transformándolos en bestias, en desalmados con apariencia humana. En paralelo Fukunaga vuelve a tocar de lleno el tremendo y doloroso tema de los emigrantes que ansían introducirse en EE.UU. en busca de una vida mejor, y en esta ocasión lo hace narrándonos la odisea de los emigrantes que cruzan toda Centroamérica o varios países, con la intención de llegar a colarse en EE.UU.

Toda la trama está muy bien conjuntada, narrada de manera realista y convincente; nos atrapa el interés de espectadores a través de una dinámica durísima que va aumentando conforme avanza el desarrollo de las historias paralelas que presenta.

Hablando de cine mexicano, por fortuna existen los contrastes y en los estrenos de la semana, Sin nombre, es una película mucho mejor realizada en la que noto la preocupación por entregar un trabajo detallado y de calidad. Bajo el respaldo de los estudios universal y con productores como Gael García Bernal y Diego Luna, podría haber un respaldo para que la película encontrara mayor número de recintos donde proyectarse. La última palabra la tiene el público.

Toda la parte técnica de la película es muy cuidada, el sonido y la fotografía están de elogio (cosa rara en las películas de tinte social), el guión es sumamente adecuado y realista, las actuaciones muy bien logradas. En resumidas cuentas, un producto acabado y bien hecho que sin ser panfletario te muestra una perspectiva de lo que sucede en la vida real.

Al Grano: Poderosa película que merece no ser tomada a la ligera para darle un estudio interesante. La temática mostrada en la película es verás y contundente.

* * * * 1/2 / 5