Los viajes ilustran…


(Paola, Miguel Ángel y Gus con Sergio Basañez en Playa del Carmen)
(Parte 1 –Mérida y anexas)

El viernes 22 de junio tuve la oportunidad de irme con mi amiga Paola a unas lindas y agradables vacaciones. En primer lugar es necesario entender que para que no dupliquen tu boleto en el avión es necesario llegar a tiempo. Antes de enterarme de mí boleto duplicado nos encontramos a mi amiga Alma (Maestra de Economía en el Colegio Inglés y de Pueblo Bonito) con la cual tuvimos una interesante plática sobre algunas relaciones que se dan entre personajes del ambiente (LGBT). Abordamos el avioncito de Aladia del gran Aeropuerto Poblano. Se dio la solución del boleto y después de dos horas de puro jolgorio con la amiga llegamos a Cancún.

Para cumplir con el itinerario del viaje nos dirigimos hacia el centro de Cancún para buscar la Terminal camionera e irnos a la bella y blanca ciudad de Mérida. El camión salió inmediatamente después de que llegamos a la Terminal. Nos fuimos en un ADO GL el cual creíamos que iba a resultar cómodo. Pues solo quedó en eso, creencias. El camión resultó una cruza entre guajolotero y confort, la cafetería estaba vacía (esa que está junto a los baños y en donde según hay café), como fuimos los últimos en subir nos tocó hasta atrás, el asiento de Paola no se podía reclinar y lo peor de todo es que nos tocó rescatar a varias niñas que se quedaban atoradas en el sanitario de damas. La película que nos pusieron la interpretaré como de esas que salen en el canal 5 los sábados de nada que hacer, creo que la película se llama “Muerto pero de la risa” (Sin referencia encontrada) entonces se imaginarán el resultado. Miguel Ángel, el novio de Paola, nos esperaba ya puntual en la Terminal del ADO de Mérida después de 4 horas de viaje. Total ese viernes viajé 6 horas. O lo que es mejor 1500 Km en el mismo día.

La casa de Miguel Ángel es del puro estilo de una casa de un puerto, sencilla, con aire de tranquilidad y con unos cuartos que me recordaban a la de la casa de un tío que vive en Atlixco, Puebla. Me tocó quedarme en su cuarto, el cual se encontraba después de la cocina pues realmente antes era la despensa de la casa, la puerta medía alrededor de 1.50 cm lo cual era un chiste entrar al cuarto. Para esto tenía un baño el cual pensé yo que tenía ciertas ventajas pues no me tenía que bañar en el baño donde, Paola, Miguel Ángel y la mamá de él, se bañaban. Esa noche no estaba la mamá de Miguel en la casa por que salimos a caminar por el Paseo Montejo. Regresamos a dormir a la 1 de la mañana.

El sábado creía que iba a ser un día ajetreado pero no, fue un día muy tranquilo. Lo primero que hice fue descubrir que mi baño realmente sólo servía para dos cosas, wc y lavabo, la regadera era prácticamente inservible pues solo salía un chorrito miserable. Lo cual con el dolor de mi corazón me llevó a aceptar que tenía que compartir la otra regadera. Salimos Mike, Paola y yo rumbo al dojo donde Mike imparte Kick-Boxing, nos presentó a sus compañeros, Aquí Paola me robó mi cel y habló con mi amigo Chucho, el cual, pensábamos también visitar en Playa del Carmen (Eso será relatado más adelante) y se puso de acuerdo con él, lo hiriamos a visitar el jueves. Para este momento creía que Mike nos iba a llevar a Museos o atracciones turísticas, pero el sábado nos llevó a la Plaza comercial más grande de Mérida, la cual recorrimos toda la mañana. Desayunamos en un Samborn’s y después nos dirigimos a su casa.

Después de pasar un buen rato aburridos, estuvimos platicando de mi vida, de mis sueños, de mis amores y demás, Mike y yo tuvimos un acercamiento que no habiamos tenido en los años que lo conozco, después Paola y Mike se fueron a dormir mientras en ese lapso me chuté completo La máscara), Paola después fue a visitarme a mi cuarto y nos escapamos a caminar. A mitad de la caminata nos ganó la lluvia, después de eso nos regresamos a mi cuarto y nos pusimos a ver la lluvia caer por una puerta que daba de mi cuarto al patio de la casa. Después volvimos a salir, y llegamos a una iglesia en medio de un parque, volvimos con la sorpresa de que Mike le reclamaba a Paola una llamada que supuestamente le había hecho a una fulana que quiere con él, Paola no hizo tal llamada por la que yo me molesté, y mientras ellos discutían, yo recogía mis cosas, después Paola llegó para detenerme y me explicó el malentendido. Después Miguel llegó y me pidió perdón, (Acaso me habré enojado bastante para que me pidiera perdón a mí??).

Después de conocer a su agradable señora madre, nos llevó muy dispuesta en la noche a cenar, probamos los salbutes y los panuchos, que cosas tan sabrosas, después pese a mi sueño (ya era noche), nos llevó a conocer Progreso, la playa cercana a Mérida, caminamos un rato por la playa anochecida, el momento en el cual me hizo reflexionar algo que me dijo mi amigaza de las cartas, el amor es como el océano, y es cierto, se los puedo asegurar. Llegamos a Mérida a las 2 de la mañana, nos teníamos que despertar temprano, pues el domingo teníamos un bautizo con los familiares de Mike.

El domingo llegó tan rápido que ni sentí lo que dormí, para esto, todos nos despertamos tarde y no llegamos a la misa, nos fuimos directos a la comida, todos teníamos hambre pues no habíamos desayunado y fue ahí donde Mike presentó a Paola con su familia, y yo, iba de chaperon. Su familia es tan folclórica que se presta para una novela al estilo de La casa de los Espíritus de Isabel Allende . Las hermanas de Gaby (la mamá de Miguel) son totalmente un caso. Se pueden apreciar diferentes estratos sociales dentro de la misma familia, los acomodados, los que aparentar ser como los acomodados, los sencillos, los rechazados y los independientes. Para esto aprendí que las telenovelas dejan en la gente una enseñanza de vida, pues una prima se embarazó para atar al novio y demás historias simpáticas que ni Silvia Pinal podría contar en Mujer, casos de la vida real. Durante la alegre celebración se suscitó un simpático evento. La señorita que está enamorada del señor Mike es hermana de la esposa del hermano de Mike, y fueron al bautizo, lo que empezó con el aumento de las vibras extrañas. Mike y Paola discutieron, Mike la hizo llorar y por ende, yo defendí a Paola, por lo que me volví a enojar (clásico en mí), Gaby nos retiró del lugar a los tres (Mikel, Paola y yo). Nos llevó a su casa, Paola y Mike se fueron a discutir, mientras Gaby me felicitaba por defender a Paola, después volví a hacer mis maletas y esta vez las dejé en la puerta, ya después las volví a regresar pues Paola volvió a interceder por el, nos quedamos de nuevo encerrados toda la tarde, lo cual a mí me permitió ver capítulos del maratón de Grey’s Anatomy, un capítulo el cual me agradó bastante, fue sobre unos siameses, el cual el fondo de todo el capítulo la frase de “nosotros creamos las distancias” me hizo entender muchas cosas. Amo esa serie, Gracias Becks!. Después de ver Grey’s Anatomy, fuimos a caminar por el centro de Mérida, (vaya, hasta que se me hizo). Que precioso es Mérida, es una ciudad hermosa, el centro es muy divertido y alegre en domingos.

El lunes fue otro día folclórico, Miguel nos quiso llevar a un zoológico que estaba cerrado por lo tanto terminamos en el cine, vi shrek 3 de nuevo (ver comment abajo). Después fuimos de casa en casa donde corroboré mi teoría de la posición de género de las mujeres en la familia de Mike, fue un día realmente inexistente, nos quedamos toda la noche en la casa, donde pude chutarme otra película en el cable, vi Notting Hill y me dormí…

El martes fuimos a Chichén Itzá, el viaje de dos horas de recorrido estuvo denso, pero el lugar realmente valió la pena, recorrimos toda la zona arqueológica, el cenote sagrado, la pirámide, el juego de pelota, el templo de las mil columnas y el observatorio fueron parte primordial de la visita de este maravilloso lugar. Después nadamos en un cenote llamado Ikkil, el cual, les confesaré que demostré mi medio a las profundidades, no me pude meter hasta que no tuviera puesto el chaleco salvavidas, (Inmediatamente recordé mi quote sobre el amor y el mar pero no sé si tenga alguna relación realmente), ese lugar es precioso, una increíble experiencia.

El miércoles nos dirijimos a Cancún, el cuál entra en la segunda parte que será pronto posteada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s